viernes, 19 de diciembre de 2014

Salón, chimenea, árbol navideño

Barbusse ha acondicionado su salón

Por un momento, sí, por un momento, hum..., no pillan al señor Barbusse aquí en medio del salón montando toda esta parafernalia navideña. Si llegan a entrar un minuto antes en el blog lo hubiesen visto enfrascado entre luces, juguetes y calcetines de colores. Lástima, porque recién acaba de salir por aquella puerta del fondo en dirección a su alcoba de hibernación sosticial, que ya toca, dadas las fechas.

Pero no se apuren, les ha dejado muchos entretenimientos al pie del árbol, muchos libros para que ustedes elijan y la chimenea encendida. ¿Que no hay donde sentarse? Bueno, hum..., tienen la alfombra, que es de lana y es mullida y confortable. ¿Algo más? Ah, sí, se me olvidaba (y menuda bronca me caería si esto se me quedara en el tintero). Que dice que les transmita, en su nombre, su deseo de que tengan una Feliz Navidad y un año 2015 espléndido.

Yo les dejo tarjeta postal dedicada por mano de mi representado hum... y quedo a su servicio para lo que ustedes quieran transmitirle durante su etapa latente. Pásenlo, si pueden, la mar de bien durante estas fechas, sean ustedes mismos. Ya saben lo que decía Simenon (me permito, ahora que no está el dueño del cotarro y si ustedes me lo disculpan, una pequeña licencia literaria), decía Simenon: "Prefiero ser criticado, incluso odiado, por lo que soy, que ser amado o admirado por lo que no soy." Sí, eso decía Simenon, hum... Bueno, voy a cerrar la puerta, que entran corrientes de aire frío muy poco recomendables para mi tendinitis crónica del manguito supraespinoso.

Su muy humilde y acatador servidor que soy de ustedes, 
monsieur Duvenand.

15 comentarios:

  1. Feliz Navidad, señor Barbusse, ya le tocaba descansar, se lo ha currado de lo lindo. Que usted hiberne bien :))

    ResponderEliminar
  2. Feliz Navidad, señores Barbusse y Duvenand. Y muy felices lecturas. Nos leemos a la vuelta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. jaajajaja, qué achacoso está ya usted, Duvenand. Cuídese. Le deseo yo también (y a su representado) una feliz navidad y un próspero 2015.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Barbusse y gracias por dejarnos tan acogedor salón. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico ha sido el 2014 en este blog, y este broche final me ha llegado al corazón. Que ustedes señores Duvenand y Barbusse tengan unas estupendas fiestas navideñas llenas de literatura!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Felices Fiestas! Y próspero año 2015. Nos alegraremos sobre todo de su regreso, y de lo que vengan a contarnos.

    ResponderEliminar
  7. Hombre ! Si es el sr Duvenand, que alegria verle por aqui, y ahora que afortunadamente no nos oye el sr Barbusse, le felicitaré por sus siempre certeros comentarios...

    Feliz Navidad a todos, incluido el sr Barbusse, por supuesto !

    ResponderEliminar
  8. Me congratula enormemente que de los 8 comentarios realizados, 7 deseen Feliz Navidad al Sr. Barbusse y a su albacea Duvenand y 1 felices fiestas , y me congratula porque en los tiempos actuales ya no se sabe distinguir a que fiesta nos referimos, lo mismo es el día de Canarias que el día de Navidad y claro está eso es inadmisible, la tradición es la tradición, un país sin tradición no es nada, es un conglomerado de mala calidad.
    Bueno, este es mi discurso de Navidad de este año. Me agradaría estar en ese salón que nos presenta Barbusse, aunque sea en el suelo.
    Un saludo a todos y Feliz Navidad. ¡Ven no pasa nada por desear Feliz Navidad!, que para fiestas ya tenemos la tira de ellas.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, pues falta esta variante: Felices Navidades!!!

    ResponderEliminar
  10. Cuídese señor Duvenand, feliz Navidad a todos. Me instalaría en ese salón ahora mismo y no saldría en una semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Felicidades, Barbusse. Que el 2015 sea para este blog tan bueno como este año. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Monsieur Duvenand, Sr. Barbusse y Estimados Amigos de este delicioso rinconcito que nos tiene a todos atrapados y unidos, que tengan ustedes unas muy Felices Navidades. Que lo pasen muy bien, ya sea sentados en la alfombra al calor de la chimenea, cantando villancicos, aislados en la alcoba con una pequeño tesoro de papel, en compañía de sus seres queridos, o jugueteando como niños con sus niños... y si salen, líense las bufandas al cuello para no coger frío, no se vayan a resfriar, que habrá que empezar el 2015 con fuerza, aunque por aquí hay un sol, que más bien uno pilla el catarro por calor que por frio... "Ea" lo dicho que sean ustedes muy felices. Aquí una fiel seguidora de este Infierno. Felices Navidades y Feliz Año 2015.

    ResponderEliminar