lunes, 23 de febrero de 2015

¡Ya era hora, Gervasio!


Mes de gastos este porque, a lo que ya he señalado con el dedo por aquí, se viene a sumar esta nueva entrega (cuarta ya, ¡y parece que fue ayer!) de Gervase Fen: El misterio de la mosca dorada (primer caso del detective y profesor de Oxford). Aún con el agradable regusto del anterior Trabajos de amor ensangrentados en el paladar, me pregunto por dónde nos saldrá este buen hombre ahora. Traduce -como siempre a Crispin- José C. Vales, flamante ganador del Nadal (el premio, no el tenista) de este año, que esta vez nos obsequia con un postfacio (¿qué dirá?). Preciosa cubierta. Compra indefectible.   

11 comentarios:

  1. Tengo todos los títulos anteriores, con cuya lectura me lo pasé de miedo, y por supuesto que esta nueva entrega es indefectible :-)

    ResponderEliminar
  2. Caerá seguro.
    ¿cuántos títulos son en total los de la serie?

    ResponderEliminar
  3. Buena noticia, un nuevo caso de mi admirado Gervase Fen......aunque creo que este corresponde al primer caso de la serie....puede ser?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, esta es la primera novela de Gervase, del año 1944.

      Eliminar
  4. ¡Me encanta Fen! Este fin de semana he terminado de leer "Trabajos de amor ensangrentados", así que no podría darme mejor noticia. Leo que es el primer caso del excéntrico profesor, pensaba que había sido "La juguetería errante". Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, "La juguetería" es del año 46, éste del 44. El orden de publicación de Impedimenta no es cronológico. Un saludo.

      Eliminar
  5. ¡Buenas!
    No conocía este libro así que tendré que buscar un poco por google para ver si me lo apunto. Por cierto, la portada es preciosa, cómo se nota que es de Impedimenta.
    ¡Un saludooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de por su valor literario, los libros de Impedimenta serán buscados, con los años, por su interés de bibliofilia.

      Eliminar
  6. Absolutamente indefectible. Vamos ahora dentro de un rato.

    ResponderEliminar
  7. y el anticuario tambien

    ResponderEliminar