martes, 13 de febrero de 2018

Lectura ilustrada Odisea



El infierno de Barbusse les propone una nueva lectura ilustrada, colectiva y participativa. En esta ocasión se trata de uno de los grandes monumentos de nuestro patrimonio intelectual: la Odisea, de Homero. 

Han pasado ya miles de años cerca de tres mil desde el tiempo en que un anciano ciego, un mendigo rapsoda que era y sigue siendo el poeta más grande del mundo, recorría las ciudades y los campos de Grecia entonando canciones en las que se narraban las gloriosas hazañas de los antiguos griegos ante los muros de Troya, y las extrañas aventuras de aquellos míticos héroes. De él son los dos poemas inmortales que el tiempo no marchita: la Ilíada y la Odisea. En ellos se encuentra todo el germen de belleza, y en ellos se han inspirado cuantos grandes poetas han existido en el mundo. Su lenguaje, su composición, son de una incomparable grandeza. 

El relato del regreso a casa de Odiseo (o Ulises, como también y más generalmente se le conoce) y de las muchas y prodigiosas aventuras que le acontecieron hasta llegar, tras muchos años de penalidades, a tierras de Ítaca, constituye el asunto de la Odisea. Tal relato es el más delicioso libro de aventuras que pudiera soñarse. Es, además, grande, majestuoso, heroico, un libro de una belleza radial en el que "algo hay distinto cada vez que los abrimos", como apuntó Borges. 

Homero es ante todo un clásico, el clásico de los clásicos. Y clásico es justamente lo contrario de antiguo. Espero que los lectores de este blog, que ya han demostrado sobradamente no tener prejuicios, se animen a acompañarnos a mí y a Ulises en esta maravillosa aventura, y que les llegue a fascinar tanto como a millones de lectores de todos los lugares y épocas. 

Inscripción

En esta Lectura ilustrada podrá participar cualquier habitante del planeta Tierra, sea cual sea su lugar de residencia. Es necesario, eso sí, inscribirse. La inscripción, que estará abierta desde hoy mismo hasta el día 4 de marzo, es muy fácil de hacer. Deben enviar a elinfiernodebarbusse@gmail.com un mensaje con su nombre, la ciudad desde la que participan y unas breves palabras que expliquen por qué tienen interés en participar. Deben acompañarla de una foto en la que se les vea a ustedes con su Odisea, es decir, con el ejemplar que van a usar para la lectura. No es necesario, si no lo desean, que hagan una foto en la que se les vea la cara, tipo selfie, pero sí les animo a que la foto sea algo más artística que la simple imagen de la portada de su libro. A su criterio e imaginación lo dejo.

Materiales

Una vez hecha la inscripción y antes de comenzar la lectura, recibirán diversos materiales que les ayudarán a leer el texto de manera más provechosa y enriquecida: 
  • Una introducción a Homero y a su obra (del libro de C.M. Bowra, Introducción a la literatura griega, que sigue siendo, sin duda alguna, la mejor puerta de entrada al maravilloso universo épico de Homero).
  • Una guía de lectura (del libro de John Freely, El mundo de Homero)
  • Estructura del poema y resumen de sus 24 cantos.
  • Listado de personajes principales.
  • Material audiovisual complementario.  

Lectura y actividades

La fecha de comienzo de lectura es e26 de febrero. El ritmo de lectura general será el marcado por el calendario que figura más abajo, y está pensado para que no les interfiera grandemente en sus actividades cotidianas o les impida compaginar esta lectura con otras que tengan entre manos. El ritmo de lectura será de dos cantos (o tres, en algunas ocasiones) a la semana.   

Cada lunes, a partir del 5 de marzo, se publicará en el blog una entrada con una sencillísima actividad a realizar por los lectores. Consistirá en alguna pregunta referida a la parte leída la semana anterior y en una serie de ilustraciones, alusivas a varios momentos clave del texto, que los participantes han de trabajar. Las actividades, correctamente cumplimentadas, habrán de enviarse periódicamente al correo elinfiernodebarbusse@gmail.com.

Además de la actividad planteada en el blog, se formulará, también cada lunes, una pregunta o actividad a través de twitter, en la cuenta @elinfiernodeBarbusse. Estas actividades no son obligatorias para los participantes, están pensadas más como un mecanismo de difusión de la obra de Homero en la red social que como una acción formativa. Es más un juego que otra cosa, para que nos entendamos. Aquellos participantes que están interesados en recibir estas preguntas y actividades, han de tener una cuenta de twitter y hacerse seguidores de @elinfiernodeBarbusse. Todas los mensajes que se publiquen irán identificadas con el hashtag #LecturaIlustradaOdisea, así podrán ir viéndolas agrupadas cómodamente. Se animará a los participantes a que suban ellos mismos imágenes, contenidos, etc. desde sus respectivas cuentas (se aclarará a su debido tiempo).   

Finalmente, en cada entrada del blog de los lunes, se incluirá una Ficha para los más curiosos, con material didáctico sobre algún tema relacionado con la lectura: por ejemplo, aspectos mitológicos, históricos, sociales, etc. Eso también nos ayudará a contextualizar y a conocer mejor ese mundo en el que vamos a pasarnos unas diez semanas.

¿Qué edición seguiremos?

A mí me gustaría que ustedes leyeran la Odisea en las mejores condiciones posibles, y en esto tiene mucho que ver la edición que escojamos, porque repercute grandemente en la calidad de la lectura. Así que, a menos que sepamos leer griego antiguo (que sería lo ideal para acercarse a esta obra, pues todo lo demás es un pálido reflejo de la misma), hemos de elegir una buena traducción a nuestro idioma.. 

En este sentido, voy a ser muy claro. De todas las versiones en castellano de la Odisea que existen y que he podido leer a lo largo de los años (desde la ya clásica de Luis Segalá hasta la más reciente de Carlos García Gual, pasando por José Luis Calvo, José Manuel Pabón y Fernando Gutiérrez), he llegado a la firme convicción de que la mejor para leer a Homero (y la que a mí más me gusta) es la de José Manuel PabónSe trata de una versión rítmica acentual muy fiel al original, realizada con admirable pericia y con un léxico castellano muy rico y sonoro. En mi opinión, es la más lograda a la hora de captar la musicalidad y la ingenuidad arcaica del poema homérico. Esta traducción la ha publicado Gredos y la pueden encontrar en dos formatos: en tapa dura, la ya clásica de color azul marino (bastante cara), y en rústica, siendo esta última una excelente opción de compra, tanto por su precio (solo 9,95 euros), como por su calidad de edición (legibilidad, buen papel, etc.). Desde luego, nunca se puede decir que hay una traducción definitiva de Homero, pero esta edición es la que yo les recomiendo encarecidamente, y será la que usaré de base para las citas y referencias textuales que hagamos en esta Lectura ilustrada.

Como segunda opción, para quien tenga problemas en conseguir la edición de Gredos, estaría la de Carlos García Gual, una versión muy fiel y expresiva, pero en prosa. A mí particularmente me resulta extraño leer a Homero en prosa, es como si estuviese escuchando a Bach con una guitarra eléctrica, nunca me acostumbraré, pero todo es cuestión de gustos, o de oído. García Gual, consigue, no obstante, conservar con elegancia y sabiduría, el aliento poético de los versos de Homero. Su versión la ha publicado la editorial Alianza y está disponible tanto en su colección Libro de bolsillo como la del 50 aniversario. Pero, ya les digo, si tienen la oportunidad de hacerse con la de Gredos, no lo duden.  

Calendario general

26 de febrero a 4 de marzo: Lectura Cantos I-II
5 de marzo a 11 de marzo: Lectura Cantos III-IV
12 de marzo a 18 de marzo: Lectura Cantos V-VI
19 de marzo a 25 de marzo: Lectura Cantos VII-VIII
26 de marzo a 1 de abril: Lectura Cantos IX-X
2 de abril a 8 de abril: Lectura Cantos XI-XII
9 de abril a 15 de abril: Lectura Cantos XIII-XV
16 de abril a 22 de abril: Lectura Cantos XVI-XVIII
23 de abril a 29 de abril: Lectura Cantos XIX-XXI
30 de abril a 6 de mayo: Lectura Cantos XXII-XXIV
12 de mayo: Fin de lectura y de entrega de actividades


Anímense, adquieran sus ejemplares, formalicen sus inscripciones y háganse un regalo que no olvidarán y cuyas primeras líneas suenan de esta manera:

Musa, dime del hábil varón que en su largo extravío, 
tras haber arrasado el alcázar sagrado de Troya,
conoció las ciudades y el genio de innúmeras gentes... 

viernes, 9 de febrero de 2018

miércoles, 7 de febrero de 2018

viernes, 2 de febrero de 2018

Teoría de la estupidez humana

El pelele (Detalle), Francisco de Goya, 1791-1792 

Dice el libro* que la humanidad se encuentra -y sobre esto el acuerdo es unánime- en un estado deplorable. Ahora bien, no se trata de ninguna novedad. Si uno se atreve a mirar hacia atrás, se da cuenta de que siempre ha estado en una situación deplorable. El pesado fardo de desdichas y miserias que los seres humanos deben soportar, ya sea como individuos o como miembros de la sociedad organizada, es básicamente el resultado del modo extremadamente improbable -y me atrevería a decir estúpido- como fue organizada la vida desde sus comienzos. 

Desde Darwin sabemos que compartimos nuestro origen con las otras especies del reino animal, y todas las especies -ya se sabe- desde el gusanillo al elefante tienen que soportar sus dosis cotidianas de tribulaciones, temores, frustraciones, penas y adversidades. Los seres humanos, sin embargo, poseen el privilegio de tener que cargar con un peso añadido, una dosis extra de tribulaciones cotidianas, provocadas por un grupo de personas que pertenecen al propio género humano. Este grupo es mucho más poderoso que la Mafia, o que el complejo industrial-militar o que la Internacional Comunista. Se trata de un grupo no organizado, que no se rige por ninguna ley, que no tiene jefe, ni presidente, ni estatuto, pero que consigue, no obstante, actuar en perfecta sintonía, como si estuviese guiado por una mano invisible, de tal modo que las actividades de cada uno de sus miembros contribuyen poderosamente a reforzar y ampliar la eficacia de la actividad de todos los demás miembros. 

La estupidez humana se rige por cinco leyes fundamentales, que son: 

1. Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.
2. La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona.
3. Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.
4. Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.
5. Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

Por deducción, de la tercera ley, pueden establecerse dos factores a considerar cuando se explora la conducta humana:

a) Beneficios y pérdidas que un individuo se causa a sí mismo; y
b) Beneficios y pérdidas que un individuo causa a los otros

Creando un gráfico en el que se coloca el primer factor en el eje x y el segundo en el eje, se pueden obtener cuatro grupos de individuos:

Fuente: Wikipedia

1) INTELIGENTES: benefician a los demás y a sí mismos.
2) INCAUTOS o desgraciados: benefician a los demás y se perjudican a sí mismos.
3) ESTÚPIDOS: perjudican a los demás y a sí mismos.
4) MALVADOS o bandidos: perjudican a los demás y se benefician a sí mismos.


*Carlo Cipolla. Le leggi fondamentali della stupidità umana, 1988 (ed. en español, 1996)

jueves, 1 de febrero de 2018

Impedimentos a pares


Dos nuevas e interesantes novedades de Impedimenta, una editorial a la que no me importaría estar suscrito para recibir sistemáticamente todo lo que publican. En esta ocasión: La cámara verde, de Martine Desjardins, y El prado de Rosinka, de Gudrun Pausewang. Prometedores.