viernes, 5 de diciembre de 2014

Un Quijote entrañable

Es una noticia maravillosa este Don Quijote, sobre todo porque la inteligente adaptación viene de alguien que lo ama y, por tanto, si lo ama, el cuidado que ha puesto ha sido máximo. Arturo ha eliminado con elegante bisturí las tramas adicionales y externas a las aventuras del Quijote y Sancho, tan frecuentes, sobre todo, en la primera parte de la obra. Y luego ha cosido, con excelente mano de artesano, esos cortes para que el lector no perciba en qué momento se han hecho. Todo lo demás se ha respetado, incluido el vocabulario castellano antiguo (nada de modernizaciones lexicográficas).

¿El resultado? Un limpio y claro discurrir por la línea argumental principal de la novela.

La edición -de Santillana- es bonita y cómoda, e incorpora la bella tipografía de la edición de Joaquín Ibarra de 1780, así como dibujos originales e inéditos de Arnal, Barranco, Brunete, Antonio e Isidro Carnicero, Castillo, Ferro, y Jerónimo Gil.

Anteayer, en la presentación de esta edición escolar -y no tan escolar- de la obra, Pérez-Reverte culpó a los ministros analfabetos de quitar El Quijote de las escuelas y aseguró que "ya no se lee porque ellos no lo entendían y prefirieron eliminarlo, antes que educarse a sí mismos.".

Y es que el libro de Miguel de Cervantes no es ni siquiera una lectura recomendada en los planes de estudio hoy en día en España, algo que viene -decía Arturo- de "generaciones de ministros analfabetos, uno tras otro, que ignoran qué es El Quijote, ni saben para qué sirve", sino que "les suena a un texto complicado, aburrido, cervantino y esas cosas". 

Arturo P.-R.ojeando un ejemplar de la edición

Háyala leído o no, si usted tiene entre 12 y 99 años, tiene una nueva oportunidad de acercarse a esta novela, a las inolvidables y divertidísimas aventuras y desventuras del caballero andante y su escudero a partir de esta entrañable edición.

7 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, me parece una edición de lo más entrañable, no sé por qué no se les ha ocurrido antes hacerla. Además, me parece un regalo precioso para estas Navidades, un regalo atemporal y universal, perfecto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es muy apetecible. Seguramente me haga de un ejemplar, es uno de mis libros favoritos, leídos y releidos. La edición la vi en libreria y es así tal como la defines, entrañable. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Decía mi libro de texto de BUP, creo recordar que el de Anaya, de Lázaro Carreter- que todo español debería leer El Quijote y las Novelas ejemplares, al menos una vez en la vida. ¿Dónde quedaron esos tiempos?

    Y desde luego no le falta razón a Reverte a la hora de calificar a los ministros de "cultura".

    ResponderEliminar
  4. Ufffff Sr. Barbusse, que este me da que cae en mi poder más pronto que tarde. Por cierto lleva razón también en este caso Reverte; los gobernantes culturales y no culturales son unos analfabetos funcionales que difícilmente son capaces de encadenar una frases con sujeto, verbo y predicado. Además, es de vital importancia para ellos a la hora de elegir los libros a leer por los escolares, el hecho de respetar los 17 territorios en los que esta dividido "esta nación" o "exnación" que se llama o llamaba España, y por lo tanto obligan a leer un libro que necesariamente se desarrolle en ese territorio, sin ir más lejos mi hija de 15 años tiene que leer las aventuras de un chico guay que hace skate en el Roque Nublo, ahí es nada.
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Creo que es una gran iniciativa, que va a hacer mucho más accesible o atractivo el Quijote para mucha gente, entre la que me incluyo. Empecé el Quijote con quince años, y me desanime muchísimo por tener que estar constantemente buscando palabras y notas que no entendía. No recuerdo a qué capítulo llegué,pero lo abandoné y ahí se quedó....
    Hace poco compré una edición más moderna y con notas más manejables que aún me espera en la estantería. Sé que un dia lo reintentaré, pero de todos modos para casos galopantes como el mío está edición puede ser un modo de leerlo perdiéndole el "miedo". Gracias por informarnos señor Barbusse, tan interesante como siempre.

    ResponderEliminar
  6. Este cae para Reyes fijo, ademas tengo que confesar, a riesgo de que mas de uno y de una (como dirìa Reverte) me mire con recelo, que todavìa no he leido el Quijote , y a mi edad. En fin una barbaridad que puede quedar saldada con esta maravillosa ediciòn. Gracias amigo Barbusse.

    ResponderEliminar
  7. Tengo que "presumir" de haber leído El Quijote en dos ocasiones. La primera tenía diecisiete años y de lo que más me acordaba era del sorprendente sentido del humor en la obra. La segunda vez fue en el 2005 y descubrí la actualidad de los temas que trata. Hay que ir familiarizándose con el lenguaje para poder disfrutarla. Saludos.

    ResponderEliminar