lunes, 21 de noviembre de 2016

KA FK en Atalanta



Y acaba de aparecer esta nueva edición de Die Verwandlung bajo el título de La transformación (afortunadamente parece que se va imponiendo esta traducción, mucho más ajustada a la intencionalidad del original de Kakfa que La metamorfosis). 

Puesto que la publica Atalanta, no sorprende el cuidado y la belleza de la edición, lo exquisitamente editado que está el libro. (Cuando ustedes quieran saber si un libro está bien editado, depositen la confianza en sus manos: si éstas no hacen el menor gesto de querer desasirse del libro, más bien al contrario, remolonean con él, lo tocan y lo retocan, lo ponen del derecho y del revés, lo acarician una y otra vez por el lomo y por la cubierta, y vuelta a empezar, entonces, no cabe duda: está bien editado.)

Esta edición incluye una nueva y espléndida traducción, muy respetuosa tanto con el ritmo cortante y austero de la prosa kafkiana, como con el tono tragicómico que transmite el relato. Los responsables de la misma son Luis Fernando Moreno Claros y Pilar Benito Olalla, quienes firman, respectivamente, un prólogo y un posfacio interesantísimos. Aplaudo, por cierto, que Moreno Claros señale el evidente paralelismo (y no por evidente, comúnmente comentado) que puede establecerse entre La transformación kafkiana y La muerte de Iván Ilich, de Tolstói.

La editorial Atalanta, es decir, Jacobo Siruela e Inka Martí, nos brinda, con esta impecable versión de La transformación, la posibilidad de leer uno de los textos más importantes y definitorios del siglo XX, en una de las, en mi opinión, mejores ediciones disponibles actualmente.

4 comentarios:

  1. Tiene una presencia impresionante. Gracias por indicarlo.

    ResponderEliminar
  2. Me parece un acierto que se haya optado por "La transformación" en detrimento del manido y ya más que rebatido "La metamorfosis". Y un aplauso también por no invitar al consabido insecto a hacer acto de presencia en la cubierta. Desde luego, como dices, si es Atalanta es ya, de por sí, una garantía. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tan elogiosa reseña, amigo De Barbusse.

    ResponderEliminar