viernes, 19 de mayo de 2017

Misterios primaverales


Un viejo amigo, Gervase Fen, protagoniza nuevo título -Enterrado por placer- en su colección de Impedimenta. Misterio inglés. 

Por otra parte, de Seicho Matsumoto (autor que ya nos ganó con su estupendo El expreso de Tokio), también hay nueva obra, La chica de Kyushu, editada por Asteroide. Misterio japonés.

Ambos misterios, en todo caso, interesantísimos para los que les guste este género. O no.

jueves, 11 de mayo de 2017

Época lamentable

Andreas Feininger - Denis Stock, New York 1951

«Vivimos una época tan lamentable que la cultura se identifica con el entretenimiento».

[Anotación de Barbusse, Cuaderno ocre, letra M, p. 21]  

martes, 9 de mayo de 2017

El pejiguera de don Miguel


Unamuno siempre ha sido, es y seguirá siendo noticia aquí en este blog, donde se le considera un escritor enorme de obligada, necesaria y recurrente lectura. Por eso, debo referirles que Páginas de espuma acaba de sacar esta reedición (en tapa dura) de los Cuentos completos de ese gran pejiguera entre pejigueras que fue don Miguel (¡cuántos pejigueras de verdad, como él, nos harían falta hoy en esta sociedad nuestra abarrotada de aparentes peguijeras que nos son más que cabezas huecas, amebas bucoparlantes al servicio de una forma u otra de poder!). 

Y aunque ya le dedicamos a este gran intelectual todo un monográfico en Otoño 2016, siempre es buen momento para escuchar la voz (escrita) de sus personajes, es decir, de todos nosotros y de -aunque no lo sepan- todos los demás, con su carga a cuestas de angustia y miedo, de esperanza y abrumador desconcierto, de impúdica humanidad.  

Unamuno es siempre necesario. Como la voz de un Maestro que nos susurrara al oído.

martes, 2 de mayo de 2017

Efecto Collins

Fráncfort, circa 1890

Esta vez el maestro Collins (pongámonos de pie) nos lleva de Londres a Fráncfort, de la sede de una firma comercial al hospital psiquiátrico de Bedlam, de la Universidad de Wurzburgo al armario de una inquietante habitación rosa. 

Si van a leer esa pieza de cámara magistralmente pensada y escrita que se llama La hija de Jezabel (en la extraordinaria traducción de Catalina Martínez Muñoz, Alba Editorial), les auguro unos tres (cuatro, a lo sumo) días de goce puro. Justo lo que van a tardar en devorárselo. Lo siento, el placer suele durar poco.

Este hombre, en dos frases, te atrapa con su inteligencia, con su ritmo narrativo, con su creación de ambientes. Y no solo eso: te secuestra, se hace dueño de tu voluntad, te hipnotiza. Por eso, no se asusten. Tendrán en esos tres o cuatro días inapetencia por todo, excepto por regresar a casa -quizá con las manos temblorosas-, despachar rápidamente a cualquiera que se ponga por medio, abrir el libro y meterse de nuevo en esa historia, sin pausas y sin horas por delante. 

Se trata de una "posesión literaria" en toda regla. 

Se llama efecto Collins.

viernes, 28 de abril de 2017

El especialista en nubes


«Su especialidad eran las nubes: las largas plumas de hielo de los cirros, las torres granulentas de los cumulo-nimbos, los jirones recortados de los estratos, los estratocúmulos que arrugan el cielo, como hacen las olitas de la marea con la arena de las playas, los altoestratos que forman velos en el sol, todas las grandes formas a la deriva bordeadas de luz, los gigantes algodonosos de los que caen la lluvia, la nieve y los rayos. Sin embargo, no era una persona que estuviese en las nubes... al menos, yo no lo creo. Nada de lo que sé de él hace pensar que fuera un fantasioso. Representaba a la URSS en la Comisión Internacional para el Estudio de las Nubes, participaba en congresos pansoviéticos sobre la formación de las nieblas y en 1930 había creado la Oficina del Tiempo, pero esas denominaciones poéticas no lo hacían soñar, se tomaba todo eso en serio, como un científico que desempeña su profesión al servicio, naturalmente, de la construcción del socialismo; no era un profesor Nimbus. Las nubes no eran un pretexto para soñar, nada vaporoso había en él, hasta lo imagino algo rígido. Al pasar a ser en 1929 el primer director del Servicio Hidrometeorológico de la URSS, se había propuesto hacer un catastro de las aguas, otro de los vientos y otro del sol. Seguramente no veía nada pintoresco al respecto; en estos proyectos de cartografiar lo inaprensible no había solicitud alguna a la imaginación, lo que le interesaba era lo concreto, realidades mensurables, los encuentros de las grandes masas de aire, el estiaje de los ríos, la formación del hielo y el deshielo, la evolución de las lluvias, la influencia de esos fenómenos en la agricultura y la vida de los ciudadanos soviéticos. También en el cielo se edificaba el socialismo. 

Había nacido en 1881 en Krapivno, un pueblo de Ucrania.»

Este es el comienzo de El meteorólogo, novela de Olivier Rolin que la editorial Libros del Asteroide pone en la calle el próximo 2 de mayo. Llámenme Rappel, pero lo que mi olfato me dice que les diga es que estamos ante un libro con todas las trazas de ser interesantísimo. Tal vez, casi (o precisamente) espléndido.

A veces falla. Mi olfato, digo. Pero nunca da pistas falsas.    

martes, 25 de abril de 2017

El dieciseisavo de Múnich

El Quijote en dieciseisavo encontrado en Múnich 

¡Pues no que ayer me hizo este hombre (me refiero, claro está, a mi representado, ¿a quién si no?) recorrer todas las librerías de fondo antiguo de Múnich y alrededores (estoy de viaje de negocios por Alemania) solo porque se le había antojado de pronto (así, sin más, como a quien le apetece tomarse unos cacahuetes) que necesitaba un nuevo Quijote en formato fácilmente transportable, "para mis salidas a la naturaleza", decía, lo que, aquí entre ustedes y yo, no significa otra cosa que irse a leer a campo descubierto, a cielo raso, vamos, a la puñetera intemperie, en una palabra, hum...! 

Pero, digo yo, ¡si tiene miles de Quijotes, demonios! Y, además, ¡con lo bien que se lee en casita!: sin moscas, sin hormigas, sin lagartos, con tu copita de brandy de barrica de roble bien adherida a la mano y tu pipa de brezo generosamente cargada... Así leo yo todos los domingos, tras la cena, junto a mi Agnes, mi capítulo semanal de Pamela o La virtud recompensada. ¿Acaso admite esto comparación con ponerse a expensas de los desagradables coleópteros montaraces? No, ¿verdad?

Pues nada. La cuestión es que por narices había que buscarle al señor Barbusse (y traerle, claro, que es lo peor) un ejemplar de -¿como dijo?- "tamaño dieciseisavo, Duvenand, no se le olvide". Encima esto, esta humillación, que es un gota a gota que algún día -ya les digo yo- terminará por rebosar la vasija de mi apostólica paciencia. 

Sea como fuere (ya que me he desahogado un poco), encontré en un pequeño negocio de libros de la zona de Marienplatz y muy a última hora de la tarde, este atractivo ejemplar de la novela de Cervantes: Plaza y Janés, año 1961, encuadernado en piel, papel de calidad y letra decente. Y dieciseisavo, según órdenes precisas, vayamos a líos, hum. Ya sólo falta que le guste (que esa es otra cuestión, y no baladí). 

Quedo a sus pies,
E. Duvenand,
secretario-albacea de monsieur Barbusse.

domingo, 23 de abril de 2017

Sorteo Cinco años, cinco clásicos

Dos lotes como el que ven arriba  para celebrar cinco años con ustedes

Miren qué panorama el de la imagen de arriba. Impresionante, ¿verdad?

Los nombres de los 39 participantes en este concurso aniversario ya están en el bombo giratorio que decidirá qué dos afortunados van a tener solucionado el tema de la lectura durante esta primavera y el próximo verano. 

El sorteo se programará para las 17:00 horas y será anunciado a esa hora aquí mismo.

Gracias a todos por participar y mucha suerte.

Actualización; 17:00 h.: Sorteo celebrado. Consultar aquí.

NOTA IMPORTANTE: Tras haber contactado con los participantes que han resultado ganadores, a fin de solicitarles los datos de sus direcciones postales para el envío de los premios, se ha podido comprobar que en el caso de Diego Dabán, no cumple con uno de los requisitos que se establecieron en la bases del concurso: la de ser residente en territorio español. Lamentándolo mucho por él, pero siendo justo con el resto de participantes, se ha decidido celebrar un nuevo sorteo mañana a las 17:00 horas, en el que entrará en juego solo el lote de libros que finalmente no ha resultado adjudicado.
Resultado sorteo adicional del 24/04/2017: aquí.

Enhorabuena a los ganadores.