lunes, 22 de abril de 2019

Lectura ilustrada Comedia. Purg. XXXI-XXXIII y Paraíso I-III

Ilustración de Amos Nattini, 1923

Actividades

A) Observa la imagen que se muestra arriba y contesta: 1. ¿A qué canto pertenece la escena que en ella se plasma? 2. ¿Con quién está hablando Dante? 3. ¿En qué número de cielo se encuentra? 4. ¿Qué tipo de espíritus residen en él? 5. Esta alma está diciendo: “En la vida mortal yo fui...”. Completa esta cita. 6. Conociéndola, ¿por qué no la ha reconocido nuestro protagonista en el momento? 7. A la pregunta curiosa de Dante de si no desearía progresar hacia un más alto cielo, el espíritu le responde con unas sabias palabras, en dos tercetos diferentes: “La caridad, hermano, sacia el ansia de nuestra voluntad...”; y un poco más adelante: “Nuestra paz se sustenta...”. Completa ambas sentencias. 8. ¿A qué “mujer de mérito y de vida perfecta cuya orden se profesa y se viste en vuestro mundo” siguió, de jovencita, esta alma? 9. ¿Qué ocurrió para que abandonase sus votos y quién fue el responsable? 10. Al lado de este personaje, a su izquierda, podemos ver a Constanza, madre de Federico II: ¿Verdadero o Falso? 11. Dante usa otro magnífico símil para describir cómo el espectro que ha estado hablando con él desaparece ante sus ojos: “Esto me dijo y luego...” Complétalo.  

B) En este enlace (solo para participantes inscritos) puedes ver varias ilustraciones relativas a los cinco cantos leídos esta semana. Tómalas como referencia para contestar a las siguientes cuestiones: 1. Busca y cita un pie descriptivo adecuado para las imágenes nº 1, 3, 8 y 10. 2. ¿Cómo se llama el río de la imagen nº 2? 3. Para la imagen nº 4, que plasma una escena del canto II del Paraíso, un pie adecuado podría ser: "La sed connatural e inextinguible del reino deiforme nos llevaba veloces como el curso de los cielos. Beatriz miró hacia arriba... ". Complétalo. 4. Di qué símbolos aparecen en las ilustraciones nº 5, 7, 11, 12 y 13, y qué interpretación se les ha dado a cada uno de ellos. 5. ¿Cómo se llama el río que aparece en la imagen nº 9? 6. Podemos decir que la imagen nº 15 no es fiel al poema respecto al número de cabezas que le brotan al carro, porque aparecen dibujadas más de las que son: ¿Verdadero o Falso? 7. El pie descriptivo más adecuado para la imagen nº 14 sería el fragmento en el que Dante expresa, usando magistralmente el recurso de la aliteración, el efecto purificador que le ha causado beber de ese río. Cítalo. 8. El pie descriptivo adecuado para la imagen nº 6 es: "Beatriz contemplaba fijamente las eternas esferas; yo, apartando mis ojos del cenit, los fijé en ella. En mi interior me transformé al mirarla, igual que Mormo al degustar la hierba que lo hizo afín a los marinos dioses". Di qué gazapo se ha deslizado en el mismo. 

C) Contesta a las siguientes preguntas: 1. Los duros reproches que le hace Beatriz a Dante y la reacción de éste se ejemplifican perfectamente en XXXI, 64-75. Cita este pasaje. 2. Muy distinto es el ánimo del poeta, al final de XXXI, al describir la belleza de Beatriz en el momento en que ella muestra su rostro desvelado: “¡Oh, resplandor de viva luz eterna!..." Completa esta cita. 3. De simétrica simbología al lebrel del comienzo del Infierno es otro símbolo que aparece en la profecía hecha por Beatriz en XXXIII: ¿de qué se trata? 4. El contraste que Dante consigue entre el tumultuoso final del Purgatorio, plagado de acciones y ensoñaciones, y el comienzo del Paraíso, apacible y silencioso, es sencillamente magistral, constituyendo la transición más marcada del poema. Si el paso del Infierno al Purgatorio nos procuraba una sensación de alivio, la transición del Purgatorio al Paraíso supone un momento de no retorno. Entramos en el Paraíso y nos parece estar flotando junto a Dante, suspendidos ingrávidamente en el espacio de una dimensión indescriptible, nunca antes experimentada. El propio poeta, en I, 4-9, se encarga de subrayar el hecho de que realmente estuvo allí, que de verdad hizo ese viaje y que no fue producto de un delirio o de una ensoñación. Cita ese pasaje. 5. Si el viaje lo hizo con el cuerpo o con el alma, solo Dios lo sabe, dice Dante en I, 73-75, con palabras que denotan una intensa experiencia mística. Cítalas. 6. Lo que es cierto es que Dante experimenta una transformación íntima tan extraordinaria que, para nombrarla, ha de inventarse un verbo: ¿cuál es?

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.


Pregunta compartida

Contesta a la pregunta que se formula debajo de esta entrada, en la zona de comentarios y comparte tu opinión con todos los participantes en esta lectura. Utiliza el botón "Responder" para que tu respuesta aparezca debajo del enunciado de la pregunta.
________________________________

Ficha (para los más curiosos): Paraíso, orden moral

20 comentarios:

  1. Terminado el Purgatorio, di (no has de explicar nada, sólo nombrarlo) cuál es el canto, la escena o el momento del poema que más te ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por mi lado disfruté mucho de todo el Infierno: el círculo de los traidores, con la aparición de Lucifer y la imagen del cráneo de Judas siendo roído para toda la eternidad, me sigue poniendo los pelos de punta.

      Eliminar
    2. Sin duda la emotiva despedida del maestro y compañero.

      Eliminar
    3. El encuentro con Beatriz, muy impactante

      Eliminar
  2. Hay tantos....pero me quedaría con el encuentro con Beatriz. Es sencillamente sublime

    ResponderEliminar
  3. Las palabras de despedida de Virgilio.

    ResponderEliminar
  4. Cuando dice, en el canto XXXI, 13-15:
    ...la confusión y el miedo, entremezclados, me sacaron un "sí" tan desmayado, que solo con los ojos pudo oirse.

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusta mucho el encuentro con Beatriz. Primero esa descripción visual, luego las palabras de ella y las reacciones. Es un momento que el lector viene esperando desde el principio.

    ResponderEliminar
  6. «¿Tendrás más fama dentro de mil años si te mueres de viejo que si mueres antes de abandonar el sonajero, la chicha y la papilla? Ante lo eterno, ese tiempo no es más que un parpadeo en la curva final del firmamento».


    (canto XI, 103-108)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El canto XXX, especialmente el momento en que Dante ha reconocido a Beatriz y se vuelve a Virgilio para decírselo, pero ve que éste ha desaparecido.

      Eliminar
  7. El canto XXVIII es mi favorito: la llegada al paraíso terrenal. Puedes sentir la brisa en la cara, la calidez del sol, el olor de las flores.

    ResponderEliminar
  8. Me impresiona, entre otros, el canto II, cuando aparece en la lejanía el Ángel del Señor, tras las penalidades pasadas en el infierno, y también en el canto XXVIII la aparición de Matelda, rodeada por los ríos del Paraíso terrenal. He dicho.

    ResponderEliminar
  9. Coincido con Marisa, la despedida de Virgilio, de un buen amigo y guía.

    ResponderEliminar
  10. Me quedo con las palabras de despedida de Virgilio, el guía de Dante a lo largo del Infierno y del Purgatorio, que también es como un guía entrañable de todos los lectores.

    ResponderEliminar
  11. Ya no sé si los cantos de este lunes son del 4 al 9, o llegar a 10... Avise, señor Barbusse.

    ResponderEliminar
  12. El primero, los primeros versos. Los que se refieren a Paolo y Francesca. El encuentro con Beatriz, la despedida de Virgilio, la llegada al Paraíso. Tantos, que casi sería mejor no nombrar ninguno.

    ResponderEliminar
  13. Coincido con Malena, la llegada al paraíso... perfectas sus palabras

    ResponderEliminar
  14. Yo me quedo con el momento en que Dante se vuelve hacia Virgilio y descubre que ya no está.

    ResponderEliminar
  15. Coincidiendo con muchos compañeros, creo que el momento de ver a Beatriz y volverse a Virgilio para compartir el momento con él y ver que ya no está. Es hermoso y triste a la vez, como no poder tenerlo todo.

    ResponderEliminar
  16. La verdad, no sabría decir uno solo, pero soy muy del infierno con esos curiosos contrapasos. Me sorprendió mucho los castigos puestos por Dante a las personas que sitúa en este recinto.

    ResponderEliminar