jueves, 5 de febrero de 2015

Una biblioteca del XVIII

Retrato de un personaje desconocido, ca. 1775

Desde el punto de vista literario el XVIII es un siglo fascinante y por el que siento una especial y permanente atracción. Por lo general, no se conoce o frecuenta tanto como el XIX (el gran siglo de la novela) o el -más próximo a nosotros- siglo XX, lo que es una lástima porque el siglo de las Luces nos ha regalado obras extraordinarias, vigorosas y divertidas que hoy constituyen verdaderos clásicos a los que siempre es placentero llegar y reconfortante volver.

Con lo ya leído y lo que debería haber leído pero aún no he leído y, por tanto, me queda por leer, he confeccionado una lista de trece obras dieciochescas fundamentales (escritas en pleno siglo o muy en los albores del siguiente, pero que encuadran plenamente con el espíritu del Clasicismo) y que toda buena biblioteca particular debería albergar en sus estantes para disfrute propio -y reiterado- o de extraños (tambien reiterado, si procede). 

Se trata, claro de una selección personal, pero equilibrada y muy representativa, creo, que incluye obras satíricas, picarescas, de aventuras, de formación, filosóficas, biográficas, líricas, cómicas... En cualquier caso, todas y cada una proporcionan un gran aprovechamiento personal y horas de auténtico disfrute. Indico a continuación del título y autor, la edición -o ediciones, en algunos casos concretos- que un buen amigo aconsejaría a otro.


Tom Jones. Henry Fielding (Espasa Clásicos/Cátedra)
Las penas del joven Werther. Goethe (Alba) 
Cándido. Voltaire (Blackie Books) 
Robinson Crusoe. Daniel Defoe (Edhasa/Mondadori)
Michael Kohlhaas. Heinrich von Kleist (Alba)
Las aventuras de Gulliver. Swift (Mondadori/Valdemar/Galaxia/Sexto Piso)
Las amistades peligrosas. Choderlos De Laclos (Galaxia Gutenberg)
Jacques el fatalista. Diderot (Backlist)
Tristram Shandy. Laurence Sterne (Alfaguara)
Vida de Samuel Johnson. James Boswell (Acantilado)
Orgullo y prejuicio. Jane Austen (Alba)
Anton Reiser. Karl Philipp Moritz (Pre-textos)
Hiperión o el eremita en Grecia. Hölderlin (Hiperión)






 

21 comentarios:

  1. Este blog es una mina, de oro.

    ResponderEliminar
  2. Nada que objetar, todo lo contrario. "Tristram Shandy lleva demasiado tiempo sobre mi mesita de noche, lo cual no está bien. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En absoluto está bien, Viejo Fettes. Libro idóneo para que cojas estos días mientras ves nevar sobre Albacete desde la ventana, ¿no?

      Eliminar
    2. Exacto, no hay más que hablar. Tetera, manta y Tristram.

      Eliminar
  3. Vaya joyas, amigo. Tom Jones es uno de mis libros preferidos, y no digamos Cándido o Jacques el fatalista. Grandes títulos muy bien seleccionados. Gracias por reunirlos en una biblioteca a mano de todos. Gran trabajo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande Tom Jones. De cabecera y para divertirse mucho!!

      Eliminar
    2. Es un libro maravilloso, de esos en los que a uno le gustaría perderse, y al que pienso volver en muy poco.

      Eliminar
  4. Permita que este sumiso sirviente le recomiende dos libros más: "Las aventuras de Roderick Random", de Tobias Smollett (Cátedra), y "Evelina", de la gran Fanny Burney. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, sumiso sirviente, se ponderarán ambas propuestas para, unidas a otras igualmente valiosas y realizadas en otros espacios, conformar una addenda a esta biblioteca básica.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Excelentes recomendaciones señor Barbusse. Pero debo plantear dos objeciones referentes a las ediciones manejadas:
    Por un lado, recomendaría la traducción de Francisco Torres Oliver para "Los viajes de Gulliver" en la editorial Valdemar. Además cuenta con las maravillosas ilustraciones de Arthur Rackham.
    Por otro lado (muy a mi pesar porque adoro a Cortázar) la traducción de Robinson Crusoe es incompleta. Os envío un artículo de Enrique de Hériz donde explica los recortes en esa traducción y así justifica la suya para Edhasa que sería la recomendada (traducción de las dos partes más una tercera nunca incluida y que por ahora no se ha publicado).
    http://www.elpuercoespin.com.ar/2012/04/13/traduttore-tradittore-cuando-cortazar-reescribio-robinson-crusoe/
    Existe alguna traducción completa más (sobre todo de la primera parte), como la de Carlos Pujol para Planeta que Enrique de Hériz no cita, pero bueno lo importante es saber que en la de Cortázar se utilizaron unas tijeras muy grandes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, es cierto lo del "Robinson" de Cortázar, aquí mismo además lo comenté cuando se publicó la traducción de Hériz: http://www.elinfiernodebarbusse.com/2012/05/seguimos-con-el-robinson-crusoe.html.

      Lo que ha pasado es que tengo tan presente la tan difundida traducción de Cortázar, que lo olvidé.

      En cuanto a los traductores de Gulliver, pues sí, Paco Torres Oliver es uno de mis preferidos y logra una excelente, pero también la de Antonio Rivero Taravillo para Sexto Piso (que, por cierto, ya había publicado Pre-textos) es magnífica.

      Sea como sea, incluyo ambas acertadas sugerencias en la lista.

      Gracias.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Me viene al pelo esta biblioteca para ponerme al día de la literatura del XVIII, que falta me hace porque veo que de la lista solo he leido Robinson y Goethe.

    ResponderEliminar
  7. Esto solo puede ser obra de encantamiento

    ResponderEliminar
  8. Solamente he leído tres de esta lista. Creo que tengo que ir de compras. :S

    ResponderEliminar
  9. "Michael Kohlhaas", obras maestra!

    Le felicito por la lista. No sobra ninguna desde luego. Y algunas pocos son los que se atreverían a incluir, como es el caso de Hiperión, una maravilla impagable.

    En cuanto a lo que falta, use como dices es tu lista, y cada uno tendrá sus preferencias. Yo por ejemplo hubiera incluido Roxana de Daniel Defoe en lugar de Robinson, pero es algo muy personal y comprendo que, además, se trata de una biblioteca básica.

    Gracias y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, Ungar, "Robinson" es un obligado en una biblioteca básica, así que Defoe ya estaba representado como para incluir otro título del mismo autor y, al margen de la maestría de "Roxana", creo que su novela de mayor influencia y proyección es "Robinson Crusoe" (que se lo digan a Betteredge).

      En cuanto a Kleist, del que Acantlilado publicó hace unos años su narrativa completa, me encanta su obra y, en concreto, "Michael Kohlhaas" es un libro alucinante, muy adelantado a su época, que habla descarnadamente del orgullo, de la justicia, de la ira y de la necesidad de venganza. El estilo de Kleist supone ya por sí mismo un disfrute. La edición que he recomendado es la de Alba, con la excelente traducción de Isabel Hernández. También es muy recomendable la de Javier Orduña, en la editorial Nórdica.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Yo creo que la edición que manejaría Betteredge bien podría ser del estilo de la de Carlos Pujol, encuadernación de lujo y tamaño reducido y por lo que he leído más arriba, no tan recortada como las otras. Saludos

      Eliminar
  10. Este infierno siempre me ofrece guías de lectura que no se encuentran por ningún otro lado en la red. Por mi parte estoy enfrascada en el XIX hace un año, pero como de su lista apenas he leído a Choderlos de Laclos ,Austen y Swift , y tengo sólo preparado el Robinson Crusoe (que dios bendiga a Mr. Betteredge de La piedra lunar!!), me guardo este post como tantos otros suyos, para futuras lecturas. Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  11. No sabe cuánto me gusta su lista... porque hay algunos de mis favoritos ahí, encabezado por Tom Jones. No he leído Kohlhaas, me lo apunto.
    Y aplaudo todavía más que incluya Orgullo y prejuicio aunque se publicase en el siglo XIX, fue escrita a finales del XVIII. Su espíritu es enteramente racional, neoclásico, equilibrado. Cuando la consideran romántica o incluso madre de la novela rosa, me rechinan los dientes cien veces (créame, como fan de la novela romántica tengo que oír y leer eso miles de veces) porque mezclan churras con merinas, ignoran el verdadero mérito de la autora y muchas veces me temo que de la Austen sólo conocen las películas y no han abierto un libro de ella en la vida.

    ResponderEliminar