martes, 14 de octubre de 2014

Otoño Tolstói 5. El elefante y la mariposa

Tolstói. Ilustración de Iban Barrenetxea
«Pero, a nosotros, no nos bastaba con admirar la obra: la vivíamos, era nuestra. Nuestra, por su vida ardiente, por su juventud de espíritu. Nuestra, por su desencanto irónico, su implacable lucidez, su obsesión por la muerte. Nuestra, por sus sueños de amor fraternal y de paz entre los hombres. Nuestra, por su terrible acta de acusación contra las mentiras de la sociedad, y por su realismo, y por su misticismo. Por el hálito de la naturaleza, por su sensibilidad hacia las fuerzas invisibles, por el vértigo que le produce el infinito.

Sus libros fueron para nosotros lo que Werther para su generación: el magnífico espejo en el que se reflejan nuestras fuerzas y nuestras debilidades, nuestras esperanzas y nuestros temores. No nos preocupábamos de conciliar todas esas contradicciones ni, menos aún, de meter esa alma múltiple, caja de resonancia del universo, en estrechas categorías religiosas o políticas, como hacen aquellos que, siguiendo el ejemplo de Paul Bourget, al día siguiente de la muerte de Tolstói rebajaron al poeta homérico a sus pasiones partidistas. ¡Como si nuestros efímeros grupúsculos pudieran servir para medir a un genio! ¡Y qué me importa a mí que Tolstói sea o no de mi partido! ¿Me preocupé acaso del partido de Dante o del de Shakespeare antes de respirar su hálito y de beber su luz?

No decíamos, como esos críticos de hoy: "Hay dos Tolstói, el de antes de la crisis y el de despues de la crisis, uno es el bueno, el otro no." Para nosotros, sólo hubo uno, y lo amábamos en su totalidad. Y es que sentíamos, instintivamente, que en almas como la suya todo tiene su razón de ser, todo está relacionado.»

Romain Rolland. Vida de Tolstói, 1911
__________________________________________________________

ACTIVIDAD 5:

A) Una de las más gráficas definiciones del arte narrativo de Tolstói se la debemos al también escritor ruso Iván Turguéniev, quien afirmaba: "Tolstói es un gigante entre los demás escritores. Un elefante entre los demás animales. Como un elefante, puede arrancar un árbol de cuajo, pero también puede coger una mariposa con tanta delicadeza que no se pierda ni una brizna de polvo de sus alas." Resumía así, con gran acierto, la magnitud, la inflexibilidad y al mismo tiempo la primorosa atención, la conciencia del detalle que no puede dejar escapar quien quiere atenerse a la verdad. Vamos a detenernos precisamente en las características literarias de Tolstói. Basándote en el texto que se aporta como primera fuente: 1. Cita y explica brevemenente los principales rasgos de la narrativa de Tolstói. 2. Señala las diferencias entre la obra del primer Tolstói y del segundo (antes y después de la crisis). 3. Explica qué crees que quiere decir Zweig cuando afirma que "Tolstói no necesita cruzar nunca el umbral de lo real para tocar lo extraordinario." 4. ¿En qué se basa la recurrente comparación de Tolstói con Homero?

B) Basándote principalmente en la segunda fuente recomendada, contesta si son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones sobre la obra de Tolstói: 1. La primera obra que publicó fue Los cosacos. 2. Los protagonistas del relato Tres muertos (o Tres muertes, depende de la traducción) son una señora, un campesino y un árbol. 3. Los cuentos de Sebastopol tuvieron una mala acogida por parte de la crítica. 4. Anna Karénina es anterior a Guerra y Paz. 5. El conde Vronski es un personaje de la novela Anna Karénina. 6. En Guerra y paz tienen mucho protagonismo las guerras napoleónicas. 7. Tolstói nunca publicó sus obras por entregas. 8. Sonata a Kreutzer toma su título de una pieza musical de Beethoven. 9.  La muerte de Iván Ilich es una novela corta de la primera época de Tolstói. 10. El dinero recibido por los derechos de autor de la novela Resurrección los donó Tolstói a la secta de los dujobores. 11. Amo y criado es un bellísimo relato o novela corta que se publicó póstumamente. 12. En los relatos El padre Sergio y El diablo está muy presente el problema del sexo y del amor. 13. El protagonista del inolvidable cuento Jolstomer es un caballo. 14. ¿Cuánta tierra necesita un hombre? es una parábola sobre la ambición desmesurada del ser humano.

¡¡Envía esta actividad a elinfiernodebarbusse@gmail.com, junto con las restantes propuestas que han venido apareciendo en Otoño Tolstói, antes del 18 de octubre y entra en el sorteo de varias de sus obras más emblemáticas!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada