martes, 1 de mayo de 2012

Strindberg, el genio perturbado

Como ocurre con Dickens, este año se celebra el centenario, pero en este caso de la muerte, de otro importante autor, el sueco August Strindberg. Por este motivo, algunas editoriales se han lanzado a publicar parte de su obra que estaba inédita en español. Strindberg está considerado el padre del teatro de la crueldad y del teatro del absurdo. Monomaníaco de la persecución, severo misógino, impenitente polemista, su turbulenta  vida se vio reflejada en todas las facetas de su arte: el teatro, la narrativa, el ensayo, la pintura, la fotografía. Crítico atroz de la sociedad burguesa de su época, a la que ama y odia al mismo tiempo, Strindberg cultiva una literatura acerada y turbulenta, de la que no está exenta la ironía y el ácido sarcasmo. 
Dos novedades, cuidadas al extremo y muy atractivas, del autor sueco podemos encontrar por estos días en las librerías. La primera de ellas, y que personalmente me interesa más, es El salón rojo, que ha sido considerada la primera novela moderna sueca. Aparecida en 1879 es un retrato fiel del Estocolmo de su época y por ella pululan editores sin escrúpulos, funcionarios corruptos, pintores que han de empeñar las sábanas para comer ese día, sociedades anónimas de teatro, negocios que se proyectan sin tener ninguna idea previa, sociedades caritativas de señoras desocupadas, periódicos rivales que encumbran a alguien o le hacen perder la fama, y tantos otros aspectos de una sociedad burguesa y podrida. Editada por Acantilado, en su web (aquí), pueden leerse los excelentes comentarios positivos sobre la obra y el primer capítulo de la misma, el famoso vuelo de pájaro sobre la ciudad de Estocolmo.


La otra novedad interesante es la edición de los Cuentos que ha publicado Nórdica. Escritos en 1903, nos muestran una faceta muy poco conocida del escritor, la del artista de "buen humor", capaz de hacernos disfrutar y aprender con las moralejas presentes en algunas de estas fábulas, realistas unas, satíricas otras, todas ellas cargadas de poesía y de sugerentes imágenes. Sus raíces están en los cuentos de hadas, a la manera de Hans Christian Andersen y E.T.A. Hoffmann. La edición de estos cuentos, y que le da un valor añadido, incluye las ilustraciones originales de 1915 realizadas por Thorsten Schonberg.

Ambas novedades, altamente apetecibles.

Ilustración de cabecera: Thorsten Schonberg para los Cuentos.

2 comentarios:

  1. Al Salón rojo le tenía yo ya echado el ojo, pero ahora me atrae mas

    ResponderEliminar
  2. Es que tú estás al cabo de todo, no hay manera. Cómpratelo, tiene una pinta impecable.

    ResponderEliminar