miércoles, 27 de enero de 2016

Siempre nos quedará Jack London

Una joya literaria ilustrada

Coinciden en el tiempo (llegaron a las librerías exactamente el mismo día, esto es, el pasado lunes) dos ediciones de una de esas obras imperecederas de la literatura, de esas que se alzan frescas y potentes, como una bocanada de aire vivificante, por muchos años que pasen y que, además, son sencillas en su forma y complejas en su fondo, como lo es -lo sospecho cada vez más- todo lo inequívocamente excepcional. Para mí The call of the wild es un libro fundamental. Tanto, que me hizo lector (ya les conté en cierta ocasión aquí).  

Pues sí, para conmemorar el centenario de la muerte de Jack London, Nórdica y Navona publican dos espléndidas ediciones de La llamada de lo salvaje (o La llamada de la selva, depende de la traducción).

La energía vitalista de London se acompaña, en el caso de la edición de Nórdica, de las ilustraciones de Javier Olivares, que son de una belleza aplastante. Además presenta una nueva traducción a cargo de Héctor Arnau. En cuanto a Navona, con este título comienza una nueva colección, Impactos, con volúmenes muy bien presentados, en tapa dura y precio realmente muy asequible. Recupera, en su caso, la traducción que Rosa Regàs hizo para la editorial Muchnik.       

Edición de Navona, en su colección Impactos

¿Qué les digo? Pues que esa verdad que incansable y ansiosamente buscábamos en la literatura -y no solo en la literatura- la teníamos justo al lado, desde el principio, a tiro de piedra. Sólo que es necesario hacer un largo y arduo camino para darse cuenta de ello.

¿Qué les digo? Que al final, los libros que te habían dicho siempre que eran los mejores resulta que SON los mejores.

Y, ¿saben qué? Que frente a las payasadas egolátricas y lloriqueantes que escriben los novelistas de nuestro tiempo, siempre tendremos esta verdad de cuajo, este relato puro, esta aventura hacia afuera y hacia dentro, sin parecerlo.

Y siempre nos quedará Jack London.

lunes, 25 de enero de 2016

Comienza la lectura ilustrada del Quijote

Grabado coloreado de Hildervink para la edición de Amsterdam, 1867

Mientras ustedes terminan de inscribirse con esas maravillosas y originales fotos que me están enviando, damos ya comienzo a la lectura ilustrada del Quijote. Ya saben, tres capítulos semanales es el ritmo general establecido. Si quieren ir por delante ya es cosa suya. Si se rezagan, no pasa nada, la siguiente semana leen más y punto. Es cuestión de organizarse y reservarse una hora y media como mucho a la semana, tal vez el sábado o domingo, que uno dispone de más tiempo y silencio. O veinte minutos en tres sesiones. Ya eso como ustedes quieran, puedan o les convenga. 

Es una lectura a largo plazo, tranquilos, vamos a ir poco a poco entrando en materia. Disfrutando, sin prisas. Entrando en el universo quijotesco, tan acogedor y cálido y sensacional. Pasen y lean. 

He visto que la mayoría de ustedes se ha provisto de un ejemplar de enjundia, con sus notas a pie o al final, su letra de buen tamaño, su edición de Rico o de Riquer, etc. Me alegro, hay que ir de viaje bien equipado, cómodo, en un buen vehículo, para no perderse detalle.  

Les recuerdo que el plazo de inscripción sigue abierto hasta el día 1 de febrero, fecha en la que aparecerá aquí la primera actividad que ilustre la lectura. Los detalles de la inscripción los tienen aquí.

Las actividades propuestas se deben enviar al correo elinfiernodebarbusse@gmail.com conforme las vayan completando, es decir, a lo largo de cada semana. Preferiblemente se ha de cumplir esta puntualidad. Si por algún motivo no se ha podido leer en una semana o en varias, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

En cuanto al sorteo, los interesados en participar y poder llevarse esos magníficos juegos de ejemplares de la edición del Quijote de Reino de Cordelia, así como las preciosas figuritas de don Quijote y Sancho, deben estar dados de alta como seguidores públicos del blog (si no lo están, pueden hacerlo en el mismo blog, en la barra de la derecha, donde indica "Participar en este sitio"). Indicar que, como el recorrido es muy largo, casi un año, vamos a dejar un margen de maniobra, de manera que entrarán en el primero de los dos sorteos los participantes que hayan completado y enviado al menos 12 de las 17 actividades de lectura propuestas para la primera parte del la novela, mientras que en el segundo sorteo entrarán aquellos participantes que hayan completado y enviado un mínimo de 20 de las 25 actividades correspondientes a la segunda parte de la novela.

Creo que no queda nada por recordar. Solo decirles que estoy muy contento de la gran acogida que está teniendo esta lectura. Es un camino largo, lo sé, casi un año (invierno, primavera, verano y otoño de por medio), pero muy placentero, divertido, inolvidable. De los que merecen la pena. Y les aseguro que si conectan con el mundo del Quijote, una vez que entren, ya no querrán salir de él. Es más, querrán volver muy pronto.

"Siempre pienso que una de las cosas felices que me han ocurrido en  la vida es haber conocido a Don Quijote", dijo Borges. En mi caso, también es así. Y espero y deseo que sea igual en el suyo. Si esta lectura sirve para que, hacia mediados del mes de noviembre, alguno de ustedes, aunque sea uno, pueda subscribir lo de Borges, ya me daré por satisfecho.

Es la hora. Póngamonos en marcha. Cojan sus ejemplares, que nos vamos dirección a un lugar de la Mancha de cuyo nombre...

miércoles, 20 de enero de 2016

Inscripción Lectura ilustrada Don Quijote

Inscríbete mediante un selfie con tu Quijote

Ya queda menos para empezar la Lectura ilustrada del Quijote, ese libro del que no vamos a querer salir una vez entremos en él. Comenzamos el día 25 de enero, lunes, y el plazo de inscripción va desde hoy hasta el próximo 1 de febrero, fecha en la que aparecerá en el blog la primera actividad a realizar.

Cumplimentar la inscripción no puede ser más fácil. Deben enviar a elinfiernodebarbusse@gmail.com un mensaje con su nombre y la ciudad desde la que participan, acompañándolo de una foto en la que se les vea a ustedes con su Quijote, es decir, con el ejemplar que van a usar para la lectura. No es necesario, si no lo desean, que hagan una foto en la que se les vea explícitamente la cara, tipo selfie, pero sí les animo a que la foto sea algo más artística que la simple imagen de la portada de su libro. A su criterio e imaginación lo dejo.

La participación está abierta a cualquier interesado, viva donde viva, siempre que sea a lo largo y ancho de la redondez de nuestro planeta, no hay limitación de lugar geográfico para la lectura propiamente dicha y para la realización de actividades. No obstante, indicar que los sorteos que se van a realizar a lo largo de la actividad, y por razones meramente operativas, sí estarán limitados a aquellos participantes que tengan residencia en territorio español y que se hayan dado de alta como seguidores del blog.

Aquí les dejo enlace al cartel oficial, calendario e información general sobre esta Lectura ilustrada que, estoy seguro, les va a resultar atractiva, divertida, fomativa y adictiva.

lunes, 18 de enero de 2016

Y este es el cartel alternativo


Mientras ustedes ponen a punto sus ejemplares y los desempolvan de su estante, o los sacan en préstamo de la  biblioteca, o los adquieren en la librería, o los piden o roban a un amigo..., aquí les dejo un cartel alternativo de la Lectura ilustrada. Me gustan ambos, pero el primero tiene todos los votos para quedarse como definitivo. Aun así quería compartirlo y que pudiesen disfrutar también de este. 

Les recuerdo que la edición que tienen que usar para la lectura ha de contener el texto íntegro de la novela, no valen adaptaciones ni reducciones. Tienen a su disposición una enorme variedad de ediciones, ilustradas y no ilustradas, en pasta dura y en bolsillo, en gran formato y en reducido, en varios tomos y en uno solo, con notas y sin ellas, en papel y en digital... Todo eso se lo dejo a su libre elección, pero asegúrense de que es el Quijote en su integridad, tal y como Cervantes o Cerbantes lo escribió.

viernes, 15 de enero de 2016

Lectura ilustrada del Quijote


 ¿¡Aún no has leído el Quijote!? ¡Y a qué estás esperando, por Dios!

El infierno de Barbusse te ofrece ahora la oportunidad de participar en una apasionante lectura colectiva, participativa e ilustrada de la gran novela de Cervantes, escritor del que este año se cumplen cuatrocientos años de su muerte. Es por tanto una ocasión perfecta para pasárselo a lo grande con las aventuras de unos personajes entrañables y divertidos, y con el libro más finamente humano e inolvidable que jamás se haya escrito. Sería imperdonable perdérselo.

La manera de participar es la siguiente. El 25 de enero se da la señal de salida para que todos los interesados se hagan con un ejemplar con la versión íntegra de la obra y comiencen a leer. El ritmo de lectura general será de tres capítulos a la semana, por aquello de llevar un ritmo constante pero sin atosigamientos que impidan nuestra actividad cotidiana y la posibilidad de compaginar otras lecturas.

Cada lunes, a partir del 1 de febrero, se publicará en el blog una entrada con una sencillísima actividad a realizar por los lectores. Consistirá en alguna pregunta referida a los capítulos leídos la semana anterior y en una serie de ilustraciones, alusivas a varios momentos clave de esos capítulos, que los participantes han de trabajar (las ilustraciones provendrán de cualquiera de las ediciones ilustradas de la novela publicadas desde 1605 hasta nuestros días). Las actividades, correctamente cumplimentadas, habrán de enviarse periódicamente al correo elinfiernodebarbusse@gmail.com.

2 ejemplares de la espectacular edición de Reino de Cordelia

Todo muy fácil, no se asusten. Con este planteamiento, ustedes van a lograr leer un libro que ya no olvidarán jamás y, de paso, conformar, al final de la lectura, un auténtico álbum ilustrado y personalizado del Quijote. Merece la pena, háganme caso.

Como aliciente adicional a esta lectura, la editorial Reino de Cordelia les va a obsequiar con 2 ejemplares de su magnífica edición del Quijote, ilustrada por Miguel Ángel Martín, y que es, en mi opinión, una de las ediciones más deliciosas de la novela que he podido tener en mis manos. Ambos ejemplares se sortearán entre todos los participantes en sendos sorteos, al acabar la lectura de cada parte de la obra, es decir, el 29 de mayo y el 20 de noviembre, respectivamente.

Figuras de Don Quijote y Sancho para sorteo final
Al final de la lectura se sorteará también un detalle muy especial: dos parejas de las simpáticas figuritas de Don Quijote y Sancho, hoy prácticamente inencontrables, que sirvieron para promocionar la serie de dibujos animados de Cruz Delgado y José Romagosa, emitida por Televisión Española desde 1979 a 1981.

Ahora a hacerse con un ejemplar y a adentrarse en esta obra de maravilla, una obra que, según se dice de ella en la propia novela, "los niños la manosean, los mozos la leen, los hombres la entienden y los viejos la celebran".

Este año podrás leer el Quijote sin que apenas te des cuenta y, créeme, te habrás hecho un regalo único como lector y como persona.

La información sobre la inscripción: aquí.
   
Calendario general Lectura ilustrada Don Quijote:

Primera Parte (52 capítulos)

25 enero a 31 enero: Lectura caps. 1-3
1 febrero a 7 febrero: Lectura caps. 4-6
8 febrero a 14 febrero: Lectura caps. 7-9
15 febrero a 21 febrero: Lectura caps. 10-12
22 febrero a 28 febrero: Lectura caps. 13-15
29 febrero a 6 marzo: Lectura caps. 16-18
7 de marzo a 13 marzo: Lectura caps. 19-21
14 de marzo a 20 marzo: Lectura caps. 22-24
21 de marzo a 27 marzo: Lectura caps. 25-27
28 de marzo a 3 abril: Lectura caps. 28-31*
4 abril a 10 abril:  Lectura caps. 32-35*
11 abril a 17 abril: Lectura caps. 36-38
18 abril a 24 abril: Lectura caps. 39-41
25 abril a 1 mayo: Lectura caps. 42-44
2 mayo a 8 mayo: Lectura caps. 45-47
9 mayo a 15 mayo: Lectura caps. 48-50
16 mayo a 22 mayo: Lectura caps. 51-52
29 mayo: Sorteo estuche Reino de Cordelia

* Incluye cuatro capítulos

Segunda Parte (74 capítulos)

23 mayo a 29 mayo: Lectura caps. 1-3
30 mayo a 5 junio: Lectura caps. 4-6
6 junio a 12 junio: Lectura caps. 7-9
13 junio a 19 junio: Lectura caps. 10-12
20 junio a 26 junio: Lectura caps. 13-15
27 junio a 3 julio: Lectura caps. 16-18
4 julio a 10 julio: Lectura caps. 19-21
11 julio a 17 julio: Lectura caps. 22-24
18 julio a 24 julio: Lectura caps. 25-27
25 julio a 31 julio: Lectura caps. 28-30
1 agosto a 7 agosto: Lectura caps. 31-33
8 agosto a 14 agosto: Lectura caps. 34-36
15 agosto a 21 agosto: Lectura caps. 37-39
22 agosto a 28 agosto: Lectura caps. 40-42
29 agosto a 4 septiembre: Lectura caps. 43-45
5 septiembre a 11 septiembre: Lectura caps. 46-48
12 septiembre a 18 septiembre: Lectura caps. 49-51
19 septiembre a 25 septiembre: Lectura caps. 52-54
26 septiembre a 2 octubre: Lectura caps. 55-57
3 octubre a 9 octubre: Lectura caps. 58-60
10 octubre a 16 octubre: Lectura caps. 61-63
17 octubre a 23 octubre: Lectura caps. 64-66
24 octubre a 30 octubre: Lectura caps. 67-69
31 octubre a 6 noviembre: Lectura caps. 70-72
7 noviembre a 13 noviembre: Lectura caps. 73-74
20 noviembre: Sorteo estuche Reino de Cordelia y figuras D. Quijote y Sancho

lunes, 11 de enero de 2016

Una nueva transformación


Me pongo pesado, lo sé, pero circula por ahí esta edición conmemorativa del centenario de la publicación de una de las obras capitales de la literatura contemporánea, presentada tal como la editorial Kurt Wolf la publicó en 1915, y no me resisto a comentarlo.

La transformación, o metamorfosis, de Gregor Samsa en un bicho monstruoso, similar a un enorme escarabajo, es uno de los hitos de la literatura universal. Franz Kafka escribió el relato en 1915 y fue publicado primero en la revista mensual Die WeiSen Blätter. En noviembre de ese mismo año se imprimió como libro exento, bajo el sello de la editorial Kurt Wolff y fue fechado anticipadamente en 1916.

Debolsillo celebra los cien años de aquella publicación recuperando la traducción de Juan José del Solar y presentando una edición que replica -casi como si fuera un facsímil- la original: sobrecubierta beis con la famosa ilustración de Ottomar Starke (y sin el bichito carabajil tan de moda hoy), forro azul y lomo amarillo, guardas rojas, texto compuesto en la Golden Type de William Morris e incluso incluyendo la publicidad original (otras obras del autor) al final.

Merece la pena tener. 

viernes, 8 de enero de 2016

Raras, preciadas miniaturas
"El árbol" de John Fowles


Este, señores que me leen o que me contemplan impasiblemente desde sus coordenadas universales, es un libro exquisito. Exquisito por fuera y exquisito por dentro. Me atrevería (me atrevo, de hecho) a decir que libros así son los que traspasan décadas, siglos, convirtiéndose en raras y preciadas miniaturas bibliográficas que -estoy seguro- lectores del futuro buscarán afanosamente en librerías de viejo. Tal es la delicadeza de la edición. Y tal es la sensibilidad que irradia su contenido: el testimonio íntimo, lúcido y artístico de un hombre (en este caso, un hombre con nombre y apellidos, John Fowles) que nos habla de su pasión por los espacios naturales, y del sentimiento de grandeza, belleza e inefabilidad que le inspiran.

Para quien con frecuencia se siente encarcelado en la urbe, como yo, o simplemente para quien siente una atracción inexplicable (seguida de un efecto vivificante) por internarse y recorrer un bosque solitario, también como yo, debería dedicarle a esta obra de Fowles una lectura detenida, no exenta de futuras relecturas. No estoy hablando para aquellos cuya experiencia con lo natural se reduce a ver en una pantalla documentales de National Geographic, no creo que esos me entiendan, ni creo que lleguen a entender una palabra de lo que Fowles escribe aquí.

"Tal vez el que hallara cierto sentimiento religioso en mi inmensa devoción por los bosques se deba a que nunca tuve una verdadera religión que seguir (y sigo sin tenerla). Sus misteriosas atmósferas, sus silencios, sus pasillos (sobre todo en los hayedos)... Hasta los bosques más pequeños guardan sus secretos y sus lugares recónditos, sus recintos sin señalizar, y todos los edificios sagrados, desde la catedral más grandiosa hasta la capilla más pequeña, y todas las religiones hunden sus raíces en el aura natural de esos escenarios boscosos. En ellos, nos hallamos entre otros seres más longevos, más grandes e infinitos, más alejados de nosotros que la forma de vida no humana más extraña que pudiéramos imaginar: ciegos, inmóviles, sin habla (o capaces de usar tan solo las confuses paroles de Baudelaire), vigilantes... En general, podemos decir que adquieren la única forma física que podría tener un dios universal."

John Fowles, autor de novelas como El coleccionista, El Mago  y La mujer del teniente francés, recurre a su propia infancia en Inglaterra para situar el comienzo de El árbol (1979), breve ensayo parcialmente autobiográfico que es, ante todo, una precisa y preciosa reflexión sobre el arte, la creación y la relación del ser humano con la naturaleza. Allí, en un pequeño pueblo del condado de Essex, su padre cultiva árboles frutales en el jardín de la casa familiar. Será esa vívida imagen, la de lo salvaje ajardinado y manipulado, la que, al rebelarse contra las estrictas ideas paternas, sirva al escritor, al modo de un detonante de polo opuesto, para admirar y captar la belleza de los espacios naturales no modificados por el hombre.

John Fowles
La prosa pulida y cercana de Fowles consigue, por momentos, expresar aquello que el escritor define como irreproducible, que no es otra cosa que las manifestaciones sensoriales de un entorno natural: "Los dos grandes medios más empleados en la actualidad para reproducir la realidad, es decir, la palabra y la cámara, son absolutamente insuficientes en este caso." Pero precisamente, concluirá más adelante, ese es su inmenso valor: "Únicamente de una manera personal, de una manera directa, podemos llegar a conocer la realidad natural, en su propio presente. Nadie puede comprenderla a través de otro. Ni siquiera parcelándola. Solo se puede llegar a ella a través de uno mismo." Eso es lo que hace -añado yo- que la admiración placentera, el disfrute respetuoso de la naturaleza sea, además de una experiencia física, un acto inequívocamente espiritual.  

El árbol es una obra seria y ética. No estamos ante una apología de tinte ecológico hecha con cuatro frasecitas pretendidamente trascendentes y políticamente alborotadoras. Este es un ensayo humanista, honesto y sentido, una obra contra el encasillamiento y las clasificaciones, una apuesta por la libertad y por la comunión del ser humano con su lado más natural e instintivo.

La edición de Impedimenta, ya se ha comentado, es un placer para los sentidos, un ejemplo del nivel de excelencia que están alcanzando algunas editoriales pequeñas en España. La traducción, ágil y transparente, de Pilar Adón, está a la altura de la exigencia del texto original (lástima tan solo algún desliz reiterado, como el entrometido giro "la práctica totalidad", tan de moda hoy entre los periodistas, pero rechazable por incorrecto).