miércoles, 11 de mayo de 2016

Dostoievski siempre nuevo



«¿Qué hay hoy nuevo, maestro, en el Prado?», le preguntaron a Dalí, en cierta ocasión, a la salida de una de sus frecuentes visitas al Museo. Y éste, con su deliberado abandono fricativo-consonántico, contestó: «¿Nuevo?, Velázzzzquez».

No desluciría, para mí, la anécdota daliniana llevándola a otro terreno:

- ¿Qué hay hoy nuevo, lector, en la Literatura?
- ¿Nuevo?, Dotoievssssski.

Y es que Dostoievski siempre es nuevo. Por eso, cuanto más nuevo sea el odre en que se sirva, mejor que mejor. Es lo que hace hoy Alba editorial (no, no voy a decir eso de "como no podía ser de otra manera", porque siempre hay varias, muchas, infinitas maneras posibles), servirnos en nuevo odre una de las más importantes novelas de la historia de la literatura: Los demonios, de 1872. Y el nuevo odre incluye también nueva traducción,  a cargo de(l siempre espléndido) Fernando Otero.

Como diría Machado, «Primavera tarda, ¡pero es tan bella y dulce cuando llega!...»

3 comentarios:

  1. Desde luego, cuánta razón llevas. Y esta edición de Los demonios no la voy a dejar pasar.

    ResponderEliminar
  2. Siempre nuevo, siempre diferente, siempre conociendo tan bien el comportamiento del bicho humano.
    Aceptada la recomendación.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Esta de Dostoyevski la leí hace años, prestada no sé si por una amiga o una biblioteca. Pensaba releerla un año de estos, así que me encanta ver que hay esta edición. Me la apunto.

    ResponderEliminar