lunes, 15 de abril de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, XXVI-XXX

Ilustración de William Blake, 1824

Actividades

A) La imagen que puedes ver arriba plasma la escena que se describe en el siguiente fragmento del poema, correspondiente al canto XXIX. Léelo con atención y localiza los veinte gazapos que se han deslizado en el texto: 

"Los hermosos objetos llameaban / más que la luna en la mitad del ciclo / y en el cielo sereno a medianoche. / Yo, lleno de congoja, miré a Virgilio / y él me correspondió con su mirada, / que no mostraba menos maravilla. / Después volví a mirar aquellas cosas / sublimes que avanzaban lentamente, / más lentas que una novia en el cortejo. / La mujer me gritó: “¿Por qué contemplas / con tanto rubor las llamativas luces / y no ves lo que está detrás de ellas?”. Entonces vi que tras las luces iban / unas gentes silentes revestidas, / de un candor tal que aquí jamás se ha visto. / Del lado izquierdo, el agua se aquietaba, / y si yo la miraba, reflejaba / como un espejo mi costado izquierdo. / Cuando desde mi orilla llegué al punto / en que nos separaba sólo el río, / para verlo mejor detuve el paso / y vi que las antorchas avanzaban, / dejando tras de sí el aire pintado, / como las pinceladas de un artista; / y aquel cielo quedaba decorado / con siete listas de colores que eran /  los que irisan el Sol y Diana ciñe. / Estos siete estandartes se extendían / más allá de mi vista, y abarcaban / unos diez pasos de un extremo al otro. / Bajo el hermoso cielo que describo, / de dos en dos venían veinticuatro / ancianos de nenúfares coronados. / Todos cantaban: «¡Benedicta seas entre las hijas de Adán todas, sean / benditas para siempre tus bellezas!». / Cuando las flores y las frescas hierbas / que estaban frente a mí en la orilla opuesta / se vieron libres de estas almas santas, / cual en el cielo un astro sigue a otro, / avanzaron detrás cuatro animales / todos de verdes hojas coronados. / Todos iban dotados de tres alas / rebosantes de ojos, que serían / igual que los de Argos, si viviese. / Ya no quiero cantar, lector, más versos / describiendo su forma, que me impele / otro afán y no puedo aquí ser pródigo; / pero lee a Marción, que él los describe / con el aspecto en que los vio llegar / desde el frío con viento, humo y fuego; / así eran estos, como en sus escritos, / excepto por el número de alas: / Juan coincide conmigo y no con él. / Entre las cuatro criaturas iba / un gran trono triunfal sobre dos ruedas / que avanzaba tirado por un grifo. / Este extendía en alto sus dos alas / a un lado y otro del listón de en medio, / dejando tres arriba y tres abajo. / Se perdían de vista, de tan altas. / Lo que tenía de ave era plateado; / las otras partes, entre blanco y rojo. / Ningún carro triunfal fue tan hermoso, / ni el de Alejandro ni el del gran Augusto; / hasta el carro del Sol sería pobre; / digo el carro del Sol que, al desviarse, / ardió por ruego de la pía Tierra / cuando Zeus fue arcanamente justo.

B) En este enlace (solo para participantes inscritos) puedes ver varias ilustraciones relativas a los cinco cantos leídos esta semana. Di a qué canto se refiere cada una de ellas. 

C) Tomando como referencia las imágenes del enlace anterior, di quién es, en cada caso, el personaje por el que se pregunta y cita textualmente lo que podría estar diciendo en ese momento: 1. En la imagen nº 1, el personaje de la derecha. 2. En la imagen nº 3, la mujer. 3. En la imagen nº 5, el personaje alado. 4. En la imagen nº 9, el personaje soñado. 5. En la imagen nº 10, el de Mantua. 6. En la imagen nº 12, el personaje masculino con los brazos extendidos 7. En la imagen nº 14, el alma que está hablando con Dante. 

D) Contesta a las siguientes preguntas: 1. En XXVI, 31-49 se expresa el contrapaso que comparten dos grupos de penitentes. Cítalo. 2. Un poco más adelante, en XXVI, 76-87, se describe el pecado cometido por cada uno de estos grupos. ¿Cuál es, en cada caso? 3. "Ieu sui Arnaut, que plor e vau cantan; consiros vei la passada folor, e vieu jausen lo joi qu’esper, denan". Di en qué idioma están estas palabras de XXVI, 142-144, quién se las dice a Dante y qué significan. 4. En XXVII, 100-108, se alude a dos hermanas que representan respectivamente la vida activa y la contemplativa. ¿Cuál es una y otra? 5. Hay dos símiles seguidos, muy efectivos, en XXVII, 76-81 y 82-87, que sirven para expresar el estado de quietud y cansancio de Dante, Virgilio y Estacio después de un duro esfuerzo de subida. ¿Con qué se hace la comparación en cada uno de ellos? 6. Inolvidables y emocionantes son, al final de XXVII, las últimas palabras de Virgilio en el poema: “El fuego temporal y el fuego eterno has visto, hijo, y has llegado a un sitio que yo no alcanzo a comprender del todo...” Merece la pena, aunque sea un poco extenso, citar el pasaje completo, ¿verdad? Pues adelante. 7. El espléndido canto XXVIII, onírico y sensual, destaca por su delicada y bellísima descripción de la naturaleza del paraíso terrestre, en contraste con la “selva oscura” del primer canto del Infierno. No es casual, por tanto, que Dante, al ver aquí a una hermosa y alegre muchacha recogiendo flores, evoque a Proserpina. Investiga y explica brevemente qué representa este mito, y busca una imagen que lo ilustre. 8. ¿Qué dos ríos hay en el paraíso terrestre y qué propiedades tiene cada uno? 9. ¿Qué es un grifo y qué interpretación simbólica se ha dado al que aparece en el canto XXIX? 10. La narración de los sentimientos experimentados por Dante ante la aparición de Beatriz y, casi simultáneamente, ante la desaparición repentina de Virgilio, constituye uno de los momentos más intensos de todo el poema. Estremecido al sentir “la fuerza del antiguo amor”, Dante se vuelve hacia donde está su guía y maestro para compartir con él ese momento único, pero comprueba que ya no está allí. Cita completo este inolvidable pasaje de XXX, 40-54. 11. Cita las primeras palabras que Beatriz le dirige a Dante y alguno (escógelo a tu criterio) de los numerosos reproches que ésta le hace. 12. La mirada abatí hacia el claro río, y al reflejarme en él miré a la hierba: tanta fue la vergüenza que sentí”. A esta observación magistral, de XXX, 76-78, que describe cómo se siente Dante ante los reproches de Beatriz, le siguen dos impecables símiles que redundan en su consternación: el primero está en XXX, 79-81, y el segundo en XXX, 85-91. Cítalos.


Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.



Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta. 
________________________________

Ficha (para los más curiosos): Virgilio, Dante y nosotros

lunes, 8 de abril de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, XXI-XXV

Ilustración de Amos Nattini, 1923

Actividades 

A) Di si son verdaderas o falsas estas afirmaciones relacionadas con la escena que plasma la imagen de arriba: 1. El personaje que vemos con Dante y Virgilio es el poeta latino Estacio. 2. Gozó de gran fama en tiempos del emperador Claudio. 3. Escribió la Aquileida y la Tebaida, aunque esta última quedó sin terminar. 4. El espíritu del poeta ha surgido a las espaldas de nuestros protagonistas tal como escribe Marcos que, apenas resurgido del sepulcro, Cristo se apareció a dos caminantes. 5. No obstante, no se han percatado de su presencia hasta que les ha dicho: "Que la paz de Dios sea con vosotros, amigos míos". 6. El espíritu les cuenta, entre otras cosas, que la Eneida -esa llama divina que ilumina a mil poetas-, fue madre y nodriza de sus versos, y que sin ella poca cosa habría hecho. 7. Dante no puede evitar sonreír al oír esto, pese a que Virgilio le ha advertido, susurrándole al oído, que permanezca callado. 8. El penitente le mira a los ojos, donde se imprime la expresión del alma, y le pregunta el motivo de su alegría. 9. Dante le desvela la identidad de su acompañante, diciéndole: "Este que va guiando hacia lo alto mis ojos es aquel mismo Virgilio que te ayudó a cantar de hombres y dioses". 10. El espíritu se abraza emocionado durante un largo rato a los pies del maestro, quien lo coge por el brazo y le dice: "No, hermano, levántate, que eres sombra y sombra ves". 11. Antes de saber quién era el espíritu con el que hablan, Virgilio le había preguntado por qué todo el monte tembló hace poco, y este le contestó que el Purgatorio es un espacio sin perturbaciones y que de lo que ocurre allí sólo en el cielo, y en ninguna otra parte, está la causa. 12. "Tiembla aquí", explicó, "cuando un alma ya se siente pura, y se yergue y sube hacia lo alto, y se escucha el clamor que la secunda". 13. "Es la avaricia el exceso que aquí he purgado durante miles de lunares ciclos", les confiesa el espíritu. 14. Al preguntarle Virgilio cómo se convirtió al cristianismo, el espectro le dice que el culpable fue él, y cita un fragmento de su cuarta égloga: "El siglo se renueva, la justicia regresa al tiempo primigenio y llega una nueva progenie desde el cielo". 15. Vivió como cristiano oculto, públicamente siguió siendo pagano. 16. El espíritu se interesa por saber dónde están "nuestro Terencio y los viejos Varrón, Ovidio y Plauto". 

B) En este enlace se muestran una serie de imágenes con sus correspondientes pies descriptivos. Sin embargo, los pies no están completos; en todos falta una palabra, cuyo hueco aparece indicado con el signo [...]. Localiza las palabras que faltan y, con ellas, cumplimenta el siguiente crucigráficoPara mayor comodidad, se recomienda imprimirlo, rellenarlo y hacerle una foto, que será la que se envíe adjunta.

C) Contesta: 1. El árbol prohibido que aparece al final de XXII enumera cinco ejemplos de templanza: ¿cuáles son? 2. Al comienzo de XXIII, Dante compara la abstinencia que sufren los golosos con la de dos personajes paradigmáticos. Di quiénes son y qué hicieron. 3. El contrapaso de los glotones está expresado en XXIII, 65-71. Cítalo. 4. En la imagen nº 11 del anterior enlace vemos a un espíritu hablar con Dante: ¿cuál es su nombre y qué relación tuvo en vida con él? 5. Oscuras y ambiguas son, en este sentido, las palabras que le dice nuestro protagonista sobre su amistad en XXIII, 115-117. Cítalas. 6. El asombro que muestra Dante al verlo tan demacrado es otro de esos momentos de intensa piedad de la Comedia. Cita este pasaje de XXIII, 55-60. 7. ¿Cómo ha conseguido este espíritu subir tan rápido a su rellano si hace cinco años que murió? 8. Dicho personaje tiene un hermano, llamado Corso, y una hermana, los cuales son, respectivamente, exponentes de maldad y de bondad. Si el hermano es  calificado como el "mayor culpable" de la guerra civil de Florencia, la hermana es ejemplo de beatitud. ¿Cómo se llama ésta y qué información recibe Dante cuando pregunta por ella? 9. ¿Quién es el otro espíritu que está al lado del anterior en la imagen nº 11 y que será otro de los golosos con quien hablará Dante en XXIV? 10. Este le hará a nuestro protagonista una profecía. Cítala. 11. Yo soy de los que, cuando Amor me inspira...”. Con esta frase de XXIV, 52-54, Dante define la manera en que concebían la poesía los autores de la escuela o movimiento poético al que él pertenecía. Completa la frase y di en qué verso de XXIV aparece citado el nombre de dicho movimiento poético. 12. Los dos ejemplos de gula castigada a los que alude el segundo árbol prohibido, en XXIV, están protagonizados por centauros y por arqueros beodos, respectivamente: ¿Verdadero o Falso? 13. En XXIV, 64-69 y 70-74 hay dos símiles seguidos, el primero alude a bandadas de patos salvajes y el segundo a un hombre de correr cansado: ¿Verdadero o Falso? 14. Pero el símil más lírico que hay en estos cantos está en XXIV, 145-150. Cítalo, por favor. 

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.
________________________________

Ficha (para los más curiosos): Precisión del lenguaje

lunes, 1 de abril de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, XVI-XX

Ilustración de Francesco Scaramuzza, 1870

Actividades

A) Observa la imagen que se muestra arriba y contesta: 1. ¿En qué cornisa del Purgatorio están Dante y Virgilio? 2. ¿Qué pecado cometieron las almas que aparecen tumbadas en el suelo? 3. ¿Cuál es la frase en latín que continuamente pronuncian suspirando? 4. Estas almas sufren un doble contrapaso, expresado en XIX, 118-126. Cítalo. 5. En la imagen, Virgilio está preguntando cuál es el camino adecuado para seguir subiendo, a lo que responde el personaje que vemos en primer plano a la izquierda. ¿De quién se trata? 6. ¿Con qué frase en latín le dirá a Dante que fue papa? Cítala. 7. Este le confiesa lo difícil que es ejercer dicho cargo, aunque sea por poco tiempo, sin caer en la corrupción. Cita sus palabras. 8. Dante se arrodillará para hablar con él y éste le reprocha el haberse humillado, citando, nuevamente en latín, una frase extraída de las palabras evangélicas de Jesús a los saduceos. Di qué significa esa frase y cita, en castellano, el versículo bíblico completo al que pertenece. 9. El personaje tiene un último pensamiento para su hermana Alagia, la única persona que vive en la Tierra que puede recordarlo:  ¿Verdadero o Falso?

B) En este enlace (solo para participantes inscritos) se muestran una serie de ilustraciones de Francesco Scaramuzza referidas a los cinco cantos leídos en esta semana. Las imágenes están ordenadas según la secuencia cronológica en que suceden o se nos cuentan en el poema. Teniendo en cuenta esto, asígnale a cada ilustración el pie descriptivo más adecuado de entre los que se ofrecen a continuación:
1. "Oh, Virgilio, Virgilio, ¿quién es esta?", decía muy airada, y él andaba mirando sólo a la mujer honesta (XIX, 28-30). 2. Yo estaba arrodillado y hablar quise, pero en cuanto empecé y él se dio cuenta, al oírme, de mi acto reverente, dijo: "¿Por qué razón te has humillado?" (XIX,127-130). 3. Y delante iban dos llorando a gritos: "María fue deprisa a la montaña", y el otro: "César, por ganarse Lérida, dejó Marsella y se lanzó hacia España" (XVIII, 99-102). 4. “¿Quién eres tú, que hiendes nuestro humo y vas por aquí hablando de nosotros como si aún existiese el calendario?". Esto dijo una voz, y mi maestro me conminó: “Respóndele, y pregunta si vamos bien para seguir subiendo” (XVI, 25-30). 5. "¿Qué te ocurre, que miras hacia el suelo?", preguntó el guía cuando conseguimos subir al sitio en el que estaba el ángel. Yo le dije: "Es un sueño en que he tenido una visión: me siento tan perplejo, que no puedo dejar de darle vueltas" (XIX, 52-57). 6. Apareció en mi mente una muchacha que lloraba y decía: "Oh, reina mía, ¿por qué la ira ha sido tu ruina? No has querido perderme y me has perdido quitándote la vida. Yo, Lavinia, he sido tu ruina y la de otros" (XVII, 34-39). 7. Después entró en mi fantasía un hombre crucificado y de altanero aspecto que en el martirio de la cruz moría; junto a él estaban el excelso Asuero, su esposa Esther y el justo Mardoqueo (XVII, 25-29). 8. Con las alas abiertas, parecidas a las de un cisne, nos mostró el que hablaba un hueco en las paredes de la roca (XIX, 46-48). 9. "Fui abad de San Zenón, allá en Verona, bajo el imperio del gran Barbarroja, de quien Milán se queja todavía" (XVIII, 118-120). 10. Me apareció en el sueño una mujer tuerta, zamba, tullida, tartamuda, demacrada y de piel muy blanquecina (XIX, 7-9). 11. "Por aquí se sube"; quise saber quién era el que me hablaba, con un deseo tal que sólo cesa con la presencia de lo que se anhela. Mas como el sol que hiere nuestros ojos y un exceso de luz impide verlo, aquí se demostró incapaz mi vista (XVII, 48-54). 12. "Yo fui lombardo y me llamaron Marco; supe del mundo y cultivé valores que hoy ya nadie persigue ni procura. Para llegar arriba, sigue recto" (XVI, 46-49). 13. A mi imaginación llegó la huella de aquella impía que tomó la forma del ave del trinar más melodioso (XVII, 19-21). 14. Cuando aún la boca no había cerrado, acudió una mujer santa y solícita, llegada para desenmascararla (XIX, 25-27). 15. "Dime quién fuiste y di por qué tenéis hacia arriba la espalda, si deseas que por ti ruegue allí de donde vengo" (XIX, 94-96). 16. Cuando mi pie pisó el primer peldaño, sentí un batir de alas que aventaba mi rostro y escuché decir: "Beati pacifici, que están libres de ira" (XVII, 66-69). 

C) Contesta a las siguientes preguntas: 1. En XVI y por boca de Marco Lombardo, Dante habla de tres temas relevantes: el libre albedrío (en 79-81), la separación de poderes (106-112) y la corrupción de la Iglesia como consecuencia de su poder político (127-129).  Cita esos pasajes. 2. En XVII, Dante tiene tres visiones donde se escenifican ejemplos de ira castigada. Explica brevemente quién es el personaje que se castiga en estas escenas y qué provocó su ira. 3. La segunda parte del canto XVII y la primera  del XVIII están escritas en un lenguaje de muy alto nivel y prepara al lector a lo que encontrará en la poesía del Paraíso. Se habla ahí del origen y la naturaleza del amor: El alma fue creada pronta a amar y persigue las cosas que le placen en cuanto ese placer se enciende en acto", dice Virgilio en XVIII, 19-21. Más adelante, sin embargo, en 34-39, se matiza dicha afirmación: "La verdad ignoran los que afirman que todo amor es bueno...". Cita este pasaje. 4. El contrapaso de los perezosos está expresado por boca del abad de Zenón, en XVIII, 115-117. Cítalo. 5. Al final de XVIII se proclaman dos ejemplos de pereza castigada que aluden a los que no siguieron a Moisés y al vástago de Anquises, respectivamente: ¿Verdadero o Falso? 6. ¿Qué simboliza la horrible mujer que se aparece a Dante en sueños al comienzo de XIX? 7. En XX, Hugo Capeto refiere a Dante y Virgilio que, en su cornisa, la de los avariciosos, los penitentes cantan durante el día las alabanzas de la virtud contraria al vicio que están purgando y, cuando cae la noche, recuerdan ejemplos del pecado castigado. Entre estos últimos, cabe citar a Pigmalión, Midas, Acán, Safira y su marido Ananías, Heliodoro, Poliméstor y Craso. De las siguientes frases, di cuál le correspondería a cada uno de los citados ejemplos de avaricia castigada: Aunque era riquísimo, no podía comer ni beber // Intentó confiscar el tesoro del templo de Jerusalén // Mató a su cuñado Siqueo para hacerse con sus riquezas // Orodes vertió oro fundido en su boca // Josué mandó lapidarlo // Intentaron estafar a los apóstoles tras la venta de un terreno // Hécuba se vengó cegándolo

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.


Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.