lunes, 9 de marzo de 2015

Saber del agua


«Érase dos peces jóvenes que nadaban juntos cuando de repente se toparon con un pez viejo, que los saludó y les dijo: "Buenos días, muchachos ¿Cómo está el agua?". Los dos peces jóvenes siguieron nadando un rato, hasta que eventualmente uno de ellos miró al otro y le preguntó: "¿Qué demonios es el agua?".»

Nunca he querido ser -ni he sido- como los peces de la conocida parábola de David Foster Wallace. Al contrario, quiero saberlo -hasta dónde pueda o alcance- todo sobre el agua, qué me ofrece, qué me esconde, qué me tiene reservado. Certezas, posibilidades, probabilidades. No me conformo únicamente con disfrutarla. Deseo conocer -aunque me inquiete o me produzca vértigo- dónde estoy. Qué soy. Quién soy.  

Cualquier novedad de la editorial Atalanta debería ser (lo es para mí) noticia. Y de las importantes. Si usted también quiere saber, anhela verdad, busca estímulos, preguntas y respuestas, piensa, siente, vive..., aquí tiene dos citas importantes, dos novedades extraordinarias de un editor al que nunca podremos agradecérselo lo suficiente. 

Ah, el agua. Eso, el agua... 

1 comentario:

  1. Soy un fiel seguidor de las publicaciones de esta editorial (rara vez es el título que no compro) y no puedo estar más de acuerdo en lo que dices. Es un lujo para los lectores. Y enhorabuena por el blog, impresiona.

    ResponderEliminar