jueves, 23 de noviembre de 2017

Arte y artificio

                                                                           
«El arte derriba las barreras que se interponen habitualmente entre lo físico y lo psíquico, entre tu alma y las de los demás. “Sólo a través del arte podemos salir de nosotros mismos, saber lo que otra persona ve de un universo que no es el mismo que el nuestro y cuyos paisajes, sin el concurso del arte, permanecerían tan desconocidos para nosotros como los que pueden existir en la luna”. Para el novelista francés Marcel Proust, autor de estas palabras, el arte es un lugar de encuentro en el que los seres humanos conviven a un nivel inasequible para el lenguaje y las formas de comunicación ordinarias. Sin el arte, la conexión a ese nivel más profundo sería imposible. Ésta es una idea difícil de aceptar en momentos en los que las fuerzas estéticas, atrapadas entre las noticias sensacionalistas y la mercadotecnia viral, parecen inclinarse ante objetivos de naturaleza muy distinta. La parafernalia consumista de luz y de sonido que nos bombardea incesantemente no nos conduce al universo secreto de una toma de conciencia distinta; al contrario, nos empuja a aceptar acríticamente una imagen de la vida que en realidad no es de nadie, creando un espacio artificial en el que el mercado y el estado pueden crecer como si fueran partes inextricables del cosmos en lugar de meros y efímeros accidentes de la historia. Hoy corremos el peligro de perder nuestra capacidad de distinguir la creación artística tal como la definía Proust de la creatividad estética que desemboca en una cancioncilla comercial, un nuevo diseño de automóvil o un éxito de ventas de temporada, Si nuestra confusión conviene a la situación política y económica reinante, ello es simplemente una prueba de que la maniobra de suplantación del espacio del sueño en el alma y la psique a través de una interfaz perfectamente controlada marcha según los planes».
J. F. Martel
Vindicación del arte en la era del artificio, Atalanta, 2017

domingo, 19 de noviembre de 2017

Fin Otoño Woolf y Sorteo 2

Libros que entran en sorteo

Llegó el día de cerrar el Otoño Woolf, tras la presentación de sus actividades oportunamente cumplimentadas, algunas de las cuales aún me quedan por revisar y valorar a lo largo de esta mañana. 

En total han sido 26 los participantes en esta lectura de La señora Dalloway, un libro tan exigente como gratificante. Ambiguo y múltiple, como es siempre el arte. Fascinante, como muchos de ustedes han dicho.

Así que ahora debo darles mi más sincera enhorabuena y proceder al sorteo que pone punto y final a un Otoño más. Se sortearán 2 lotes compuestos por Al faro y Las olas (cortesía de El infierno de Barbusse, en vista de que es más fácil que un tiranosaurius rex pase por el ojo de una aguja que la editorial Lumen se rasque un ejemplar de su catálogo). También entran en sorteo 2 maravillosos ejemplares de Paseos por Londres (cortesía de la editorial La Línea del Horizonte). 

El resultado del sorteo se dará a conocer a las 16:00 horas. 

Aquí los ganadores.

Puestos 1 y 2: Al faro + Las olas
Puestos 3 y 4: Paseos por Londres

Enhorabuena. 

lunes, 6 de noviembre de 2017

Lectura guiada de La señora Dalloway

Comprando en una máquina expendedora, Londres, ca. 1923 


La señora Dalloway relata un día corriente en la vida de Clarissa Dalloway, una mujer casada con un diputado conservador y madre de una adolescente. La historia comienza una soleada mañana de junio de 1923, con un paseo de Clarissa por el centro de Londres, gran escenario de la novela, y termina esa misma noche, cuando comienzan a retirarse de casa de los Dalloway los invitados a su fiesta. Aunque en el curso del día sucede un hecho trágico, el suicidio de un joven que vuelve de la guerra, lo notable de la historia no es ese episodio, ni los pequeños sucesos y recuerdos que la componen, sino que toda ella esté narrada desde la conciencia de los personajes y del análisis de todo lo que pasa por sus mentes antes de actuar. Solo tras la publicación de La señora Dalloway, los críticos comenzaron a elogiar la originalidad literaria de Virginia Woolf, su maestría técnica y su afán experimental, que introducía en la prosa novelística un estilo y unas imágenes hasta entonces más propias de la poesía.

Publicada en 1925 y considerada, por su relevancia y audacia experimental, como el contrapunto al Ulises de Joyce, se trata de una novela profundamente rupturista con el realismo literario de su tiempo, no solo por el empleo de técnicas narrativas innovadoras, como el flujo de conciencia, sello distintivo de la escritora inglesa, sino también por la originalidad de su estructura formal, la reducción del espacio temporal a un solo día y la fragmentación de situaciones y personajes.

La señora Dalloway es una novela que dice mucho -muchísimo- en muy pocas páginas. Y que nos revela siempre algo nuevo en cada relectura. Si nos atenemos a aquella definición de clásico dada por Italo Calvino (“un clásico es un libro que no termina nunca de decir lo que tiene que decir"), es evidente que estamos ante un claro, rotundo e intemporal clásico.


ACTIVIDADES

A) Contesta a las preguntas que se proponen en esta guía de lectura y envía tus respuestas elinfiernodebarbusse@gmail.com. Puedes descargarte aquí el mapa de Londres con el que has de trabajar en el Anexo, por si quieres verlo con mayor detalle y hacer la práctica directamente sobre la imagen. (Las descargas estarán activas hasta el 18 de noviembre) 

B) Comparte tu opinión, en la zona de comentarios, acerca de alguna o todas de las siguientes cuestiones de debate (usa la herramienta "responder" para comentar debajo de cada cuestión):

1. Algunos críticos han dicho que la novela es el retrato de toda una galería de zombies o muertos vivientes que pululan por las calles de Londres un día de junio de 1923. ¿Estás de acuerdo? ¿En qué sentido podría ser esto cierto? 
2. Woolf concibió a Clarissa y Septimus como las dos caras de una misma moneda. ¿Qué crees que tienen en común ambos personajes? ¿Cómo interpretas la reacción de Clarissa ante la muerte de Septimus?
3. A partir de lo privado, de lo particular, Woolf eleva en sus libro una crítica social, sutil pero intensa. ¿Encontramos esa crítica en esta novela? ¿Dónde? 
4. Opina sobre qué te ha parecido la novela y destaca algún pasaje, escena, frase que te haya gustado especialmente o que consideres relevante. 

La fecha tope tanto para la entrega de la guía como para la realización de comentarios es el sábado 18 de noviembre


MATERIALES DE APOYO

Se aportan a los participantes en esta lectura los siguientes estudios introductorios a la novela, los cuales, no siendo en absoluto necesarios para hacer las actividades, sí son recomendables como documentos de lectura y reflexión previa a la realización de las mismas: 

- Adriá Pérez Martí. Dalloway, una de las grandes novelas de Virginia Woolf (2016)

¡Participa y podrás ganar una selección de obras de la autora que se sortearán el día 19 de noviembre. Toda la información aquí!