domingo, 23 de diciembre de 2018

Un año más (y otro menos)

Duvenand ha vuelto, ¡por fin la chimenea encendida!

Desde mi austera, aunque he de reconocer que altamente acogedora y admisiblemente cálida cabaña en Kufstein, en Baja Baviera, les saludo por estas fechas un año más (o menos, según se mire). 

Mi secretario, el señor Duvenand, ha salido ahora mismo a comprar una serie de viandas de temporada a un pueblecito cercano, al otro lado de la montaña que se ve allí al fondo. Está a una media docena de kilómetros a pie, pero a Duvenand le vendrá bien respirar aire fresco y mover las piernas. Luego me encenderá la chimenea para que esto se caldee un poco y también preparará la cena de Nochebuena, no sin antes ponerme en orden la correspondencia y la programación del Dante ilustrado. Por cierto que me ha vuelto a pedir una subida de sus honorarios, pero, no sé, yo no lo veo. 

Les deseo una Feliz Navidad y año 2019.

8 comentarios:

  1. Envidia sanïsima Señor Barbusse, aunque yo tb marcho al campo, lejos del mundanal ruido, esto si que es tener una gran suerte.
    :-):-):-):-):
    Feliz Navidad y Feliz 2019 para tod@s.
    Nos encontramos en la lectura.

    ResponderEliminar
  2. Feliz Navidad, Sr. Barbusse. Feliz Navidad tambien para el abnegado Mr. Duvenand. Y felices lecturas!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Feliz Navidad, Barbusse! Tenga compasión de Duvenand, hombre jajajaa

    ResponderEliminar
  4. Feliz Navidad para Vd. también, querido Mr. Barbusse, e igualmente para su fiel secretario.
    Espero seguir compartiendo buenas lecturas con ustedes a lo largo del 2019.
    Un abrazo,
    Marisa

    ResponderEliminar
  5. Feliz Navidad, Sr. Barbusse. Cuide usted de Mr. Duvenand, que quedan pocos como él :).
    Os deseo a todos un feliz 2019 y que sigamos compartiendo lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Feliz Navidad monsieur Barbusse y Feliz 2019 repleto de buenas y nutritivas lecturas.

    Al Sr. Duvenand Le deseo también unas felices fiestas y le aconsejo que una vez adquiridas las viandas de temporada disfrute de ellas y deje al Sr Barbusse con un palmo de narices y encendiendo la chimenea él solito.

    ResponderEliminar
  7. MONSIEUR BARBUSSE, Mérida y yo le deseamos junto a su secretario el Sr. Duvenand una Felicísima Navidad y un 2019 lleno de alegría, amor, salud y que no falten nunca libros, nuestros amados libros. Y al señor Duvenand ¡concédale ya la subida de honorarios! Que no le deja usted parar ni siquiera en estas fechas... Un abrazo enorme, Barbusse.

    ResponderEliminar