miércoles, 23 de enero de 2013

El Ilich que esperaba


Había que acudir a Alianza (que lo incluye en un volumen junto con Hadyi Murad), o a la nada fiable versión de la editorial Juventud, o al inencontrable —y más feo, imposible, de veras— ejemplar de la Biblioteca Básica Salvat (que, por cierto, es el que yo tengo), o a la edición escolar de Siruela, para leer en español esta obra del gran maestro ruso Tolstói. Pero tenemos la suerte ahora de disponer de una excelente edición de Nórdica, con ilustraciones de Comotto y, lo que es más importante, con una nueva y tranquilizadora traducción del siempre brillante Víctor Gallego.

Hacía mucho tiempo que esperaba a que alguna editorial diera este paso y se propusiera sacar a la luz una edición a la altura de este clásico entre clásicos, de esta nouvelle sacudidora, que hiere como arma blanca.

La muerte de Iván Ilich es un libro de una grandiosa y sobria humanidad. Un libro auténtico. Un libro para siempre. Uno —¿definitivamente?; sí, definitivamente— de los libros de mi vida.


7 comentarios:

  1. Ese libro es maravilloso, también es uno de los libros que me han marcado. Impagable Tolstoi. Y la edición de Nórdica parece espléndida.
    Un abrazo.

    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es. Y rara vez se ha expresado con tan rara precisión la lucidez que otorga la enfermedad, la sensación de vacío vital, lo absurdo de la existencia humana, el artificio de la sociabilidad, la amargura de la soledad acompañada...

      Impagable, como tú misma has dicho.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Todavía no he encontrado una edición de Nórdica que no valga la pena. Además, por suerte está recuperando las ilustraciones en las novelas, algo que ya no hacía prácticamente ninguna editorial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además bien recuperadas, porque no se trata adornar la edición, las ilustraciones están muy bien ajustadas al tono y al carácter de la obra. En este caso, las de Comotto son impresionantes.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Maravilloso libro. Yo tengo la edicion de Alianza, con la magnifica traducción de Juan Lopez-Morillas. Creo que no se puede decir tanto en tan pocas páginas y con tan pocas palabras. Pero claro, se trata de Tolstoi. ¿Que podemos decir de un tipo que ha escrito Guerra y Paz o Anna Karenina?

    Atractiva edición la de Nórdica, pero claro después de las "grandes desesperanzas" uno ya no se atreve....


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ramón: puedes estar tranquilo, en este caso, por lo que respecta a la traducción. Víctor Gallego es uno de los mejores traductores del ruso. Te recuerdo que ha traducido para Alba las novelas cortas del gran Turgénev, los cuentos y novelas de Chéjov, la Ana Karénina de Tolstoi, el Diario de un escritor de Dostoievski, etc. Y los resultados no pueden ser más brillantes. Así que no dudes, que aquí no cabe duda. :)

      Eliminar
  4. Yo lo leí, por mor de la edad, en la colección de RTVE, muy fea de aspecto, es cierto, pero a la que bastante se le debe... Un libro que jamás se olvida, donde Tolstoi ejerce de diseccionador del sentimiento con más disimulada caridad que en otras de sus obras, como "Resurrección", otra de mis preferidas del barbado ruso...

    ResponderEliminar