jueves, 2 de agosto de 2018

Maestro Battiato



E il mio maestro mi insegnò com’è difficile trovare l’alba dentro l’imbrunire.
[Y mi maestro me enseñó qué difícil es encontrar el alba dentro de las sombras.]
F. Battiato, Prospettiva Nevski


Hoy, que se especula sobre el estado de salud de Franco Battiato, il mio maestro, bueno es recordar un magnífico texto que Antonio Romero escribió, en estado de gracia, hace un año y que se titula La posible carta de Battiato que nunca llegué a leer. En él retrata, de manera admirable, lo que ha supuesto en su vida el maravilloso legado musical e intelectual de este inmenso e irrepetible artista. Las sensaciones, las observaciones y los respetuosos agradecimientos que plasma Antonio en su artículo son también los míos (al igual que los de miles y miles de personas a los que Battiato ha ido seduciendo, haciendo suyos, a lo largo de su larga carrera musical). También yo, como Antonio, puedo decir que tuve el privilegio de ver al maestro en vivo y en directo. Fue en el otoño de 2006, en un Palacio de Congresos de Granada abarrotado hasta el gallinero, y donde, también como le ocurrió a él, tuve la inefable sensación de que el artista siciliano, sentado allí sobre una alfombra persa y moviendo místicamente sus manos en el aire, cantaba solo para mí. 

Der Schmerz, der Stillstand des Lebens Lassen die Zeit zu lang erscheinen, canta Battiato en L'Oceano di Silenzio. [El dolor, la inmovilidad, hacen que la vida parezca demasiado larga]. 

Salud, Maestro.   

6 comentarios:

  1. Sin duda, un grande. Y mejor aún en su faceta de canción místico epiritual.

    ResponderEliminar
  2. Un sentimiento nuevo, en italiano, en un bar...

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo cómo a finales de los años 80, una tarde, en las fiestas de San Mateo compré en un tenderete un cassette pirata de Battiato. Era su disco Nómadas, que esvuvajba en bucle, hasta que un día la cinta se enrolló y no hubo manera de volverla cristiana. Escucharía luego a Battiato en vinilos, cds, o MP3, pero ya no fue lo mismo. En mi cabeza quedaron para siempre canciones como Nómadas, Yo quiero verte danzar que fueron muy famosas en su día, y otras como La era del jabalí blanco, Bandera blanca, Otra vida, Despertar en primavera, o Perspectiva Nevski.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Afortunadamente, parece que el estado de salud de Battiato no corre peligro.
    https://www.libertaddigital.com/cultura/musica/2018-08-06/franco-battiato-victima-de-un-bulo-en-la-red-la-prensa-difunde-que-tiene-alzheimer-1276623059/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. El ansia de competir por dar una mala noticia es muy propio de los medios de comunicación de hoy.

      Eliminar