lunes, 18 de diciembre de 2017

Clásicos para regalar esta Navidad, y 4
(«Crimen y castigo», de Fiódor Dostoievski)



Y esta impresionante edición de un clásico entre clásicos, Crimen y castigo, es la cuarta y última recomendación navideña para este año. 

Huelga decir nada sobre la importancia e influencia en la literatura de esta novela de Dostoievski, tampoco sobre las sucesivas e ininterrumpidas generaciones de lectores que desde la fecha de su publicación, en 1866, han gozado del libro y se han sentido subyugadas por su planteamiento y monumentalidad (en esto compite con  la también dostoievkiana Los hermanos Karamázov). Todo eso se da ya por sabido y sería faltarles al respeto hablar ahora aquí de qué va la novela, algo siempre vulgar e insufrible, y en este caso más.     

Sí les diré que esta edición de Alba incluye una nueva traducción, a cargo de Fernando Otero, imagino que impecable, como todo su trabajo. Y que en el aspecto estético, como ven, se ha optado por arroparla con una sugerente ilustración de una edición rusa de la novela de los años 70. Acierto total. 

En verdad, en verdad les digo que si a ustedes el nombre de Raskólnikov solo les suena de oídas y no han leído aún este libro, no sé a qué están esperando (se lo están poniendo en bandeja) para descubrir qué es el talento literario y para pasarlo a lo muy grande.  

7 comentarios:

  1. Le paga Alba por recomendar la mayoria de sus libros ?
    Crimen y Castigo es un imprescindible pero he hecho un repaso por sus recomendaciones y la mayor parte de los libros son de de esta editorial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, sí, me pilló. Y eso que el cheque de Alba es menos robusto que el de Impedimenta, aunque ciertamente más práctico que el de Atalanta, que me paga en especie con ovejas ampurdanesas, que dan buen vellón pero escasa leche.

      Eliminar
  2. Pero amigo Carreteras, si el señor Barbusse está forrao, tiene casas de campo repartidas por toda Europa y secretario particular jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solamente en Sussex y en Baviera, no exagere. Y no son casas de campo, sino castillos de planta baja rehabilitados.

      Eliminar
  3. !Ay señor Barbusse!, de buena gana le pediría a sus majestades mágicas un par de vidas extras para dedicarlas a leer concienzudamente y sin prisas los catálogos de Impedimenta, Alba, Atalanta y también Acantilado, Hermida, Turner, Cátedra, Alianza, Galaxia, Pepitas y otras muchas más...

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por todas estas magníficas recomendaciones. Alguno caerá. Saludos.

    ResponderEliminar