miércoles, 9 de septiembre de 2015

Editores de oído fino


La habría editado yo -ya lo dije- si tuviera una editorial, pero, como de momento -solo de momento- no la tengo, ha terminado por adelantárseme -lógico- un editor avispado y de oído fino, al que no le hace falta sonotone. Es el caso de Piel de Zapa, que acaba de poner en circulación, como se merece, esta estupenda novela de Antonio Priante, cuyo título completo es El silencio de Goethe o La última noche de Arthur Schopenhauer (el pensador alemán es, de hecho, el verdadero protagonista y confidente del relato).

Aquí apunté lo que me parece esta novela. No es uno de esos cien mil libros imprescindibles que se editan al año en España, tranquilos, van a poder seguir haciendo su vida normal sin él, tomando, por ejemplo, su cafelito por las mañanas o en la sobremesa sin que nadie les mire aviesamente, o comprando en Mercadona sin la angustia de que sean señalados con el dedo; no, nada de eso, respiren hondo. Al contrario, es un buen libro, honesto, bien escrito. Eso sí, los lectores muy exigentes, más de obras del tipo Mi color preferido es verte y semejantes, mejor absténganse, no va por ahí la cosa.  

8 comentarios:

  1. Gracias por descubrirme la editorial y el autor. Me voy ahora mismo a echar un vistazo a su página.

    ResponderEliminar
  2. Siempre es un placer leer a Antonio Priante, me gustó mucho "lesbia mía", y su acercamiento a Catulo.
    Espero, señor Barbusse, que algún día tenga usted una editorial propia :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, solo hay un obstáculo casi insalvable -concretar un nombre para la editorial-, si no, ya estaria fundada.

      Eliminar
    2. Pues editorial "El Infierno de Barbusse", jijijiji.

      Eliminar
  3. Schopenhauer es una de mis lecturas de toda la vidad y yo sin saber nada esta novela!! Gracias.

    ResponderEliminar
  4. De momento? Humm!, Esto como mínimo deja una puerta abierta a esa posibilidad. Proyectos futuros? Sueños? No lo sabemos los seguidores de este blog, de todas formas ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La puerta está abierta, lo que pasa es que genera, de vez en cuando, ventoleras desapacibles.

      En cuanto encuentre un nombre adecuado, la pondré en marcha. Pero eso puede durar años...

      Eliminar