Tú eres eso, de Joseph Campbell

Tú eres eso, de Joseph Campbell, Atalanta, 2019

La magnitud intelectual de Joseph Campbell está más que avalada por su bibliografía fundamental: El héroe de las mil caras, La imagen del mito y, sobre todo, Las máscaras de Dios, esa monumental historia de la cultura espiritual de la humanidad. Pero es la lectura de sus conferencias, entrevistas y otros textos dispersos la que nos aporta una visión integral —y también más fresca, quizá por no tener tan en mente el exigente proceso de escritura al que sometía sus libros— del alcance y vastedad de sus conocimientos. 

Una oportunidad de conocer a ese otro Campbell es la que nos ofrece Tú eres eso, el volumen que acaba de publicar Atalanta, editorial que está poniendo a disposición de los lectores hispanohablantes la obra completa del gran mitólogo estadounidense. En él se reúnen, de manera póstuma y con un criterio unitario (gracias a la labor de edición de Eugene Kennedy), diferentes ensayos y conferencias pronunciadas por el autor que versan sobre el tema de las metáforas religiosas y su interpretación. 

Campbell parte de la idea de que la religión es una adulteración de la mitología: "En un sentido realista, la mitología puede ser definida como la religión de otros pueblos. Y la religión, en cierto sentido, se podría entender como un malentendido de la mitología". El malentendido se produce porque las metáforas religiosas se han interpretado como hechos o como mentiras, cuando no son ni lo uno ni lo otro: "La mitad de los habitantes del mundo piensan que las metáforas de nuestras tradiciones religiosas son hechos; la otra mitad afirma que no son hechos, Como resultado, hay quienes se consideran creyentes porque aceptan las metáforas como hechos, mientras que los demás dicen ser ateos porque piensan que las metáforas religiosas son mentiras. Ambas visiones son erróneas". Y son erróneas porque dichas metáforas, como todas las metáforas, son simbólicas, son manifestaciones del ámbito espiritual de nuestra vida interior, no se refieren a hechos tangibles y sucesos históricos.

Joseph Campbell y Jean Erdman

Precisamente el hecho de que las religiones institucionalizadas (¡qué gran ejemplo de oxímoron es la expresión religión institucionalizada!) hayan leído sus metáforas como algo que tuvo lugar en un espacio y en un tiempo concretos, es lo que provoca la confrontación de una persona con otra, de unas sociedades con otras, cuando el verdadero sentido de la metáfora (y el de la religión) es trascender la separación y la dualidad.

Bajo la premisa de que los mitos son iguales y recurrentes en todas las culturas y en todos los tiempos, y que lo que cambia no es su contenido sino su ropaje (leitmotiv de toda la obra de Campbell), se analizan en este Tú eres eso diferentes metáforas de nuestra tradición religiosa: el Génesis, Abraham, el nacimiento virginal, el Mesías, la huida a Egipto, la Última Cena, Judas, la Crucifixión, el fin del mundo, etc. Y todo ello con un conocimiento del lenguaje simbólico, una capacidad de síntesis y una claridad expresiva que dejan pasmado a cualquiera. Con Campbell siempre pasa que se le entiende todo, su erudición no ahoga o emborrona su discurso, más bien lo vitaliza, y lo hace ágil y estimulante.
   
Unas quince horas en total repartidas en seis días, lápiz en mano y sin saber qué dejar sin subrayar, he dedicado a la lectura de este Tú eres eso, un libro de breve extensión, pero imponente por su inteligencia y por su claridad, que nos revela los contornos prefabricados, tan poco originales, de los grandes mitos de la tradición religiosa judeocristiana. 

"Las deidades que alguna vez creímos que estaban ahí fuera, ahora sabemos que fueron proyectadas allí desde nuestro interior. Son producto de nuestra imaginación humana, que trata de interpretar, de un modo u otro, los misterios del universo", afirma Campbell. Y esto, añadiría yo, más que devaluarlas, las dignifica. 

Comentarios