viernes, 24 de mayo de 2013

Sorteo Enterrado en vida (y 4)

La National Gallery, con St. Martin in the Fields al fondo, Londres, ca. 1900

«La modernidad del vehículo, y la indumentaria y la lozanía del señor Oxford contrastaban con el aspecto de Priam, que parecía en comparación bastante andrajoso. En realidad, estaba entonces bastante andrajoso. El descuido en el vestir se había ido apoderando de él poco a poco en Putney. En otros tiempos había sido un dandy pero eso fue cuando tenia al sinvergüenza de Leek a su servicio Y conforme el coche avanzaba, sin despedir pestilencias gaseosas y sin hacer ruido alguno, por las concurridas avenidas de Londres hacia el centro de la ciudad, ya a toda velocidad cual centella, ya deteniéndose con suave prontitud, ya adelantando en veloz parábola a un vehículo pesado, Priam iba sintiéndose cada vez más y más incómodo. En Putney se había asilvestrado. En los dos últimos años no había salido de Putney –salvo en muy contadas ocasiones, para ir a buscar inspiración en la National Gallery–, y siempre iba en tren y en metro (porque el metro siempre le recordaba momentos maravillosamente románticos), y siempre salía de las profundidades de la tierra en la esquina de Trafalgar Square, Con un extraño entusiasmo emocional. Así que hacía mucho tiempo que no había visto las principales calles de Londres. Había olvidado la riqueza y el lujo de Londres, y las tiendas de cigarrillos orientales, cuyos propietarios tenían nombres terminados en –opoulos, y la altivez de las clases altas y la soberbia, aún más envarada, de sus lacayos. Había dejado a Alice en Putney. Y un demonio misterioso se apoderaba de él, le clavaba sus garras y pugnaba por arrastrarle de nuevo hacia la sencillez de Putney; aquel demonio luchaba ferozmente con él, y consiguió acobardarlo y amilanarlo ante el brillante espectáculo del centro de Londres, y a punto estuvo de sacarlo del coche a la fuerza y obligarlo a volver corriendo a Putney tan rápidamente como pudieran sus piernas. Era el demonio que llamamos "costumbre". Priam hubiera dado su mejor cuadro por estar en Putney, en lugar de pasar a toda velocidad por la esquina de Hyde Park en compañía del señor Oxford, a pesar de su amigable, respetuosa e inteligente conversación.»

(Enterrado en vida. Arnold Bennett. 1908)
 
Una carnicería en el barrio de Putney, Londres, ca. 1908


PREGUNTA 4:

Priam busca refugio en el tranquilo barrio de Putney, al suroeste de Londres. Allí se instala y vive cómodamente, alejado del bullicioso centro londinense y de los ajetreos que conlleva la actividad de un artista de renombre. Este barrio, con sus pequeños negocios y su discreta pero interesante vida social, proporciona a Priam la estabilidad y la felicidad que deseaba. Ahora solo siente necesidad de ir a Londres para meterse en la National Gallery y contemplar las obras de los auténticos maestros de la pintura. Fundada en 1824 y situada en la cara norte de Trafagar Square, esta pinacoteca destaca por exhibir pinturas de toda la historia del arte occidental desde el Renacimiento hasta el Postimpresionismo. Acompaña ahora a nuestro protagonista a dar un paseo por la National Gallery y cita tres cuadros importantes de maestros ingleses que estén expuestos en dicho museo en la actualidad. (Junto con los datos de cada cuadro, incluye una imagen del mismo.)  

Recuerda que el sorteo se realizará el día 27 de mayo de 2013.
¡Suerte!  

16 comentarios:

  1. Una imagen Sr Barbusse? Y eso como se hace Santo Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio Luis, tienes que descargrtelas primero a tu ordenador y luego enviarlas como archivos adjuntos al correo que mandes. ya no te ayudo maás que luego te toca el libro y yo me doy con un canto en,los dientes :)

      Eliminar
    2. A. Luis, si no metes las imagenes en la respuesta, olvidate del libro...jajajajaj

      Eliminar
    3. Gracias Pedro por ayuda, no como otros que no colaboran nada para llevarselo todo.
      Un saludo

      Eliminar
    4. De nada, antonio luis. Pero si te toca el premio, al menos comparte el marcapáginas jajaja

      Eliminar
  2. Ay, a ver cómo me apaño!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando vaya a Londres no voy a necesitar la guía ;)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, al menos esta vez no tenemos que buscar qué había expuesto en la National Gallery en 1908, lo cual se me antoja difícil :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya se me pasó a mí por la cabeza...Menos mal que no hay que buscar alguna exposición de 1908...!!

      Eliminar
  5. Simplemente... me ha encantado el juego... Sr. Barbusse ¡qué lástima que haya terminado!. Pues nada que cruzo los dedos a ver si me toca. Suerte a todos... pero que me toque a mi!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye que mania con lo del juego, que esto no es un juego Lola, esto es la guerra. Jajajaja

      Eliminar
  6. Uf, qué alivio. Después de la gincana por el metro de Londres de 1908 y dar vueltas por el Picadilly de ese mismo año, me esperaba un fin de fiesta hiper difícil. El Sr. Barbusse se ha apiadado de nosotros, pobres mortales :-)

    ResponderEliminar
  7. Por lo menos un marcapáginas como premio de consolación, porque el libro caerá de todas formas...

    ResponderEliminar
  8. Creo que después de este sorteo todos leeremos el libro, tanto los que lo ganen como los que no. Y es que hemos pateado Londres con el protagonista y queremos saber qué le sucede a continuación.
    Saludos y suerte a tod@s para el sorteo

    ResponderEliminar
  9. Bueno, llegamos al final.

    El domingo daré a conocer los números con los que participa cada uno y hora de sorteo.

    Suerte.

    ResponderEliminar