lunes, 8 de agosto de 2016

Lectura ilustrada Don Quijote, II, caps. 31-33

Ilustración de Nicolás Jiménez Caballero para la ed. de Madrid, 1905-1908

Actividades

A) La imagen que se muestra arriba plasma el momento del extraordinario e inopinado lavatorio al que se ven sometidas las barbas de don Quijote en casa de los duques. Lee a continuación el siguiente texto que sirve de descripción a la ilustración y localiza quince palabras que se han deslizado en él por error, en lugar de otras que sí escribió Cervantes. Di cuáles son unas y otras.

«Finalmente, don Quijote se sosegó, y la comida se acabó, y en levantando los manteles llegaron cuatro doncellas, la una con una bandeja de plata y la otra con un aguamanil asimismo de plata, y la otra con dos relucientes y riquísimas toallas al hombro, y la cuarta descubiertos los brazos hasta la mitad, y en sus blancas manos —que sin duda eran blancas— una redonda pella de jabón castellano. Llegó la de la fuente, y con gentil donaire y desenvoltura encajó la fuente debajo de la barba de don Quijote; el cual, sin hablar palabra, admirado de semejante boato, creyendo que debía ser usanza de aquella tierra en lugar de las manos lavar las barbas, y, así, tendió la suya todo cuanto pudo, y al mismo punto comenzó a mover el aguamanil, y la doncella del jabón le manoseó las barbas con mucha priesa, levantando pompas de nieve, que no eran menos blancas las jabonaduras, no solo por las barbas, mas por todo el rostro y por los ojos del sumiso caballero, tanto, que se los hicieron cerrar por fuerza. El duque y la duquesa, que de nada desto eran sabidores, estaban esperando en qué había de parar tan extraordinario lavatorio. La doncella barbera, cuando le tuvo con un palmo de jabonadura, fingió que se le había acabado el agua y mandó a la del aguamanil fuese por ella, que el señor don Quijote esperaría. Hízolo así, y quedó don Quijote con la más ridícula figura y más para hacer reír que se pudiera imaginar.

Mirábanle todos los que presentes estaban, que eran muchos, y como le veían con media vara de cuello, más que medianamente circunspecto, los ojos cerrados y las barbas llenas de jabón, fue gran maravilla y mucha discreción poder disimular la risa; las doncellas de la broma tenían los ojos bajos, sin osar mirar a sus señores; a ellos les retozaba la cólera y la inquietud en el cuerpo, y no sabían a qué acudir: o a castigar el atrevimiento de las muchachas o darles premio por el gusto que recibían de ver a don Quijote de aquella guisa. Finalmente, la doncella del aguamanil vino, y acabaron de acicalar a don Quijote, y luego la que traía las toallas le limpió y le enjugó muy reposadamente; y haciéndole todas cuatro a la par una grande y profunda inclinación y reverencia, se querían ir, pero el duque, porque don Quijote no cayese en la burla, llamó a la doncella de la fuente, diciéndole:

—Venid y lavadme a mí, y mirad que no se os acabe el agua.

La muchacha, aguda y diligente, llegó y puso la fuente al duque como a don Quijote, y dándose prisa, le lavaron y jabonaron muy bien, y dejándole peripuesto y limpio, haciendo reverencias se fueron. Después se supo que había jurado el duque que si a él no le lavaran como a don Quijote, había de castigar su desenvoltura, lo cual habían enmendado discretamente con haberle a él jabonado.

Estaba atento Sancho a las ceremonias de aquel lavatorio, y dijo entre sí:

—¡Válame Dios! ¿Si será también usanza en esta tierra lavar las barbas a los escuderos como a los caballeros? Porque en Dios y en mi ánima que lo he bien menester, y aun que si me las rapasen a cuchilla, lo tendría a más beneficio.»

B) Observa las ilustraciones que se muestran en este enlace y agrúpalas en función del capítulo al que hacen referencia. Localiza después en tu libro y cita un pie descriptivo para las ilustraciones nº 1, 5, 6, 13 y 14. Contesta: 1. ¿Quién es el personaje que aparece sentado enfrente de don Quijote en la imagen nº 10 y qué le ha podido decir a nuestro caballero andante para que éste se levante de la mesa? Don Quijote, sin embargo, " temblando de los pies a la cabeza como azogado, con presurosa y turbada lengua", se defiende y termina dejándolo a la altura del betún. Cita un par de frases que resuman el tono contundente de su discurso. 2. ¿Con quién está hablando Sancho y sobre qué en la imagen nº 12? 3. En la imagen nº 15, la duquesa le está comentando a don Quijote que de la lectura de la historia que cuenta sus aventuras se concluye que "nunca vuesa merced ha visto a la señora Dulcinea, y que esta tal señora no es en el mundo, sino que es dama fantástica, que vuesa merced la engendró y parió en su entendimiento". ¿Qué le contesta a eso don Quijote? Más adelante, en esta misma conversación, don Quijote habla cariñosamente sobre su escudero; ¿qué dice de él? 4. ¿Por qué Sancho está levantando el dosel y tiene el dedo puesto sobre lo labios en la imagen nº 7?

Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

Apunte gráfico (solo para curiosos) ver

Recuerda que tienes a tu disposición otras muchas ilustraciones referidas a los capítulos leídos en el Banco de imágenes del Quijote y en la Iconografía Textual del Quijote. ¡Puedes seleccionar y descargar las que más te gusten y formar tu propio álbum gráfico personalizado de la novela al final de la lectura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario