lunes, 22 de junio de 2015

Je vous salue, été

Monsieur Barbusse, dando la bienvenida al verano
 
Leyendo este poemita de Sarah Kirsch, que les copio más abajo, y dándose su primer chapuzón de la temporada, saludó monsieur Barbusse ayer la entrada del verano.

Bien temprano se encaminó hacia un rinconcito de su finca, a la zona más apartada del jardín, justo donde está el estanque que circunvalan árboles frutales y cítricos y que favorece -por la calidez de sus aguas y lo virginal de su entorno- el baño detenido y plancentero. 

¡Verano, yo te saludo!, gritó, mientras se colocaba en posición de lanzamiento al borde de la rampa de madera que hace las veces de trampolín. Lo dijo en francés, claro, pero quedaría un pelín petulante que yo no se lo transcribiera a ustedes debidamente traducido. Segundos después deslizaba su cuerpo por la masa acuática de color turquesa, cuyo reflejo proyectaba figuras romboidales en las paredes de cemento.

El día lo completó -según yo pude observar- fumando en pipa, jugando al ajedrez con monsieur Lenitier y, ya muy al final de la tarde, leyendo -paladeando, debería decir más bien, a juzgar por los mohínes que aprecié en su rostro- un libro del que (lo lamento) sólo pude entrever el título: creo que ponía Anton Reiser o algo así. 

Es todo. Llegó un verano más. Y, ahora, el poemita:

 
Ave de presa dulce es el aire
yo nunca volé como tú sobre hombres y árboles
para lanzarme en picado bajo el sol
llevar conmigo a la luz lo robado
y alejarme volando en el verano.


7 comentarios:

  1. Siempre es interesante saber lo que se lleva Vd. ENTRE MANOS.

    ResponderEliminar
  2. Se ve que lo de tirarse de cabeza no es lo suyo, querido barbusse. Con esa postura se la pega seguro :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento perfeccionar el estilo, pero me veo los brazos demasiado pegados, muy torpes.

      Eliminar
  3. Espero que esta salutación veraniega no signifique que nos deja huérfanos de entradas hasta septiembre...le dejamos chapuzarse a gusto pero no nos abandone, señor Barbusse.
    Mire que existen pobres mortales que estaremos al pie del cañón todo el verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tema, de momento el agua está bastante fría...

      Eliminar