martes, 21 de mayo de 2013

Sorteo Enterrado en vida 3

Abadía de Westminster, Londres. The Descriptive Album of London, George A. Birch, ca.1896


«Uno de los jóvenes echó a correr a toda prisa escaleras abajo. Afortunadamente, el órgano y los coristas se habían conjurado ya para ahogar los sollozos de Priam. Al poco, un poderoso brazo escondido bajo una negra sotana cayó sobre el hombro de Priam. Este intentó zafarse con ademanes histéricos, pero no pudo. La sotana y los dos jóvenes lo arrastraron escaleras abajo. Descendieron todos juntos a trompicones, tropezando y dando traspiés. Abrieron luego una puerta y Priam se vio al aire libre, en los claustros, sin sombrero y jadeando sin resuello. Sus vigilantes también resoplaban entre jadeos. Lo miraban con gestos amenazadores y triunfales, como si hubieran hecho algo excepcional –y, en realidad, algo habían hecho–, y como si tuvieran la intención de hacer algo más, pero aun no hubieran decidido qué.
–¿Donde esta su invitación? –preguntó el hombre de la sotana.
Priam la buscó en los bolsillos y no pudo encontrarla 
–Debo de haberla perdido –dijo con voz débil.
–¡Bueno, da igual! ¿Como se llama usted?
–Priam Farll –dijo Priam Farll sin pensar.
–¡Está loco perdido, evidentemente! –murmuró  uno de los jóvenes con un gesto de desprecio–. Vamos arriba, Stan; no vayamos a perdernos el salmo por este idiota.
Y los dos estaban a punto de marcharse cuando apareció un policía joven, poniéndose el casco al salir del templo.
–¿Qué es todo este lío? –preguntó con la seguridad y la confianza de alguien que actúa con el respaldo de todos los poderes del Imperio.
–Este individuo, que ha estado molestando y armando escándalo junto al órgano, y ahora dice que se llama Priam Farll –explicó el de la sotana.
–¡Oh! –exclamó el policía–. ¡Vaya...! ¿Y cómo consiguió llegar hasta allí?
–No tengo ni idea –contestó el de la sotana–. No tiene invitación.
–Entonces, ¡fuera! –dijo el policía, cogiendo a Priam bruscamente por el brazo.
–Le agradecería que me dejara en paz –exclamó Priam, rebelándose con todo el orgullo de su carácter contra la fuerza de la ley.
–¿Ah, sí? ¿De verdad? ¿De verdad? –dijo el policía–. ¡Ya lo veremos! ¡Vamos a verlo ahora mismo!
Y el policía arrastró a Priam a lo largo del claustro mientras a lo lejos se percibían los ecos del ‘Destruiría a la muerte para siempre...’.»
(Enterrado en vida. Arnold Bennett. 1908)

Un 'Bobby' o policía de Scotland Yard, ca. 1908

PREGUNTA 3:

Priam Farll asiste a su propio funeral en la abadía de Westminster, después de que los principales periódicos de Inglaterra, haciéndose eco de la sociedad londinense, debatieran intensamente sobre la idoneidad de enterrar o no al gran artista en la iglesia más antigua de Londres. A pesar de los obstáculos que le ponen las autoridades eclesiásticas y los agentes de Scotland Yard, Priam logra zafarse de ellos y va a ser testigo de los honores que rinden a su memoria en la imponente catedral, lugar donde reposan los restos de las más ilustres personalidades del Reino Unido. En el llamado Poet's corner están enterrados algunos de los principales literatos ingleses, científicos, exploradores, políticos, militares, pintores, músicos e incluso actores de renombre internacional. Ahora te toca a ti decir cuáles de los siguientes siete insignes ciudadanos británicos están enterrados en la abadía de Westminster y van a servir de compañía a nuestro querido Priam en su morada final: Lord Byron, Charles Dickens, Isaac Newton, Oscar Wilde, William Shakespeare, Charles Darwin y Jane Austen.

Las bases del sorteo, aquí

¡Suerte!  

21 comentarios:

  1. Espero que esta se me dé mejor....porque la del metro ¿vaya tela!. Todavía estoy dando vueltas por Londres de 1908.

    ResponderEliminar
  2. Respuesta enviada. Me está encantando este juego.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, pero esto no es ningún juego. Esto es un sorteo de libros y aquí vamos a saco a por ellos. Vamos que no es el trivial vaya.
      un saludo

      Eliminar
    2. Chavalote, te veo muy concentrado en el sorteo, vamos que vas a piñon fijo a por el libro.

      Eliminar
    3. Gracias, Lu. Dí que sí, además de un sorteo es un juego para divertirnos y evadirnos de la pesadumbrosa realidad.

      antonio luis: coincido con Ramón J., estás un poquillo exangüe con el libro...

      Eliminar
    4. A. luis, tu no te diviertes ni te evades de la realidad, solo te interesa el libro, el libro.....lo demás te da exactamente igual, jajaja

      Eliminar
    5. yo no se lo que es exangüe, pero me da igual.

      Eliminar
    6. exangüe yo creo que es "como loco", como loco a por el libro....

      Eliminar
    7. Antonio luis, yo me lo tomo como un juego, me gusta buscar la información y me divierte. Por supuesto que quiero el libro, por eso participo también, pero creo que no está mal verle la parte lúdica.
      Un saludo

      Eliminar
    8. Claro, por supuesto Lu, yo también le veo la parte lúdica.
      un saludo

      Eliminar
  3. Hola!!
    Yo ya miré a las nueve de la mañana y me alegré al ver la tercera pregunta, pensaba tener una mañana tranquila por el trabajo, y en un descanso, mirar....Pero el día está siendo rarito, ya me ha pasado de todo, y lo que me queda!!
    A ver si me pongo ahora, esto se pone muy interesante!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inés..., qué va a ser de ti el día que terminemos este sorteo, jajaja.

      Eliminar
  4. Aish, ahora no puedo!! Pero esta noche me pongo a investigar. Hasta luego!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, vale, pero no lo dejes, eh Mónica, que la gente viene fuerte :)

      Eliminar
    2. Pero usted no dice que esto es para evadirse y entretenerse y que esto es un juego, para que decirle a los demás participantes que no lo dejen que los demás vienen fuertes, pero si es un juego, deje usted que se diviertan cuando quieran.
      A unos concursantes se les anima y a otros no. Increible tongo de sorteo

      Eliminar
    3. Es que la diversión no está reñida con la competitividad. Fíjese usted en Nadal, por ejemplo. :)

      Eliminar
  5. Bueno, pues yo ya he enviado mi respuesta que la verdad me ha resultado mas cómoda que la del metro, porque ahí me perdí un poco...
    Y he de confesar que me divierte jugar, pero ganar ¡me encanta!.Con permiso de Antonio Luis...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Está siendo muy divertido, cierto, pero aviso a los que se les ocurra buscar información en la web de la Westminster Abbey, que tiene truco...

    Yo ya he metido el zanco en mi respuesta por no leer bien.

    ¡Un saludo, concursantes!

    ResponderEliminar
  7. Ya he contestado!! Caramba, qué competitividad hay por aquí ;-) y que competentes que somos los lectores de este blog, ¿verdad?

    ResponderEliminar