miércoles, 30 de marzo de 2016

Humor y seriedad


Dos calidades contrastadas, con predominio del humor y la aventura la primera -Música acuática, de T.C. Boyle-, y de lo serio y reflexivo la segunda -El libro y la hermandad, de Iris Murdoch. En ambos casos, lo distintivo es la altura literaria, el extraordinario dominio del lenguaje y la inteligencia de sus autores. Son dos libros -el de Murdoch permanecía inédito en castellano- que ahora ofrece, en su formidable catálogo, Impedimenta. Suma y sigue.

Música acuática es una ficción histórica que narra las disparatadas aventuras de Mungo Park, un soñador que aban­dona su pacífica Escocia natal para adentrarse en el salvaje e inexplorado corazón del África negra, y de Ned Rise, un estafador y ladrón de cadáveres que, en la línea de los mejores personajes de Charles Dickens, intenta abrirse camino en las calles de un Londres miserable.

En El libro y la hermandad un grupo de amigos y antiguos alumnos de Oxford se reúne bajo el cielo estrellado de una noche de verano. El paso del tiempo cambia las lealtades y durante esa velada los vengativos fantasmas del pasado se presentan para sacudir el presente y destruir esos lazos de amistad que, quizá, ya no lo son tanto. Los estragos del tiempo en las aspiraciones individuales y las antiguas relaciones es la médula espinal de esta novela.

Con libros así, se hace lector cualquiera.

8 comentarios:

  1. Ya echaba de menos estas recomendaciones tan sugerentes, marca de la casa.

    El de Boyle me atrae mucho, sobre todo porque tengo un gratísimo y reciente recuerdo de la lectura de su libro "El pequeño salvaje".

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Becquer, eso mismo le dije yo a nuestro querido Barbusse, que echaba de menos sus interesantes y agradecidísimas propuestas casi semanales y al ver la publicación de hoy, de alegría casi que me pongo a hacer piruetas al estilo de nuestro D. Quijote...

      Gracias Barbusse! Cómo le gusta cuidarnos! Me las apunto! Al de Murdoch ya le tenía yo también echado el ojo.

      Eliminar
    2. Bueno, sobre el nuevo de Murdoch me puso usted sobre la pista, yo estaba dándome calabazadas en un recóndito paraje de Sierra Morena...

      Eliminar
    3. Pues digo yo, que ande usted con cuidado y se las vaya a dar en cosa blanda, no vaya a ser que alguna peña nos deje a nuestro Barbusse trastocado para sus recomendaciones y entonces se acabó nuestro refugio de paz, sonrisas, reflexiones y aventuras...

      Eliminar
  2. Yo (de momento) me quedo con Murdoch. Este libro será una de mis próximas lecturas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Enrique Rédel suele decir cosas interesantes sobre los libros y la edición, además del buen gusto que tiene para ello. Un editor en el Infierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero se me resiste esgrimiendo que necesita tiempo (que no tiene) para contestar con cierto reposo y juicio la batería de preguntas infernales.

      Eliminar
    2. Suele viajar bastante para hablar de sus libros y otras cuestiones y resulta muy interesante escuchar cómo salió de Funambulista y creó Impedimenta. Además es bastante cercano y hablador. Y ni que decir tiene que sus libros destacan tanto por la calidad, el diseño y la novedad.

      Eliminar