martes, 15 de mayo de 2012

Albert Camus en imágenes

Seguramente ya lo habrán visto en librerías, pero yo subrayo su interés y su impecable factura. Albert Camus, solitario y solidario es un libro que nos acerca a la figura del este gigante de las letras a través de una selección de fragmentos de algunos de sus libros y de un buen número de fotografías, cartas, ilustraciones y otros documentos clave. Un libro realizado por la hija del escritor, Catherine, que justifica así su publicación: «Mis hijos y mis nietos, mis sobrinos y mi resobrina no lo conocieron. Por ellos he querido volver a todas estas imágenes. Para recobrar la sonrisa, la vivacidad y la generosidad de aquel hombre despierto y entusiasta que me dejó vivir.»

Creador de una de las obras literarias más importantes del siglo XX, con títulos trascendentales como El extranjero, La peste o La caída, filósofo del absurdo y la rebeldía, comprometido social y políticamente, crítico a partes iguales con el fascismo y el comunismo esto último le valiló quedarse marginado entre los intelectuales de su época, que lo tacharon de reaccionario, de ahí el calificativo de 'solitario' del título de este libro, inconformista, rebelde, Premio Nobel, fumador empedernido... 

Como una cruel burla del destino, su muerte, no pudo ser más absurda. El automóvil en que el escritor viajaba a París como acompañante chocó el 4 de enero de 1960 contra el único árbol que había en el camino, después de que reventara un neumático trasero. Tenía 46 años.

Las obras de Camus tratan de la búsqueda del sentido de la vida y el desgarramiento interno del ser humano. Sus libros nos afectan y nos dejan desolados y maltrechos anímicamente, quizá proque hablan el lenguaje de la autenticidad. A menudo, en ellos, el escenario es el paisaje argelino y mediterráneo que para él era muy importante.

Este magnífico libro de su hija Catherine, editado por Plataforma, de formato grande y cuadrado, un tanto incómodo para encajarlo en estanterias de medidas ordinarias, nos muestra la vida en imágenes de un intelectual de los de verdad, de los que hoy haría tanta falta, no esta medianía intelectualoide, interesada y acomodada, de pacotilla, que nos circunda.


 Imágenes: Camus en la terraza de Gallimard (izquierda), en barca en el verano de 1957 (centro), y Camus y Michel Gallimard (derecha).

No hay comentarios:

Publicar un comentario