lunes, 17 de septiembre de 2018

Por qué adoro septiembre



Siempre hay un regreso del pasado en septiembre. Una luz ya vivida, una bocanada de aire fresco que viene del aliento de nuestra boca de niño, de nuestros ojos de niño, de nuestros firmes dedos de niño que, ante esos mismos lentos ojos de la infancia, sostienen, con devoción inconsciente, un maravilloso libro inmortal de Stevenson, o de Twain, o de Dumas. 

Son eternas historias de aprendizaje. Bálsamo de nuestros futuros desatinos de lectores. Epicentro de la imaginación y del afán de vida. Qué cerca teníamos la verdad, sin saberlo, ¡ingenuos! Esa verdad que, incansables, buscamos después, inútilmente, en los polígonos de la adultez errante y sin brillo.

Viva la aventura, el mar y el salitre. Los piratas y los barcos, la honestidad y el valor, la entereza, el ron, la amistad verdadera, que alza siempre en el aire, sin apenas quererlo, una bandera de jovialidad y de dicha.   

[A propósito de la edición de Secuestrado, de Robert Louis Stevenson, que publica Alba y que traduce Catalina Martínez Muñoz]. 

jueves, 13 de septiembre de 2018

Otoño Shelley



Mary W. Shelley (1797-1851) es una de las escritoras más precoces de la literatura. Contaba con solo dieciocho años cuando concibió una novela que la hizo ganarse inmediatamente un hueco en la historia de la literatura universal. Su vida, circundada constantemente por la desgracia y la muerte, no fue un oasis de tranquilidad y de dicha. El mundo era para ella una amenaza constante de dolor y sufrimiento, visión que empapa todo su universo literario. Su escritura, por otra parte, rebosante de ímpetu romántico, tuvo que pugnar por hacerse un hueco en una sociedad que infravaloraba cualquier expresión artística nacida de una mujer. Hoy por hoy, cuando se cumplen doscientos años del nacimiento de Frankenstein, Mary Shelley es admirada unánimemente por haber sabido explorar, con talento imperecedero, aspectos tan profundamente definitorios del ser humano como el miedo, la soledad, la angustia, el rechazo y la ambición desmedida. Mary no solo es la autora de un texto literario inmortal y de enorme belleza, sino también del primer mito nacido de una mente contemporánea.

Por todo lo anterior, Mary Shelley es la autora elegida para este Otoño 2018. Su Frankenstein, que será objeto de nuestra lectura, es una novela tan popular como, en nuestra época, mal o poco leída, debido, en parte, a las versiones cinematográficas, por lo general nada fieles, que se han realizado a lo largo del siglo XX, y que no han hecho otra cosa que distorsionar la intención, el carácter y los personajes del texto literario original, complejo y rico en matices.

Otoño Shelley es un monográfico ideado y realizado por El infierno de Barbusse, centrado en la figura de la gran escritora inglesa, que aspira a ser una forma divertida pero seria –ambos adjetivos no son contrapuestos– de divulgación de su importante legado literario entre todos los seguidores y lectores de este blog.

Para participar en este Otoño Shelley es necesario hacer una inscripción. Cumplimentarla es muy sencillo, basta con enviar a elinfiernodebarbusse@gmail.com un mensaje en el que conste el nombre del participante, la ciudad en la que reside y el motivo por el que le interesa participar. Puede inscribirse cualquier interesado, viva donde viva, siempre que sea a lo largo y ancho de la redondez de nuestro planeta, no hay limitación de lugar geográfico para la lectura propiamente dicha y para la realización de actividades. No obstante, indicar que el sorteo que se va a realizar a lo largo de este Otoño, y por razones meramente operativas, sí estará limitado a aquellos participantes que tengan o indiquen una residencia en territorio español y que se hayan dado de alta como seguidores públicos del blog.

El plazo de inscripción estará abierto desde el 13 hasta el 23 de septiembre. 

Otoño Shelley consta de dos grandes bloques, consecutivos e independientes:


Bloque I. Introducción al universo de Mary Shelley

Consiste en una introducción a la vida y obra de Mary Shelley (1797-1851) a través de diferentes entradas temáticas que se publicarán en el blog los días que se detallan más abajo en el calendario. Cada entrada incluirá una propuesta de actividad que ha de ser elaborada por los participantes. El infierno de Barbusse aportará las herramientas necesarias para realizar adecuadamente cada actividad, pero es cada participante quien ha de coger “papel y lápiz” y conocer de primera mano, a través del estudio de diferentes fuentes, el universo de la escritora y el contexto en el que nace su obra literaria.

Para animar a la participación y hacerla amena, todos aquellos que completen las diferentes propuestas de trabajo de este bloque entrarán en un sorteo de 2 ejemplares de la obra que será objeto de lectura en el siguiente bloque: Frankenstein (en la edición del bicentenario publicada por Nórdica), que cuenta con la excelente traducción de Francisco Torres Oliver y un excepcional trabajo gráfico de Elena Odriozola.

Sorteo de dos ejemplares de Frankenstein, editorial Nórdica

Las actividades, debidamente cumplimentadas, han de enviarse al correo electrónico elinfiernodebarbusse@gmail.com. Pueden enviarse de una en una, conforme vayan apareciendo las propuestas en el blog, o bien todas en un mismo envío. En cualquier caso, tienen que haber sido enviadas al correo citado antes del 6 de octubre a las 23:59 h. En el sorteo podrá participar cualquier persona que indique una residencia en España. Por cada participante que haya enviado sus trabajos en la fecha tope establecida, se adjudicará un número, que será con el que participe en el sorteo.


Bloque II. Lectura guiada de Frankenstein

En el segundo bloque se llevará a cabo una lectura guiada y participativa de la novela  más emblemática de Mary Shelley, Frankenstein (1818). Es este un título inaugural de la literatura de ciencia ficción y un texto tan popular como poco leído, en gran parte debido a la atención que el cine le ha dedicado, si bien, por lo general, como decíamos, las adaptaciones a la gran pantalla poco reflejan la intención, ambigüedad y complejidad de la obra literaria original.

En este bloque podrá participar cualquier persona, haya o no participado en el bloque anterior (no obstante, para entrar en el sorteo final, sí es necesario haber completado también el bloque I). A lo largo del proceso de lectura, cuyo calendario se detalla más abajo, se irán publicando diversas entradas con las pautas, claves y actividades que han de seguir los participantes.

Las actividades de lectura están pensadas para que el lector trabaje de manera individual y, al mismo tiempo, pueda compartir públicamente su opinión con otros lectores sobre alguno de los temas de debate que se planteen. Los participantes pueden seguir el ritmo de lectura que deseen, aunque les resultará más provechoso seguir el calendario de entradas y pautas de lectura marcado por el blog

Para llevar a cabo la lectura de esta obra, el lector dispone de una amplia oferta de ediciones en librerías. Se recomienda vivamente, no obstante, las que incluyan la traducción de Francisco Torres Oliver (Nórdica, Alianza, Valdemar, etc.) o la de José C. Vales (Austral, Planeta, etc.), por ser ambas excepcionales. 

El infierno de Barbusse quiere agradecer a la editorial Nórdica su amable y generosa colaboración en este Otoño Shelley al haber cedido ejemplares para el sorteo que se celebrará en este monográfico. 


Calendario general Otoño Shelley:

Bloque I. Introducción al universo de Mary Shelley

24 de septiembre: Actividad 1
27 de septiembre: Actividad 2
1 de octubre: Actividad 3
de octubre: Actividad 4
6 de octubre: Fecha tope entrega actividades
7 de octubre: Sorteo (dos ejemplares de Frankenstein, cortesía de editorial Nórdica)

Bloque II. Lectura guiada de Frankenstein

10 de octubre: Comienzo lectura
15 de octubre: Actividades lectura I
22 de octubre: Actividades lectura II
29 de octubre: Actividades lectura III
5 de noviembre: Actividades lectura IV y Cuestiones de debate
18 de noviembre: Fecha tope de entrega de actividades y cierre Lectura

lunes, 27 de agosto de 2018

Escolios a la modernidad, 9

Fotografía: Kyle Thompson, 2015

«No sentir la putrefacción del mundo moderno es indicio de contagio».

Nicolás Gómez Dávila
Escolios a un texto implícito

lunes, 20 de agosto de 2018

Esa voz que nos perturba
("Entre cielo y tierra" de Jón Kalman Stefánsson)

Un libro espléndido

Se le hace de noche a Barbusse en su bosque leyendo Entre cielo y tierra, un libro maravilloso del islandés Stefánsson que le ha devuelto, de sopetón, la confianza en la ficción literaria. No todos los días se encuentra uno con un escritor contemporáneo que escriba de manera tan excepcional. Afortunadamente esta novela es el primer título de una trilogía que se completa con La tristeza de los ángeles y El corazón del hombre. Todos editados por Salamandra.

Stefánsson cuenta la historia de un muchacho (del que nunca se revela el nombre) y su amigo Bárður, una vez se han decidido a salir con la cuadrilla de Pétur, en un bote de seis remos, a la pesca de bacalao. Excusa, como otra cualquiera, para hablar de la vida y la muerte. Una voz absorbente e hipnótica que tiene tonos de Virginia Woolf y de Kipling, de Cela y de Tolstói. El infierno es no saber si estamos vivos o muertos.

Personal y dolorosa, hermosa y emotiva, es esta una novela donde la naturaleza tiene un enorme protagonismo. Un homenaje también a las tierras de Islandia y a la manera de ser islandesa. Ambientada a principios del siglo pasado, narrada por las voces de personas ya extintas y olvidadas, sus frases nos llegan como avisos a los hombres y mujeres de hoy, porque todo lo humano es igual y es eterno. El ritmo musical de la narración está espigado de frases deslumbrantes que hieren como dardos, como verdades vitales que nosotros no queremos oír porque nos destrozan. El infierno es estar muerto y darte cuenta de que no prestaste atención a la vida mientras podías hacerlo. 

Barbusse cierra el libro cuando el sol ya se esconde detrás de la montaña. Recoge sus cosas, toma una foto y durante el camino de regreso piensa en aquello de que escribir literatura es algo que se aprende. Sí, es posible, a escribir se aprende. Lo que no se aprende es el talento, esa voz que nos perturba. El infierno es tener brazos y nadie a quien abrazar.

martes, 14 de agosto de 2018

Nada dorado puede permanecer

Fotograma de la película islandesa Heartstone, 2016

Nature’s first green is gold,
Her hardest hue to hold.
Her early leaf’s a flower;
But only so an hour.
Then leaf subsides to leaf,
So Eden sank to grief,
So dawn goes down to day
Nothing gold can stay.

Robert Frost, Nothing gold can stay, 1923


De la naturaleza el primer verde es oro,
su matiz más difícil de asir;
su más temprana hoja es flor,
pero por una hora tan sólo.
Luego la hoja en hoja queda.
Así se abate el Edén de tristeza,
así se sume en el día el amanecer.
Nada dorado puede permanecer.

Traducción de Miguel Martínez-Lage

martes, 7 de agosto de 2018

El don más preciado

Los arqueólogos descubren en Delfos la estatua de Bitón, 1894 

Cuenta Heródoto* que los gemelos Cleobis y Bitón eran naturales de Argos, contaban con suficientes medios de vida y, además, poseían un vigor corporal de una proporciones tales, que ambos eran a la par campeones atléticos. Es el caso que, con ocasión de celebrar los argivos una fiesta en honor de Hera, su madre tenía que ser ineludiblemente trasladada en carro al santuario, pero sus bueyes no habían regresado del campo a la hora debida. Entonces los jóvenes, como el tiempo apremiaba, se uncieron ellos mismos a la gamella y arrastraron el carro, sobre el que iba su madre, llegando al santuario después de haber recorrido cuarenta y cinco estadios. Y, una vez realizada esta proeza a la vista de todos los asistentes, tuvieron para sus vidas el fin más idóneo y en sus personas la divinidad hizo patente que para el hombre es mucho mejor estar muerto que vivo. Resulta que los argivos, rodeando a los muchachos, los felicitaban por su fuerza; y, por su parte, las argivas lo hacían con su madre por tener unos hijos como aquéllos. La madre, entonces, exultante por la proeza y los elogios, pidió con fervor a la diosa, en pie ante su imagen, que concediera a Cleobis y Bitón, sus hijos que tanto la habían honrado, el don más preciado que alcanzar puede un hombre. Tras esta súplica y una vez concluidos los sacrificios rituales y el banquete, los muchachos se echaron a descansar en el propio santuario y ya no se levantaron: ese fue el fin que tuvieron. Y los argivos mandaron hacer unas estatuas de ellos y las consagraron en Delfos, pues habían sido unos hombres excepcionales. La diosa entendió que el mejor regalo que puede desear un hombre es morir sin sufrimiento**.

* Heródoto, Historia, Libro I, 31, trad. de Carlos Schrader
** Esta frase es un añadido de Barbusse