jueves, 11 de octubre de 2012

¿Preparados para este Otoño?

«Experimento, contra la estupidez de mi tiempo, olas de odio que me asfixian. La mierda me llega hasta la boca, como en las hernias estranguladas. Pero voy a conservarla, esa mierda, fijarla, endurecerla. Quiero hacer con ella una pasta con la que embadurnaré el siglo XIX, igual que los indios doran las pagodas con boñigas de vaca.»
Gustave Flaubert. Carta a Louis Bouilhet (30 de septiembre de 1855)

¿Preparados? ¿Lápiz y papel en mano? Porque esta noche a las 23:59 h. comienza el Otoño Flaubert, el monográfico sobre el gran escritor francés que tendrá lugar en El infierno de Barbusse de octubre a diciembre y en el que colabora Alba Editorial. 

Nos encantaría que participaras. Uno de los tres ejemplares de la magnífica edición de La señora Bovary puede ser tuyo. Toda la información aquí.

Nos espera un Otoño diferente, un Otoño inolvidable, un Otoño Flaubert.

12 comentarios:

  1. Yo ya me estoy mordiendo las uñas hace tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Que desagradable introducción por parte de Barbusse. Lo de la mierda es muy feo y no concuerda con calidad de este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gene:

      siento mucho que no le guste y que le resulte feo, pero Flaubert escribía lo que escribía y este fragmento epistolar es el mejor portal de entrada a su figura, ya que resume perfectamente el odio que el escritor francés sentía hacia la humanidad, odio que es el eje central de toda su literatura. Ya decía él que la realidad disgustaba y escandalizaba. Y, en el caso de Flaubert esta es la realidad, por tanto no seré yo quien le eche agua de rosas, ni quien la manipule o esconda, todo lo contrario, ha de mostrarse tal cual es, guste o no.

      Gracias, de todas formas, por su comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Oiiiiiich, ha dicho " mierda", súper dessagradablle, tú. Ya no participo, me has escandalizado. Es que no puede ser, Jesús, hay que hablar de escritores más educados, Carmen Posadas y tal, que no dicen palabras malsonantes. :)

      Eliminar
    3. Jajaja, Muy bueno, bécquer.
      Yo, por mi parte estoy preparado desde el día en que se anunciö este monográfico de Flaubert, que ya hace..., eh.
      Saludos.

      Eliminar
    4. Barbusse: Perdone usted si le ha causado malestar mi comentario sobre la introducción del tema, por qué si este es el portal de entrada a su figura como serà lo de dentro. Yo no sé si debe echar o no agua de rosas, pero si un poco de ambientador. No había otra carta que escribiera Flaubert màs agradable que esta y que nos acercara de una manera menos descarnada a su personalidad?
      Bécquer, tampoco se ponga así hombre, porque mierda lo que se dice mierda la respiro todos los días y en todos los ámbitos de la vida, o no Bécquer?
      Pedro G. : yo no sé que le causa tanta risa señor mio, aporté un comentario al blog, pero se ve que no se respetan las opiniones de los demás, otra mierda por cierto.

      Eliminar
    5. Gene:

      No creo que mi respuesta denote malestar, todo lo contrario, es bueno opinar sobre lo que aquí se cuenta. Para eso se hace este blog, para hablar de Literatura.

      Lleva usted razón en lo del ambientador, yo dije agua de rosas porque me parecía más acorde con la época y estatus de Flaubert. Y sí, Flaubert es descarnado, y llega a ser un misántropo desagradable. En ocasiones, muy desagradable. Contrasta con la perfección de su literatura y su exquisitez estilística. Pero aquí también hay que hablar como hombre, como ser humano. De eso se trataba, de mostrar la cara más amarga y habitual de alguien que concebía el arte como un antídoto de la vida, de esa vida que odiaba y por la que sentía asco. Lo que Vargas Llosa llama "participación negativa de la vida". Y aquì se ha escogido un fragmento de una de las cartas más suaves en este sentido, se lo puedo asegurar.

      De todas formas, sigo sin ver lo que le resulta tan feo. La mierda es consustancial al ser vivo, un tema como cualquier otro. Y más aùn si sirve a un texto lleno de ira como el que nos ocupa. Cuando uno está enfadado con el mundo y con la vida, no dice "cáspita" o "córcholis", sino declara su mayor desprecio con este tipo de palabras.

      En fin, ya digo, siento que no le guste, pero así es Flaubert. Tendrá ocasión de comprobarlo si sigue este monográfico.

      Gracias.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  3. Los escritores a veces llevan sus críticas hacia el mal gusto a la hora de expresarse, pero no por ello dejan de tener razón. Quizás hubiera sido bueno un poco de moderación, pero tampoco sabemos cual fué la circunstancia en que soltó esos tesorillos.
    Me apunto al Otoño Flaubert a ver como me sale.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Mariuca, a eso me referia, cuando todos los demás participantes han saltado,de una manera desproporcionada. Veo en usted una persona con criterio y moderada en sus opiniones.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Muy interesante aunque hace tiempo que leí Madame Bovary y no lo voy a releer ahora. Muy buena iniciativa de revivir a un clásico.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Eva. Aunque no vuelvas a leer la obra, sí te animo a participar en el monográfico sobre Flaubert.
    Un saludo, y bienvenida.

    ResponderEliminar