lunes, 1 de abril de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purgatorio, XVI-XX

Ilustración de Francesco Scaramuzza, 1870

Actividades

A) Observa la imagen que se muestra arriba y contesta: 1. ¿En qué cornisa del Purgatorio están Dante y Virgilio? 2. ¿Qué pecado cometieron las almas que aparecen tumbadas en el suelo? 3. ¿Cuál es la frase en latín que continuamente pronuncian suspirando? 4. Estas almas sufren un doble contrapaso, expresado en XIX, 118-126. Cítalo. 5. En la imagen, Virgilio está preguntando cuál es el camino adecuado para seguir subiendo, a lo que responde el personaje que vemos en primer plano a la izquierda. ¿De quién se trata? 6. ¿Con qué frase en latín le dirá a Dante que fue papa? Cítala. 7. Este le confiesa lo difícil que es ejercer dicho cargo, aunque sea por poco tiempo, sin caer en la corrupción. Cita sus palabras. 8. Dante se arrodillará para hablar con él y éste le reprocha el haberse humillado, citando, nuevamente en latín, una frase extraída de las palabras evangélicas de Jesús a los saduceos. Di qué significa esa frase y cita, en castellano, el versículo bíblico completo al que pertenece. 9. El personaje tiene un último pensamiento para su hermana Alagia, la única persona que vive en la Tierra que puede recordarlo:  ¿Verdadero o Falso?

B) En este enlace (solo para participantes inscritos) se muestran una serie de ilustraciones de Francesco Scaramuzza referidas a los cinco cantos leídos en esta semana. Las imágenes están ordenadas según la secuencia cronológica en que suceden o se nos cuentan en el poema. Teniendo en cuenta esto, asígnale a cada ilustración el pie descriptivo más adecuado de entre los que se ofrecen a continuación:
1. "Oh, Virgilio, Virgilio, ¿quién es esta?", decía muy airada, y él andaba mirando sólo a la mujer honesta (XIX, 28-30). 2. Yo estaba arrodillado y hablar quise, pero en cuanto empecé y él se dio cuenta, al oírme, de mi acto reverente, dijo: "¿Por qué razón te has humillado?" (XIX,127-130). 3. Y delante iban dos llorando a gritos: "María fue deprisa a la montaña", y el otro: "César, por ganarse Lérida, dejó Marsella y se lanzó hacia España" (XVIII, 99-102). 4. “¿Quién eres tú, que hiendes nuestro humo y vas por aquí hablando de nosotros como si aún existiese el calendario?". Esto dijo una voz, y mi maestro me conminó: “Respóndele, y pregunta si vamos bien para seguir subiendo” (XVI, 25-30). 5. "¿Qué te ocurre, que miras hacia el suelo?", preguntó el guía cuando conseguimos subir al sitio en el que estaba el ángel. Yo le dije: "Es un sueño en que he tenido una visión: me siento tan perplejo, que no puedo dejar de darle vueltas" (XIX, 52-57). 6. Apareció en mi mente una muchacha que lloraba y decía: "Oh, reina mía, ¿por qué la ira ha sido tu ruina? No has querido perderme y me has perdido quitándote la vida. Yo, Lavinia, he sido tu ruina y la de otros" (XVII, 34-39). 7. Después entró en mi fantasía un hombre crucificado y de altanero aspecto que en el martirio de la cruz moría; junto a él estaban el excelso Asuero, su esposa Esther y el justo Mardoqueo (XVII, 25-29). 8. Con las alas abiertas, parecidas a las de un cisne, nos mostró el que hablaba un hueco en las paredes de la roca (XIX, 46-48). 9. "Fui abad de San Zenón, allá en Verona, bajo el imperio del gran Barbarroja, de quien Milán se queja todavía" (XVIII, 118-120). 10. Me apareció en el sueño una mujer tuerta, zamba, tullida, tartamuda, demacrada y de piel muy blanquecina (XIX, 7-9). 11. "Por aquí se sube"; quise saber quién era el que me hablaba, con un deseo tal que sólo cesa con la presencia de lo que se anhela. Mas como el sol que hiere nuestros ojos y un exceso de luz impide verlo, aquí se demostró incapaz mi vista (XVII, 48-54). 12. "Yo fui lombardo y me llamaron Marco; supe del mundo y cultivé valores que hoy ya nadie persigue ni procura. Para llegar arriba, sigue recto" (XVI, 46-49). 13. A mi imaginación llegó la huella de aquella impía que tomó la forma del ave del trinar más melodioso (XVII, 19-21). 14. Cuando aún la boca no había cerrado, acudió una mujer santa y solícita, llegada para desenmascararla (XIX, 25-27). 15. "Dime quién fuiste y di por qué tenéis hacia arriba la espalda, si deseas que por ti ruegue allí de donde vengo" (XIX, 94-96). 16. Cuando mi pie pisó el primer peldaño, sentí un batir de alas que aventaba mi rostro y escuché decir: "Beati pacifici, que están libres de ira" (XVII, 66-69). 

C) Contesta a las siguientes preguntas: 1. En XVI y por boca de Marco Lombardo, Dante habla de tres temas relevantes: el libre albedrío (en 79-81), la separación de poderes (106-112) y la corrupción de la Iglesia como consecuencia de su poder político (127-129).  Cita esos pasajes. 2. En XVII, Dante tiene tres visiones donde se escenifican ejemplos de ira castigada. Explica brevemente quién es el personaje que se castiga en estas escenas y qué provocó su ira. 3. La segunda parte del canto XVII y la primera  del XVIII están escritas en un lenguaje de muy alto nivel y prepara al lector a lo que encontrará en la poesía del Paraíso. Se habla ahí del origen y la naturaleza del amor: El alma fue creada pronta a amar y persigue las cosas que le placen en cuanto ese placer se enciende en acto", dice Virgilio en XVIII, 19-21. Más adelante, sin embargo, en 34-39, se matiza dicha afirmación: "La verdad ignoran los que afirman que todo amor es bueno...". Cita este pasaje. 4. El contrapaso de los perezosos está expresado por boca del abad de Zenón, en XVIII, 115-117. Cítalo. 5. Al final de XVIII se proclaman dos ejemplos de pereza castigada que aluden a los que no siguieron a Moisés y al vástago de Anquises, respectivamente: ¿Verdadero o Falso? 6. ¿Qué simboliza la horrible mujer que se aparece a Dante en sueños al comienzo de XIX? 7. En XX, Hugo Capeto refiere a Dante y Virgilio que, en su cornisa, la de los avariciosos, los penitentes cantan durante el día las alabanzas de la virtud contraria al vicio que están purgando y, cuando cae la noche, recuerdan ejemplos del pecado castigado. Entre estos últimos, cabe citar a Pigmalión, Midas, Acán, Safira y su marido Ananías, Heliodoro, Poliméstor y Craso. De las siguientes frases, di cuál le correspondería a cada uno de los citados ejemplos de avaricia castigada: Aunque era riquísimo, no podía comer ni beber // Intentó confiscar el tesoro del templo de Jerusalén // Mató a su cuñado Siqueo para hacerse con sus riquezas // Orodes vertió oro fundido en su boca // Josué mandó lapidarlo // Intentaron estafar a los apóstoles tras la venta de un terreno // Hécuba se vengó cegándolo

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.


Pregunta compartida

Elige la respuesta correcta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.

23 comentarios:

  1. ¿Qué pecado se purga en la cuarta cornisa del Purgatorio?

    A) Avaricia
    B) Gula
    C) Lujuria
    D) Pereza

    ResponderEliminar