lunes, 15 de octubre de 2018

Lectura Frankenstein, Cartas y caps. 1-4

Ilustración de F. Solé y F. del Amo, 2006

Actividades 

A) Di qué momento de la novela plasma la ilustración que puedes ver arriba y cita una frase o párrafo del libro que sirva de pie descriptivo a la misma.

B) Observa estas ilustraciones (solo para participantes inscritos) y elige para cada una de ellas un pie descriptivo adecuado de entre los que se ofrecen a continuación: 
1. Era de baja estatura, aunque iba notablemente derecho, y tenía la voz más dulce que había oído en mi vida. Empezó su conferencia con una recapitulación de la historia de la química y de los progresos de los investigadores más distinguidos. 2. Y estando en la puerta, vi salir de repente un chorro de fuego de un viejo y hermoso roble que había a unos veinte metros de nuestra casa. 3. Mis hombres son valerosos y, al parecer, de firme resolución; no les desalientan los témpanos que continuamente pasan junto a nosotros y anuncian los peligros de la región hacia la que avanzamos. 4. Efectivamente, se trataba de un trineo como el que habíamos visto anteriormente, el cual, navegando a la deriva sobre un témpano de hielo, se nos había arrimado durante la noche. […] Había un ser humano, a quien los marineros trataban de convencer para que subiera a bordo. 5. La luna contemplaba mis afanes nocturnos, mientras, con incansable y viva ansiedad, perseguía a la naturaleza hasta los lugares más recónditos. ¿Quién puede imaginar los horrores de mi trabajo secreto, mientras andaba entre las humedades impías de las tumbas? 6. Lo volvimos a sacar a cubierta y lo reanimamos frotándole con coñac y obligándole a tragar una pequeña cantidad. 7. Cuando descubrí tan asombroso poder en mis manos, dudé mucho tiempo sobre la manera en que debía emplearlo. 8. Cuando mi padre regresó de Milán, encontró, jugando conmigo en el vestíbulo de nuestra villa, a una criatura cuya mirada parecía irradiar luminosidad, y cuya figura y movimientos eran más gráciles que los de una gacela. 9. ¡Válgame Dios, Margaret! Si hubieras visto al hombre que consentía de este modo en salvarse, tu sorpresa no habría tenido límites. Sus miembros estaban casi helados, y tenía el cuerpo espantosamente demacrado a causa del cansancio y el sufrimiento. 10. A menudo, las estrellas desaparecían con la luz de la mañana mientras yo seguía absorto en mi laboratorio. 11. Voy a regiones inexploradas, a la región de las “brumas y las nieves”, pero no mataré ningún albatros, así que no te inquietes por mi seguridad. 12. Leí y estudié con placer las locas fantasías de estos escritores; me parecían tesoros que muy pocos conocían, aparte de mí. 13. Al verme, el desconocido, se dirigió a mí en inglés, aunque con acento extranjero: "Antes de subir a bordo de su barco -dijo-, ¿tendría la bondad de indicarme dónde se dirige?" 14. Los cementerios no eran para mí sino receptáculos de los cuerpos privados de vida, los cuales, de sede de la belleza y de la fuerza, habían pasado a ser alimentos de gusanos. 
C)  Completa esta guía de lectura (solo para participantes inscritos).


Envía tus respuestas a elinfiernodebarbusse@gmail.com a lo largo de esta semana. Si por algún motivo no has podido leer durante esta semana, no hay problema por enviar varias actividades conjuntamente, siempre que esta excepción no se convierta en un hábito general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario