miércoles, 24 de abril de 2013

Dar o Un año de infierno


Un día como hoy, hace justo un año, nació este blog. Lo inauguré con un texto sobre Londres, de Perec, extractado de su libro Lo infraordinario. Para celebrar el primer aniversario infernal, les ofrezco hoy este enérgico y estimable texto de Fromm, texto que, según mi criterio -criterio que puede estar equivocado, pero que al fin y al cabo es el mío-, les puede ser de recreación y provecho. Espero que lo disfruten.


«¿Qué es dar? Por simple que parezca la respuesta, está en realidad plena de ambigüedades y complejidades. El malentendido más común consiste en suponer que dar significa "renunciar" a algo, privarse de algo, sacrificarse. La persona cuyo carácter no se ha desarrollado más allá de la etapa correspondiente a la orientación receptiva, experimenta de esa manera el acto de dar. El carácter mercantil está dispuesto a dar, pero sólo a cambio de recibir; para él, dar sin recibir significa una estafa. La gente cuya orientación fundamental no es productiva, vive el dar como un empobrecimiento, por lo que se niega generalmente a hacerlo. Algunos hacen del dar una virtud, en el sentido de un sacrificio. Sienten que, puesto que es doloroso, se debe dar, y creen que la virtud de dar está en el acto mismo de aceptación del sacrificio. Para ellos, la norma de que es mejor dar que recibir significa que es mejor sufrir una privación que experimentar alegría.

Para el carácter productivo, dar posee un significado totalmente distinto: constituye la más alta expresión de potencia. En el acto mismo de dar, experimento mi fuerza, mi riqueza, mi poder. Tal experiencia de vitalidad y potencia exaltadas me llena de dicha. Me experimento a mí mismo como desbordante, pródigo, vivo, y, por tanto, dichoso. Dar produce más felicidad que recibir, no porque sea una privación, sino porque en el acto de dar está la expresión de mi vitalidad.

(...)

En la esfera de las cosas materiales, dar significa ser rico. No es rico el que tiene mucho, sino el que da mucho. El avaro que se preocupa angustiosamente por la posible pérdida de algo es, desde el punto de vista psicológico, un hombre indigente, empobrecido, por mucho que posea. Quien es capaz de dar de sí es rico. Siéntese a sí mismo como alguien que puede entregar a los demás algo de sí. Sólo un individuo privado de todo lo que está más allá de las necesidades elementales para la subsistencia sería incapaz de gozar con el acto de dar cosas materiales. La experiencia diaria demuestra, empero, que lo que cada persona considera necesidades mínimas depende tanto de su carácter como de sus posesiones reales. Es bien sabido que los pobres están más inclinados a dar que los ricos. No obstante, la pobreza que sobrepasa un cierto límite puede impedir dar, y es, en consecuencia, degradante, no sólo a causa del sufrimiento directo que ocasiona, sino porque priva a los pobres de la alegría de dar.

Sin embargo, la esfera más importante del dar no es la de las cosas materiales, sino el dominio de lo específicamente humano. ¿Qué le da una persona a otra? Da de sí misma, de lo más precioso que tiene, de su propia vida. Ello no significa necesariamente que sacrifica su vida por la otra, sino que da lo que está vivo en él -da de su alegría, de su interés, de su comprensión, de su conocimiento, de su humor, de su tristeza-, de todas las expresiones y manifestaciones de lo que está vivo en él. Al dar así de su vida, enriquece a la otra persona, realza el sentimiento de vida de la otra al exaltar el suyo propio. No da con el fin de recibir; dar es de por sí una dicha exquisita.»

Erich Fromm. El arte de amar, 1959


Imagen: Proyección horizontal. Henri Roger Viollet, 1893

18 comentarios:

  1. Felicitaciones por el año cumplido amigo Barbusse. Un texto alentador, sugerente y tan cierto como la vida en sí misma. Si le digo que este libro se ubicaba en la sección de "autoayuda" de la librería en que yo trabajaba hace un año, probablemente le sorprenda... criterios de gran superficie.

    Bonita foto, también.

    Gracias por seguir compartiendo su buen gusto y dando tanto que comentar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por tan magnífico blog, que se ha hecho de obligada consulta para mí. Gracias por difundir tan buena literatura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Y que cumplas muchos más....

    Gran blog.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por este año, seguro que serán muchos más. El infierno enriquece la blogosfera con sus propuestas clásicas, sus ejercicios de pensamiento de los Grandes, un buen refugio a salvo del tiempo. Porque El Infierno de Barbuse también ha sabido hacer del dar un gesto exquisito. Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Pues mire Barbusse, yo puestos a dar, le voy a dar mi más sincera enhorabuena por el año cumplido, porque además reciprocamente usted nos da un blog de calidad y necesaria consulta.

    la foto maravillosa. Por cierto ¿le gustan las alfombras?

    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Excelente celebración de aniversario (Felicidades, yo olvidé hace unos días que era el mío)con esta cita de Fromm. "El arte de amar" fue durante mi juventud uno de mis libros de cabecera, me ha gustado releer esto y darme cuenta de que no ha perdido vigencia. Para nada.

    ResponderEliminar
  7. Muchas felicidades por tu primer año, espero que nos sigas enriqueciendo con tus comentarios durante muchos más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Enorme texto y enorme blog. Imprescindible cumplir muchos más años. Enhorabuena por no caer en lo tópicos típicos y, especialmente, en la descalificación y en la pseudocrítica pedante, como hacen tantos otros blog.

    saludos

    ResponderEliminar
  9. Me incorporé a este extraordinario espacio cultural con la lectura de Madamme Bovary y ya en aquel momento me dí cuenta que la calidad de los fragmentos y notas superaba con mucho lo que yo había visto en otros blog. Mi más sincera enhorabuena y esperemos que el año que viene celebremos el segundo aniversario. No puedo participar con asiduidad debido a mi profesión, soy sobrecargo de una compañia aérea y estoy de la zeca a la meca casí todos los días del año, pero me pareció oportuno aportar mi felicitación.
    Chicago Usa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, se me olvidó decir que por el primer aniversario regalase un libro. Jajajajaja

      Eliminar
  10. ¿Un año? Por Dios,¡como pasa el tiempo!¡Cada vez me da más miedo la fugacidad de la vida.

    Mi más sinceras felicidades en su primer añito de vida, Sr.Barbusse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Felicidades!!
    Larga vida al inferno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Felicidades amigoo Barbusse. Parece mentira que ya haya pasado un año. Un año en que yo particularmente he aprendido y me he divertido mucho siguiendo cada entrada, cada sugerencia.... En fin, mi enhorabuena y que cumplas muchos más y que nosotros lo veamos..

    Pd. Por cierto, no es mala sugerencia la de Francisco (la de relagar un libro por el primer aniversario), la apoyo totalmente...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Gran acierto con el texto de Fromm para celebrar este aniversario. Es un autor que me marcó cuando tenia unos veintitantos años. A seguir muchos años, Barbusse con este blog ejemplar. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  14. ¡muchas felicidades por este primer aniversario y todo lo que nos has dado a través del blog!

    ResponderEliminar
  15. Paradoja: el más da - y más feliz es dando - es el ser aparentemente más egoísta, el artista.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a todos -ya sea asiduos o episódicos, explícitos o camuflados, comentantes u observantes-, que, en definitiva, es para quien dejo aquí mis notas y neurobibliofilias. Si, encima, gustan a alguien -esté en Chicago o en Suiza o en Navarra o en Canarias o en Sevilla o en Madrid o en...- pues me doy por satisfecho.

    P.D. Y, señor Gopar y señor Ramón, ustedes saben que los sorteos aquí se hacen siempre en mayo o en otoño, así que la cosa estará al caer, paciencia que todo llegará :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar