lunes, 14 de octubre de 2013

Otoño Kafka 1. Un modesto oficinista de Praga

Franz Kafka y su hermana Ottla


«¿Cómo pudo un modesto empleado de una compañía de seguros de principios del siglo XX atraer la imaginación de tantas personas? A lo largo de su vida, Kafka apenas publicó un puñado de pequeñas historias, no mantuvo lazos estrechos con ningún círculo literario, no terminó sus novelas y era su deseo que sus obras fueran destruidas después de su muerte.

Sin embargo, una sencilla búsqueda en Internet nos dará como resultado más de 15 millones de entradas referidas al autor. Según el dramaturgo Alan Bennett: 'Su obra ha sido guarnecida por ejércitos de críticos con unos 15.000 volúmenes dedicados a él, según el último recuento'. Más aún, el crítico Martin Seymour-Smith llega a asegurar que Kafka '... ha sido más influyente y más traducido que ningún otro escritor moderno. Si no es el más importante autor en prosa del siglo, está entre los dos o tres principales'.

Pero, ¿por qué tantas alabanzas?

La obra de Kafka explora la agitación de alguien perdido en un mundo de miedos, culpa y confusión. Basta echar un vistazo a expresiones tales como 'Familia disfuncional', 'Síndrome de estrés post-traumático' o 'Derechos humanos', por citar sólo algunas, habituales en nuestro moderno lenguaje, para darse cuenta de en qué medida la obra de Kafka guarda estrecha relación con nuestra sociedad contemporánea.

La obra de Kafka se ha convertido en todo un símbolo para aquellos que luchan contra lo invisible, ya sea una autoridad externa o su confusión interna. El comienzo de El proceso expresa esto a la perfección. 'Alguien debió de haber calumniado a Josef K., porque sin haber hecho nada malo, una mañana fue detenido'. (F. Kafka, El proceso). 

Kafka y Praga, ilustración de Jiri Votruba (detalle)
Su obra dirige una mirada crítica hacia cualquier sociedad que utilice la autoridad como forma de control, desde los padres hasta los gobiernos. [...] Las obras de Kafka nacen de su experiencia personal, pero son relevantes para el mundo en general. Por ello, ha sido adoptado por tantos ideólogos y filósofos. Los judíos han tomado a Kafka como emblema de la persecución contra su cultura, los pensadores existencialistas reconocen en él la lucha de la identidad y, en el lado de la política, representa la lucha de los desposeídos contra una autoridad totalitaria. Tuvo que pasar largo tiempo, pero finalmente Kafka es reconocido como una figura destacada, no sólo para el estudio ele la literatura, sino para la comprensión de la sociedad europea y el de su historia, así como del judaismo. Kafka es de esos pocos escritores que ha dado lugar a un adjetivo. El término 'kafkiano' es ya un lugar común en nuestro lenguaje, como sinónimo del 'miedo, aislamiento y perplejidad del hombre sumido en un mundo tenebroso y deshumanizado' (según el Collins English Dictionary).

El crítico Martin Esslin, en su libro sobre el teatro del absurdo, señala que 'las palabras de Kafka se han convertido en la suprema expresión de la situación del hombre moderno'. Y Alan Bennett, quien escribió la obra de teatro Kafka's Dick, aproximadamente basada en la vida de Kafka, dice: 'Su obra anticipa el futuro, con frecuencia de una manera a la vez detallada y asombrosa, y eso es parte de su popularidad'. [...] Por su parte, el biógrafo Frederick Karl afirma que 'la grandeza de Kafka es que nos fuerza a repensar todo aquello que dábamos por seguro'. 

Café Franz Kafka, calle Siroka, Praga
Finalmente, la obra de Kafka ha comenzado a escapar del gueto de Praga, donde fue creada, para recibir el abrazo de la ciudad que una vez lo denostó. En las zonas turísticas, es prácticamente imposible dar un paso, sin tropezar con vendedores de camisetas y jarras de Kafka, que se ha convertido en una figura indiscutible en los museos de cera checos, y cuyo nombre está unido a multitud de sociedades, cafés y librerías. Mientras una autoridad sin rostro, oculta entre las sombras, mientras el miedo y la culpa nos corroan constantemente y nos sintamos confusos en nuestro mundo, seguiremos teniendo presente a Kafka. Aún se lee su obra porque evidenció la lucha por comprender lo absurdo de la autoridad y la sociedad.»

(Fragmento de Kafka, a beginner's guide, por Steven Coots, 2003)
________________________________________________________________

ACTIVIDAD 1:
A) Contesta sucintamente a estas preguntas relacionadas con la vida y entorno familiar de Franz Kafka: 1) Nombre del mejor amigo de Kafka que publicó su obra póstumamente en contra del deseo del autor. 2) Nombre de la hermana preferida del escritor. 3) ¿Qué tipo de negocio regentaba el padre de Kafka? 4). ¿En qué obra el escritor reprocha al padre su carácter despótico? 5) Carrera que estudió el escritor. 6) ¿Con quién llegó a comprometerse dos veces en matrimonio? 7) ¿Qué relación tuvo con Milena? 8. Ciudad a la que se fue a vivir con Dora Diamond. 9 ¿De qué enfermedad murió? 10) ¿Qué significado simbólico dió a su enfermedad? 

B) Explica brevemente qué crees que quiso decir el escritor con esta frase: "Dios no quiere que yo escriba, pero debo hacerlo".

FUENTES PARA REALIZAR LA ACTIVIDAD:

¡¡Envía esta actividad a elinfiernodebarbusse@gmail.com, junto con las restantes propuestas que se formularán próximamente en Otoño Kafka, antes del 3 de noviembre y gana uno de los tres ejemplares de La metamorfosis  (edición de Libros del zorro rojo) que se sortean!!

8 comentarios:

  1. Magnifica puesta en escena de su/nuestro otoño Kafka, no sólo la actividad en sí, sino las imágenes escogidas, etc. Enhorabuena. En realidad este Otoño, no lo preparan ni en un curso postgrado en la Licenciatura de Literatura. Por cualquier master de mier..... te cobran 3.000 euros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, dímelo a mi, que soy reincidente en masters zopencos.

      Este otoño desde luego promete. Me pongo ya con la tarea.

      Saludos.

      Eliminar
    2. A. Luis ya empieza su estrategia para conseguir el/los libros.....jajajajajaja

      Eliminar
  2. yo también estoy en ello....¡

    De la B) no tengo ni idea......

    ResponderEliminar
  3. Magnífico homenaje a este enorme escritor.

    Ya van mis debres para alla, incluida la B)

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Interesantísimo este otoño kafkiano. Aqui estoy subrayando el texto aportado para la primera actividad.

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  5. Yo me pongo a estudiar ya...!! Un saludo!!

    ResponderEliminar