lunes, 25 de marzo de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, XI-XV

Adeodato Malatesta, ca. 1839

Actividades

A) Marca las opciones correctas a las preguntas del siguiente cuestionario relacionadas con la escena que vemos en la imagen:

1. La escena tiene lugar en:

  a) La segunda cornisa del Purgatorio, donde los envidiosos
  b) La primera cornisa del Purgatorio, donde los soberbios
  c) La tercera cornisa del Purgatorio

2. La mujer que vemos a la derecha: 

  a) Nació en Arezzo
  b) Tiene los ojos cosidos con alambre
  c) Las dos anteriores son correctas

3. Dicho personaje se presenta a Dante, diciendo:

  a) “Sapia me llamaron, mas sabia no fui”
  b) "No fui sabia, aunque Sapia me llamaron"
  c) "Sapia soy, pero sabia nunca me llamaron”

4. Esta mujer:

  a) Estuvo casada con Sinibaldo Saracini 
  b) Fue una conocida meretriz de Siena
  c) Fue una gentildama de Florencia

5. En la imagen, le está diciendo a Dante: 

  a) “Me complacía más el mal ajeno que mi propia ventura”
  b) “Sentía un gozo intenso cuando alguien fracasaba”
  c) “Una alegría radiante me invadía si un mal a otro visitaba”

6. Sapia rogó a Dios para que: 

  a) Sus paisanos parasen de guerrear cerca de Colle con sus enemigos
  b) Sus conciudadanos fueran vencidos en la batalla de Colle Val d’Elsa
  c) Sus paisanos volviesen de la batalla sanos y salvos

7. Cuando vio que se cumplió lo que al fin quiso, ésta:

  a) Alzó su osado rostro al cielo y dijo a Dios: “Ya no te amo”
  b) Alzó su osado rostro al cielo y dijo a Dios: “Ya no te honro”
  c) Alzó su osado rostro al cielo y dijo a Dios: “Ya no te temo”

8. Al final de la vida de Sapia, la tuvo presente en sus oraciones Pier Pettinaio, que:

  a) Era un noble sienés conocido por su misericordia y devoción
  b) Comerciaba con peines de telar
  c) Era un monje terciario florentino  

9. Dante le dice a Sapia que:

  a) A él no le coserán los ojos como a ella
  b) También a él le coserán los ojos y habrá de soportar la carga del tormento anterior
  c) También a él le coserán los ojos, y por mucho tiempo

10. Sapia se despide de Dante:

  a) Rogándole que le diga a Pier Pettinaio que sus oraciones han surtido efecto 
  b) Rogándole que restituya su fama entre los suyos 
  c) Haciéndole una profecía sobre su exilio


B) En este enlace (solo para participantes inscritos) puedes ver varias ilustraciones relativas a los cinco cantos leídos esta semana. Elige para cada una de ellas el pie descriptivo más adecuado de entre los que se ofrecen a continuación (entre paréntesis se da la cita exacta: número de canto y versos):
1. “Hijo, ¿por qué lo has hecho? Preocupados tu padre y yo te estábamos buscando” (XV, 90-91). 2. Y oímos, mas no vimos, unas almas volar hacia nosotros que invitaban al banquete de amor muy cortésmente. La voz primera que pasó volando con fuerza profirió “Vinum non habet”, y lo fue repitiendo al superarnos (XIII, 25-29). 3. ¡Oh, loca Aracne, yo te vi doliente, ya medio araña, sobre los jirones de la labor para tu mal tejida! (XII, 43-45). 4. Seguimos avanzando los dos solos y oímos una voz que parecía un rayo atronador cortando el cielo: “Me dará muerte quien me capture”, dijo, y se diluyó como hace el trueno si de pronto la nube se desgarra (XIV, 130-135). 5. “Yergue la cabeza; ya no hay razón para ir ensimismado. Mira hacia allí: hay un ángel dispuesto a acercarse a nosotros y regresa, la sexta sierva del diario oficio. Viste de reverencia tu semblante para que nos conduzca más arriba” (XII, 77-83). 6. Eran como los ciegos pordioseros que mendigan en tiempo de indulgencia y apoyan la cabeza unos en otros para mover la compasión ajena no sólo con el son de las palabras, sino con la visión, que más perturba (XIII, 61-66). 7. “¿Y qué haremos a aquellos que nos odian si condenamos a los que nos aman?” (XV, 104-105). 8. Nos mostró la abertura de la roca, me golpeó la frente con su ala y auguró una segura travesía (XII, 97-99). 9. Llegamos junto al ángel bendecido que dijo alegre: “Id por esta escala, que es menos empinada que las otras” (XV, 34-36). 10. El joven, abrumado por la muerte que lo cercaba, ya tendido en tierra, mas con los ojos vueltos hacia el cielo, en medio del martirio, rogó a Dios, con un semblante que a piedad movía, que perdonase a quienes lo mataban (XV, 109-114). 11. Vi entre las sombras una que tenía el aspecto de esperar. ¿Cómo lo supe?: levantaba el mentón, igual que un ciego. “Alma que pugnas por subir”, le dije, “si eres tú quien ha hablado, identifícate por tu nombre o lugar de nacimiento” (XIII, 100-105). 12. “Pero vete, toscano, que ahora tengo menos ganas de hablar que de llorar: tal efecto ha tenido nuestra charla” (XIV, 124-126). 13. Para escuchar mejor bajé la cara y una sombra distinta de la otra se retorció bajo el terrible peso, me vio y me conoció y con gran esfuerzo me llamó, manteniendo su mirada en mí, que iba con ellos inclinado. “Oh,”, dije entonces, “¿no eres tú Oderisi, honor de Gubbio y honra de aquel arte que llaman en París iluminar?” (XI, 73-81). 14. Mi vista entonces se sintió abrumada por el gran resplandor que le llegaba y el estupor de lo desconocido; puse las manos para hacer visera encima de mis párpados de modo que el exceso de luz disminuía (XV, 10-15). 15. Yo, con los dedos de mi mano diestra, noté seis letras que me había impreso en las sienes el ángel de las llaves. Y mi maestro, al verlo, sonrió (XII, 133-136). 16. “No fui sabia, aunque Sapia me llamaron; me complacía más el mal ajeno que mi propia ventura” (XIII, 109-111). 17. “Ahora deseas que por ti yo haga lo que tú no  has querido hacer por mí. Pero ya que Dios quiere que su gracia relumbre tanto en ti, no seré avaro y lo diré: yo fui Guido del Duca. Mi sangre ardió de envidia de tal manera que tan sólo con ver contento a otro un pálido livor me transformaba” (XIV, 77-84).

C) Contesta a las siguientes preguntas: 1. En XI, 91-93, hay unas preciosas palabras sobre la vanagloria humana ("¡Oh, vanagloria del ingenio humano! ¡Qué poco dura el verde en vuestras hojas si los días más fértiles se alejan!"), a las que se añaden otras, en XI, 100-108, sobre la fugacidad de la fama y de nuestra existencia: "El murmullo del mundo es solo un soplo de viento..." Completa la cita. 2. De los doce ejemplos de soberbia castigada que se enumeran en XII, investiga y explica brevemente los de Ciro, Erífile, Aracne y Níobe. 3. ¿Qué palabra forman las iniciales de los tercetos donde se enumeran esos doce ejemplos y que aparece después recapitulada en el acróstico de los versos XII, 61-63? 4. En la descripción del contrapaso de los envidiosos, expresado en XIII, Dante hace uso de un nuevo y efectivo símil: “Tienen cosidos con alambre los párpados, igual que suele hacerse con...” ¿A qué animal alude? 5. En XIII, Dante y Virgilio escuchan a unas almas proferir frases que son ejemplos de caridad. ¿Cuáles son dichas frases y en qué contexto se dijeron? 6. ¿Con qué animales compara Guido del Duca, en XIV, a los habitantes del Casentino, Arezzo, Florencia y Pisa, respectivamente? 7. Hacia el final de XIV, resuenan las voces de dos grandes envidiosos. Di quiénes son y qué frase identifica a cada uno. Contesta: ¿A quién tuvieron envidia y por qué? 8. En XIV, 143-151, Virgilio habla sobre la estupidez humana y su incorregible apego a lo puramente terrenal: "Ese es el duro freno que debiera tener al hombre dentro de sus límites. Pero mordéis el cebo...". Completa la cita. 9. "¿Cómo puede entenderse que un bien solo, repartido entre muchos, enriquezca aún más que si es por pocos poseído?", le pregunta Dante a Virgilio en XV, 61-63. Para explicar que el amor, si es tal, funciona por reflejo, es decir, cuanto más se da, más se obtiene devuelto, Virgilio hace un símil con un objeto. ¿Cuál? 10. En XV, ya alcanzada la tercera cornisa, donde están los iracundos, Dante tiene una visión en la que se suceden tres escenas que representan ejemplos de mansedumbre. ¿Quién las protagoniza y qué sucede en cada una de ellas?   

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta. 
________________________________

Ficha (para los más curiosos): Figuras míticas

lunes, 18 de marzo de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, VI-X

Ilustración de Amos Nattini, 1923

Actividades 

A) Di si son verdaderas o falsas estas afirmaciones relacionadas con la escena que plasma la imagen de arriba: 1. El ángel que aparece sentado es el portero del Purgatorio. 2. Dante lo mira a los ojos largo rato sin decir nada y siente como si lo hubiese hipnotizado. 3. La imagen es fiel al poema en lo que respecta al color de los ropajes del ángel. 4. No es tan fiel, sin embargo, en el hecho de que el ángel tenga la espada hacia abajo, pues en el poema se dice que "una espada blandía, apuntando con ella hacia el cielo". 5. Dante ha intentado mirar muchas veces la espada, pero en vano, pues el reflejo de los rayos en ella resulta cegadora. 6. Virgilio le ha explicado al ángel que "una mujer del cielo que es experta en estas cosas ya nos ha dicho: 'Entrad por esa puerta". 7. Y el ángel ha contestado: "Habéis hecho lo más correcto. Arrodillaos delante de estas gradas". 8. El primer escalón es de un mármol tan blanco y terso que Dante ve su reflejo en él. 9. El segundo escalón es también liso y reflectante, pero de un color oscuro, casi negro. 10. Del tercero dice que "brillaba como sangre brotando de las venas". 11. Dante se postra ante el ángel y, no sin antes haberse hecho la señal de la cruz en el rostro tres veces, le pide misericordia y que abra el cerrojo. 12. El ángel traza siete P sobre su frente con la punta de la espada y le dice: "Lávate cuando llegues adentro estas heridas". 13. La imagen refleja también muy fielmente el color de la puerta de entrada, que Dante describe como "de tono parecido al verde oliva". 14. El ángel, que tiene dos llaves, una de oro y otra de plata, usa primero la blanca. 15. La de plata requiere una gran habilidad e ingenio y se la dio Pedro, advirtiéndole que errara por exceso al cerrarla si la gente a sus pies se prosternaba. 16. El ángel les invita a entrar, advirtiéndoles que quien mira hacia atrás vuelve a salir. 17. La puerta, al abrirse, no rugió ni se mostró más áspera que la roca Tarpeya el día que se privó del buen Metelo, tal como cuenta Lucano en su Farsalia

B) En este enlace (solo para participantes inscritos) se muestran una serie de ilustraciones de Francesco Scaramuzza referidas a los cinco cantos leídos en esta semana. Ordénalas según la secuencia cronológica en que suceden o se nos cuentan en el poema

C) Completa el siguiente crucigráfico con la ayuda de las ilustraciones que se muestran en este enlace (solo para participantes inscritos). Para mayor comodidad, se recomienda imprimirlo, rellenarlo y hacerle una foto, que será la que se envíe adjunta.

D) Contesta: 1. La dura invectiva contra Italia que ocupa la segunda mitad del canto VI concluye con la comparación irónica de la situación de Florencia con la de un enfermo quejoso. Cita dicho pasaje. 2. El comienzo del canto VIII es famoso por su lirismo y su marcado carácter melancólico, tan propio de todo el Purgatorio. Cita esos primeros seis versos. 3. En VIII, 133-139, el joven Malaspina le dice a Dante unas palabras proféticas. Investiga y di qué significan. 4. ¿Por qué razón no es posible seguir subiendo el Purgatorio de noche? 5. En VIII, 19-21 y en IX, 70-72, Dante apela al lector subrayándole el carácter alegórico de lo que seguidamente va a contar. Cita ambos pasajes. 6. En su sueño, Dante cree que "estaba donde Ganimedes se alejó de los suyos cuando fue raptado y conducido entre los dioses" (IX, 22-24). Explica brevemente este mito, y busca y adjunta una imagen que lo ilustre. 7. ¿Qué simbolizan las siete P que el ángel marca con la espada sobre la frente de Dante? 8. Di cuáles son, explicándolas sucintamente, las tres escenas de humildad representadas en los bajorrelieves de la entrada del Purgatorio. 9. "¿Por qué se engríe tanto vuestro ánimo...", dice Dante contra los soberbios. Completa esta cita de X, 127-129. 

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.
________________________________

Ficha (para los más curiosos): Destino propio

lunes, 11 de marzo de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, I-V

François Lafon, 1886

Actividades

A) Observa la imagen que se muestra arriba y contesta: 1. ¿A qué canto pertenece la escena que ilustra? 2. La imagen no es del todo fiel al poema porque en ella se ve al ángel en la proa de la barca, mientras que en el poema se dice que iba en popa: ¿Verdadero o Falso? 3. ¿Qué salmo están cantando (puedes escucharlo aquí) los espíritus que van embarcados y sobre qué tema trata? 4. ¿En la desembocadura de qué río ha recogido el ángel barquero a esas almas que lleva al Purgatorio? 5. Cita un fragmento del poema que sirva de pie descriptivo para la imagen. 

B) En este enlace (solo para participantes inscritos) puedes ver varias ilustraciones relativas a los cinco cantos leídos esta semana. Elige para cada una de ellas el pie descriptivo más adecuado de entre los que se ofrecen a continuación (entre paréntesis se da la cita exacta: número de canto y versos):
1. Me ciñó como el otro le había dicho, y en el mismo lugar, ¡oh, maravilla!, en que el guía arrancó el humilde junco, otra planta nació inmediatamente (I, 133-136). 2. Cuando llegamos donde aquellas almas, nos gritaron a una: Este es el sitio. Es más ancha la brecha que el aldeano cierra con un manojo de espinosas ramas cuando la uva está madura, que aquel sendero por el que subimos solo mi guía y yo (IV, 17-22). 3. Y él, mientras tanto, llegó a la orilla con su rauda barca, tan ligera que apenas si se hundía (II, 40-42). 4. Fue tan grata a mis ojos, dijo entonces, Marcia mientras yo estuve allá en el mundo, que satisfice todos sus deseos” (I, 85-87). 5. Lo miré fijamente y vi que era rubio y hermoso y de gentil aspecto, pero con una ceja en dos partida. Cuando con humildad lo desmentí, pues nunca lo había visto, dijo “Mira”, y me mostró una herida sobre el pecho” (III, 106-111). 6. Íbamos por la brecha de la roca, trepando con los pies y con las manos por entre aristas que nos oprimían (IV, 31-33). 7. Entonces mi maestro, suavemente, frotó sobre la hierba sus dos manos, y yo, que comprendí lo que quería, le ofrecí mis mejillas lagrimosas; así volví a tener al descubierto el color que el infierno había velado (I, 124-129). 8. Y se puso a cantar tan dulcemente que en mi pecho aún resuena su dulzura: Amor, que razonando va en mi mente” (II, 112-114). 9. Cuanto más se acercaba a nosotros el pájaro divino, más brillaba; no pude resistir la cercanía y la vista bajé (II, 37-40). 10. Yo me sentía muy cansado y dije: Oh, dulce padre, vuélvete y advierte que me quedaré solo si no paras”. “Hijo mío”, me dijo, “continúa hasta ahí”, y señaló una prominencia que circundaba toda la ladera (IV, 43-48). 11. “¡Ay!, cuando logres regresar al mundo tras descansar de tan largo viaje, dijo un tercer espíritu enseguida, “acuérdate de mí, me llamo Pía” (V, 130-133). 12. Él los bendijo y ellos se lanzaron a la orilla, y el ángel se fue luego con igual rapidez que a su llegada (II, 49-51). 13. Vi por la izquierda aparecer un grupo de almas que avanzaban tan despacio, que sus pies parecían no moverse. “Alza la vista”, dije a mi maestro, “que tal vez esos nos darán consejo” (III, 58-62). 14. Pero si una mujer que está en el cielo te manda, como dices, no hacen falta lisonjas: me lo pides en su nombre. Ve, pues, pero antes ciñe con un junco a tu mortal, y lávale la cara para quitarle toda suciedad” (I, 91-96). 15. Estábamos allí,  paralizados, atentos a sus notas y el honesto viejo gritó: “¡Eh, almas perezosas! ¿Qué es esta lentitud? Corred al monte a despojaros de esa dura costra que no os permite contemplar a Dios” (II, 118-123). 16. Cuando los de delante percibieron la luz interrumpida a mi derecha y mi sombra alargarse hasta la roca, se detuvieron y retrocedieron, y todos los demás que los seguían, sin saber la razón, lo mismo hicieron (III, 88-93). 17. Al acercarnos vimos recostadas personas a la sombra de la peña como suelen estar los perezosos (IV, 103-105). 18. “Mi cuerpo helado fue a parar al al cauce del recrecido Arquiano y este luego lo echó en el Arno y me quitó del pecho la cruz que había hecho con mis brazos" (V, 124-127). 19. ”Oh, mi dulce señor”, dije, “contempla a ese que demuestra más flojera que si su hermana fuese la pereza”. Entonces se volvió, nos miró atento y, alzando lentamente el rostro, dijo: “Pues sube tú, ya que eres tan valiente” (IV, 109-114).  

C) Basándote en las imágenes del enlace anterior, contesta: 1. ¿Cómo se llama el personaje, custodio del Purgatorio, que aparece a la izquierda de la imagen nº 15 y en qué singulares circunstancias murió? 2. ¿Y el de la imagen nº 12, quién es y qué le pide a Dante? 3. ¿Qué personaje aparece en la imagen nº 19 y sobre qué están debatiendo el ángel y el demonio que están al fondo? 4. ¿Y cómo se llama el que está hablando con Dante en la imagen nº 17? 5. Di, para cada uno de estos tres últimos personajes que has citado, por qué razón se encuentran en el Antepurgatorio (puedes ayudarte con el mapa del Purgatorio que incluye tu ejemplar).

D) Contesta a las siguientes preguntas: 1. A diferencia de lo que ocurría en el Infierno, donde los pecadores mantenían su cuerpo y sufrían hambre o sed, con penas terrenas, en el Purgatorio los pecadores son solo sombras. Dante subraya esto reiterando a lo largo de estos cantos que es solo él quien proyecta sombra y también, de manera más explícita en II, 79-81, con la descripción de su intento fallido de abrazar a Casella. Cita dicho pasaje. 2. Al comienzo del canto V, el orgullo de Dante, que al sentir las manifestaciones de asombro de los penitentes ante su sombra, se gira muy ufano, permite a Virgilio hacerle una severa advertencia: no hay que entretenerse en vanagloriarse de nada, pues su meta es la llegada al Paraíso. Este reproche a Dante, no es sólo a él, sino que es en realidad una advertencia a todo el género humano. Cítalo. 3. En III, 37-42, se alude a la imposibilidad del ser humano por desvelar racionalmente el misterio de la existencia: "Contentaos, humanos, con el quia...". Completa la cita. 4. Tanto los excomulgados como los arrepentidos en trance de muerte han de guardar en el Antepurgatorio un plazo de espera antes de entrar en el Purgatorio. El de los primeros se cita a final de III y el de los segundos en IV, 130-134. ¿Cuáles son dichos plazos? 5. En II, 124-132 y en III, 79-87 hay dos elaborados símiles con animales: ¿de qué animales se trata? 6. En IV, 88-95, Virgilio le explica a Dante las particularidades del Purgatorio y del esfuerzo que hay que emplear en llegar a su cumbre: La montaña es de tal modo que al principio es muy ardua la subida...” Completa este pasaje. 7. La figura de Pia dei Tolomei, que aparece muy brevemente a final de V y cuyo pudor se opone al de los personajes que la acompañan, ha sido desde siempre una de las más nombradas de toda la obra. Explica brevemente quién fue y la razón de sus enigmáticas palabras: "Me hizo Siena y Marema me deshizo: lo sabe bien aquel que antes me había dado su anillo para desposarme" (V, 134-136). 

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.


Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.
________________________________

Ficha (para los más curiosos): Orden moral del Purgatorio

lunes, 4 de marzo de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Infierno, XXXI-XXXIV

Ilustración de Francesco Scaramuzza, 1870

Actividades

A) Di si son verdaderas o falsas estas afirmaciones relacionadas con la escena que plasma la imagen de arriba: 1. Dante y Virgilio están en el último círculo del infierno, el Cocito, y en su zona más profunda, llamada Antenora. 2. Hace un viento gélido y Virgilio decide prestarle su manto a Dante para que entre en calor. 3. Allí las almas están sepultadas bajo hielo, todas tumbadas, y se traslucen “como paja en vidrio”. 4. El personaje que ocupa casi toda la imagen es Lucifer o Dite, el que desde el principio de los tiempos fue “la más fea criatura viva”. 5. Aunque para expresar el terror que le invade al verlo Dante dice “No me morí, y no continué vivo”, en ningún momento se siente apocado. 6. Lucifer o "el frío emperador del triste reino" tiene metido casi todo el cuerpo en el glacial, sobresale solo de cuello para arriba. 7. Tiene tres cabezas, la de delante es roja, la de la derecha es entre verdosa y amarilla, y la de la izquierda “del color de los que vienen de la parte donde el Nilo forma un valle”. 8. Cada cabeza tiene dos alas, como las de las lechuzas, de pelo fino y suave, que no hacen ruido al batirlas. 9. Lucifer llora y babea continuamente por la cabeza central. 10. En cada una de sus tres bocas muele con los dientes a un pecador: uno es Judas Iscariote, otro Bruto, y otro Casio, aunque solo a Judas se le puede ver la cara. 11. Virgilio le indica a Dante que se abrace a su cuello porque van a escapar de allí saltando sobre una de las alas de Lucifer, aunque han de esperar a que este las tenga desplegadas. 12. Una vez sobre el cuerpo de Lucifer, se van agarrando de sus pelos hasta que alcanzan el ombligo, en el que se esconde una salida, y por allí escapan de tanto mal. 13. Virgilio se asoma al abismo y alza la vista, pensando que vería a Lucifer igual que lo dejó, “pero estaba al revés, patas arriba”. 14. Dante se percata de que era de día y, de pronto, se ha hecho de noche. 15. Virgilio le explica que ahora se encuentran bajo el hemisferio opuesto al que la seca parte cubre y al pie de cuya cumbre halló la muerte el hombre que nació y murió sin culpa; finalmente, salen por un agujero al mundo claro, Dante primero y Virgilio tras él. 

B) Observa las imágenes que se muestran en este enlace (solo para participantes inscritos) y asigna a cada una de ellas la palabra clave que le corresponda según la escena que ilustre: No son torres, son gigantes // Conde Ugolino // Dante agarra a Bocca por los pelos // Fray Alberigo con lágrimas congeladas // Lucifer // Dante y Virgilio salen del infierno

C) Localiza y cita un pie descriptivo adecuado para las ilustraciones nº 1, 2, 3, 7, 9, y 11 del enlace anterior. 

D) Contesta: 1. Entre los gigantes, o aquellos que desafiaron con su arrogancia a la Naturaleza y a los dioses, está el legendario Nemrod, "por cuya impía idea no se usa en el mundo un solo idioma" (XXXI, 77-78). Consulta y di quién fue Nemrod y cuál fue su impía idea. 2. Para describir la situación de los condenados en el lago helado del Cocito, Dante usa en XXXII, 31-36, un efectivo símil basado en la naturaleza. Cítalo. 3. Las cuatro zonas del Cocito o último circulo infernal (Caína, Antenora, Tolomea y Judeca) toman el nombre de un renombrado traidor. Investiga y di de quién se trata en cada caso. 4. ¿Quién protagoniza el sueño présago que tiene el conde Ugolino en XXXIII, 26-36? 5. ¿Cuántos hijos de Ugolino son encerrados con él en la torre? 6. En XXXIII, 75, hay un verso donde algunos quieren ver una mención velada al canibalismo que pudo haber practicado el conde Ugolino con sus hijos. Cítalo e investiga si realmente está justificado que se le conozca históricamente como el "Conde Caníbal". 7. ¿Qué ventaja, referida en XXXIII, 124-134, tiene la Tolomea con respecto a las demás zonas infernales?  ¿Qué mal hizo Fray Alberigo para estar donde está? 9. El contrapaso de los condenados como él está expresado en XXXIII, 94-99. Cítalo. 10. ¿En qué consistió la traición que hicieron Bruto y Casio para que se encuentren en lo más profundo del infierno? 11. En XXXIV, 18, refieriéndose a Lucifer, Dante dice "mi maestro deseó mostrarme la que fue la más bella criatura". Explica sucintamente quién era Lucifer.   

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.

________________________________

Ficha (para los más curiosos): Los encuentros

viernes, 1 de marzo de 2019

Dante, Infierno y palomitas


Entre esta semana y la siguiente acabamos la lectura de la primera cántica de la Comedia, el Infierno. Es buen momento para relajarse un poco haciendo repaso de las situaciones vividas y de los personajes que hemos conocido en este viaje al primer territorio ultramundano. 

Con este objetivo les dejo aquí, para su visionado, esta película de 1911, que es la primera adaptación al cine del Infierno de Dante y el primer largometraje del cine italiano. El director, Giuseppe de Liguoro, y su equipo lograron la primera gran superproducción cinematográfica de la historia, una película fastuosa llena de efectos especiales y decorados de cartón piedra, que nos hará pasar una hora realmente estupenda. 

El enlace que les dejo es a una copia restaurada recientemente que incluye la banda sonora de Tangerine Dream. Esta no incluye subtítulos en español, pero ¿a quién que haya pasado seis semanas en el Infierno le hacen falta, verdad? 

Que la disfruten.