martes, 17 de enero de 2017

Otoño Cela 3. Tradición, innovación, vanguardia

En Formentor, 1959, donde Cela consiguió reunir a Aleixandre, Gerardo Diego y Dámaso Alonso, entre otros

«He coleccionado definiciones de novela, he leído todo lo que sobre esta cuestión ha caído en mis manos, he escrito algunos artículos, he pronunciado varias conferencias y he pensado constantemente y con todo el rigor de que pueda ser capaz sobre el tema y, al final, me encuentro con que no sé, ni creo que sepa nadie, lo que, de verdad, es la novela. Es posible que la única definición sensata que sobre este género pudiera darse, fuera de decir que novela es todo aquello que, editado en forma de libro, admite debajo del título, y entre paréntesis, la palabra novela».

(Camilo José Cela. Prólogo a Mrs. Caldwell habla con su hijo, 1953)


«¿Qué más cosa que arte y literatura puede ser la humana constancia de la conciencia o el corazón que precisan drenarse, vaciarse del pus con que lo anegaron el desengaño y el dolor propio y ajeno? Es demasiado duro este oficio para que podamos permitirnos la licencia de los apriorismos y el ingenuo juego de azar de las preceptivas; recuérdese que la literatura, para Unamuno, no es arte de precepto sino de postconcepto; de la pintura y de las demás artes pudiera decirse lo mismo. No voy a detenerme, claro es, en el ensayo de la definición de aquello que ocupó muchas horas de mi vida, la novela considerada como género literario, por dos razones de principio: porque no creo en los géneros literarios ni en sus convencionales fronteras [...] y porque tampoco creo que la novela –y la literatura y el arte en general– pueda sujetarse a norma. La literatura no es más que muerte».

(Camilo José Cela. Discurso de un doctorando agradecido, 1989)
________________________________________________________________

ACTIVIDAD 3:

A) Identifica y relaciona cada uno de los textos que se ofrecen aquí con la novela de Cela a la que pertenecen. Di, además, para cada una de estas novelas, si se trata de una "Confesión", "Crónica" o "Letanía", según la clasificación de la novelística celiana que el profesor Gonzalo Sobejano hace en "Cela y el arte de la renovación de la novela" (Ínsula, 1990).

B) Lee este texto ("Tradición, innovación, vanguardia", en Retrato de un Nobel, por Francisco García Marquina, 2016) y contesta a las siguientes preguntas: 1. ¿Qué quiere decir Juan Manuel de Prada con que Cela es un escritor de "deglución" y no de "agregación"? 2. ¿En qué sentido innovó la literatura española Camilo José Cela? 3. Explica cuándo y por qué dijo Cela la frase: "Les ofrezco a ustedes el acta de defunción de mi maestría, de la que abdico". 4. ¿Cuáles son las etapas de la evolución de la literatura celiana, según Goldmann, en cuanto a: a) el tratamiento del protagonista; y b) el modo de narrar? 5. ¿Por qué algunos autores consideran a Cela un poeta aunque escriba en prosa? 6. ¿En qué sentido la novela cultivada por Cela en su madurez es un reflejo más fidedigno de la vida que el que procura la novela realista o clásica?


¡¡Envía esta actividad a elinfiernodebarbusse@gmail.com, junto con las restantes propuestas en este Otoño Cela, antes del 29 de enero y gana una estupenda selección de libros del escritor!! Toda la información aquí.

viernes, 13 de enero de 2017

Otoño Cela 2. Una llamita perenne y brilladora

Autorretrato del escritor, 1964

«A los siete años —la rosa, recién presta a morir— mi madre, una mañana, me sentó en sus rodillas y me habló mirándome a los ojos.
—Camilo José
—Qué
—Cuando sepas escribir, ¿me harás una poesía?
—Sí
—¿Y será muy bonita?
—Sí
—¿Y tratará de pájaros que cantan y de niños que pasean con sus mamás por el jardin?
En aquel momento —lo sé bien— murió de golpe la rosa cándida y nació, en su lugar, una llamita perenne y brilladora a la que todavía —y aún vive— no aprendí a llamarla por su misterioso y doloroso nombre.
—Sí...»
(Camilo José Cela. La rosa, 1959)

«Se escribe no más que por una ley de inexorable fatalidad. Se escribe porque no se puede, ni se sabe, ni tampoco se quiere hacer otra cosa. El escritor escribe por la misma razón que el río fluye, que el ave vuela, que el lobo muerde, que el niño con la panza vacía sonríe abyectamente. Por eso en la literatura no es posible el aficionado, no cabe el dilentantismo, nada vive detrás del vacío telón de las tortas y el pan pintado. El escritor, que es siempre el producto de una generación espontánea, como los antiguos creían que eran algunas especies de hongos, paga en sus flacas carnes las culpas de muchas generaciones que quisieron hacerlo y convertirlo en todo, en cualquier cosa, menos en escritor». 

(Camilo José Cela. "La galera de la literatura", Ínsula, marzo 1951)  
________________________________________________________________

ACTIVIDAD 2:

Basándote en este audio del programa de radio Documentos RNE, dedicado a Camilo José Cela, contesta a las siguientes preguntas: 1. ¿Qué supuso la aparición de La familia de Pascual Duarte en el panorama de la literatura española de posguerra? 2. ¿Cómo fue interpretado su contenido con respecto a la guerra civil? 3. ¿Qué contestación dio Baroja a Cela cuando éste le propuso la redacción de un prólogo para esta su primera novela? 4. Pisando la dudosa luz del día es un libro de poemas; ¿de dónde tomó el título su autor? 5. ¿Qué concepto de patria transmiten los libros de viaje de Cela? 6. ¿En cúal de sus novelas, Cela usa un lenguaje propio, inventado por él? 7. ¿Qué dos estamentos sociales retrata con mano maestra nuestro autor? 8. El itinerario que siguió Cela en su viaje a la Alcarria lo planificó con mucho cuidado: ¿verdadero o falso? 9. En sus libros de viaje se oye latir el pulso del Arcipreste: ¿verdadero o falso? 10. ¿En qué otras novelas españolas de la época de La colmena tiene mucha presencia la ciudad? 11. ¿Qué novela americana influyó en La colmena? 12. Al igual que su admirado Dostoievski, Cela siempre sintió predilección por los personajes afortunados: ¿verdadero o falso? 13. ¿A quién estaba dedicado su discurso de ingreso en la Real Academia Española? 14. ¿Qué obra de Cela se divide en mónadas y tiene la particularidad de que se puede empezar a leer por cualquier página? 15. Los dos elementos protagonistas de Mazurca para dos muertos son la música y el mar: ¿verdadero o falso? 16. ¿Qué excepcional novela de Cela se desarrolla en Madrid en los momentos previos al estallido de la guerra civil? 17. Mrs. Caldwell habla con su hijo conecta con el surrealismo y con la tradición cervantina de la locura lúcida: ¿verdadero o falso? 18. Cela: ¿escritor erótico o no? 19. ¿Cuál fue su última novela y cuánto tardó en escribirla? 20. Ordena estos premios cronológicamente según fueron otorgados a nuestro escritor: Nobel, Príncipe de Asturias, Nacional de Literatura y Cervantes.


¡¡Envía esta actividad a elinfiernodebarbusse@gmail.com, junto con las restantes propuestas en este Otoño Cela, antes del 29 de enero y gana una estupenda selección de libros del escritor!! Toda la información aquí.

martes, 10 de enero de 2017

Otoño Cela 1. El escritor ruidoso

Camilo José Cela, días antes de ser nombrado académico de la lengua, 1957

«Tiene la barba y los largos cabellos, que empiezan a grisear, todavía más aborrascados. Le miro un rato, a contraluz. De perfil parece un facineroso peligroso y terrible. De frente, con el perfil un poco cóncavo, tiene en la cara una impresionante expresión de timidez y de ternura, y a veces, al chupar el cigarillo, se asoma a sus facciones una mueca de asco genérico -de asco de la realidad-. De frente parece un poeta tierno y suave; de perfil un hombre rudo y de armas tomar». Josep Pla

«Nada hay más difícil que entender la consistencia íntima de quien es, ante todo y sobre todo, un personaje. Al famoso suele rodearle una tupida red de tópicos que lo desfiguran y, al tiempo, lo ocultan. Son la telaraña que impide la nitidez de la visión. Por eso es tan corriente que de los auténticos creadores antes poseamos una caricatura que una realidad viva. Más también ocurre que la araña goce y se divierta con su propia ocultación. Un poeta en las antípodas de Cela, Rainer María Rilke, permitía satisfecho que sobre él proliferase la urdimbre de los malentendidos para, de ese modo, permanecer invisible. Con todo, el caso de nuestro escritor es distinto. ¿Por qué? Pues porque tras la coraza de las distorsiones populares, él se nos aparece una y otra vez proclamando a gritos lo que piensa, lo que es, lo que espera y lo que no espera. Quiero decir con esto que la relación de Cela con lo comunal es la del empujón. La de soltarle al mundo y a sus gentes el exabrupto agilizador y facilitador de los tópicos personales, no para ocultarse, ni siquiera para disimular, sino, al contrario, para mostrarse en aparente, desnuda intimidad. La araña busca en la red a la víctima y cuando la tiene bien segura, lleva a cabo una operación de contra ataque. ¿Yo soy así? Pues no señor: yo soy de esta y de esta otra manera. Rilke pretendía hacerse transparente, esto es, inalcanzable. Cela pretende cobrar volumen y obligar a la gente a que choque con él, y a que, con el topetazo, quede descalabrada y desorientada». Domingo García Sabell

«Resulta indudable que la imagen pública suya que más ha trascendido ha sido la que le muestra como excéntrico y desbocado hasta lo soez. Ciertamente él hizo mucho por difundirla durante los años de la posguerra, en los que aquella sociedad gazmoña y cursilona necesitaba ser sacudida de su fariseísmo. No regateaba en sus apariciones ni en sus escritos las frases duras, ni en sus actitudes la sinceridad que tanto escandalizó a los pudibundos. Pero éste era solamente uno de los varios Cela contenidos en el Cela poliédrico ("Yo creo que el individuo no es jamás un plano, sino un poliedro", dejó dicho en 1976 durante una entrevista en TVE con Joaquín Soler Serrano); el Cela de la máscara de la audacia, igual que el intemperante o el glacial, eran facetas del Cela disfrazado para la autodefensa». Ana Mª Platas

«A Cela se le ha juzgado como persona antes que como escritor. Dentro de veinte, treinta, cuarenta o cincuenta años las rencillas estarán olvidadas y sólo quedará su obra. La obra de un gran, irrepetible escritor». José Saramago

«Cela es el más ruidoso fenómeno registrado en la literatura española en el medio siglo, fenómeno en el que han participado tanto sus altas dotes literarias como el hecho de su actuación cara al público, de sentirse constantemente en escena, representando».  Miguel Delibes

«Un escritor es lo que escribió, no lo que dijo o hizo». Darío Villanueva

«En España suele interesar más la anécdota del escritor, cierta o falsa, que su obra literaria». Camilo José Cela

________________________________________________________________

ACTIVIDAD 1:

A) Basándote en el documental Cela, 100 años más (Universidad Camilo José Cela, 2016), donde expertos internacionales nos hablan de la poliédrica personalidad del Premio Nobel y analizan la repercusión de sus obras en la literatura universal, indica si son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones sobre el escritor: 1. La obra de Cela es de una gran provocación porque trata de cuestiones sobre las que no nos gusta pensar. 2. Cela creía mucho en la inspiración. 3. El dominio del lenguaje es un rasgo fundamental del escritor. 4. Cela apenas necesitaba corregir sus textos. 5. Tenía un gran conocimiento de la literatura clásica española. 6. Su revista Papeles de Son Armadans dio cabida a las voces del exilio. 7. Sus novelas son formalmente muy parecidas una a otras. 8. Su enorme capacidad de trabajo ha sido calificada como un "robinsonismo creador". 9. Vivió muchos años en Mallorca. 10. Adoptó el lema personal de "El que insiste, gana". 11. Su obra no está especialmente vinculada a España. 12. Tuvo influencias de Joyce y Faulkner. 13. Su padre era español y su madre americana. 14. Sufrió la censura. 15. Con la observación penetrante y la idiosincracia a la hora de apostillar  renovó el género del libro de viaje. 16. Concebía al hombre como un ser de doble vida. 17. Recibió el Premio Nobel en 1999. 18. Fue un escritor con una gran proyección internacional. 19. Nació en Iria Flavia. 20. Cela cumple perfectamente la máxima bergsoniana: "Piensa como un hombre de acción y actúa como un hombre de pensamiento".

B) Basándote en este texto ("El retablo de don Cristobita", en Retrato de un Nobel, por Francisco García Marquina, 2016), contesta: ¿Qué razones crees que llevaron a Cela a hacer de sí mismo un personaje más?

C) Por último, lee este artículo ("El Cela del futuro", por Gonzalo Torné, 2016) y responde: ¿Con qué idea fundamental podrías resumir el contenido del artículo? ¿Por qué es Cela, según este autor, "un vistalista tristísimo"?


¡¡Envía esta actividad a elinfiernodebarbusse@gmail.com, junto con las restantes propuestas en este Otoño Cela, antes del 29 de enero y gana una estupenda selección de libros del escritor!! Toda la información aquí.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Otoño Cela


Heredero de la tradición literaria de Quevedo, Valle y Baroja, y de la visión amarga de la paleta de Goya y de Gutiérrez Solana, Camilo José Cela es, sin duda alguna, uno de los más grandes escritores españoles del siglo XX. Dotado de un dominio prodigioso del lenguaje y de su ritmo poético, y con una excepcional capacidad para experimentar nuevas fórmulas expresivas, Cela crea un universo literario que, con contenida compasión, tal como destacó la Academia Sueca al concederle el Premio Nobel, "conforma una provocadora visión del desamparo de todo ser humano".

Vitalista triste y amargo, pero con un insobornable sentido del humor, el escritor gallego juega a confundir al lector disfrazando la ternura de crueldad, la piedad de violencia, en un juego irónicamente paradójico que subraya el sinsentido del hombre y su condición de ridícula vanidad e insignificancia. Poeta, ensayista, novelista, narrador, articulista, dramaturgo, lexicógrafo, Cela pertenece a la exigua estirpe de escritores que construyen, por sí mismos, toda una literatura, y que, al mismo tiempo, representan la totalidad de una época.

Por derecho propio y por la incondicional admiración que siente hacia él el autor de este blog, este Otoño 2016 es para don Camilo José Cela, personaje polémico, inquieto, desafiante y divertido, pero, por encima de todo ello, un escritor excepcional.

Otoño Cela es un monográfico ideado y realizado por El infierno de Barbusse, centrado en la figura del gran escritor español y en la lectura de dos de sus libros, que aspira a ser una forma divertida pero seria –ambos adjetivos no son contrapuestos– de divulgación de su importante legado literario entre todos los seguidores y lectores de este blog.

Otoño Cela consta de dos grandes bloques, consecutivos e independientes:

Bloque I. Introducción al universo de Cela

Consiste en una introducción a la vida y obra de Camilo José Cela (1916-2002) a través de diferentes entradas temáticas que se publicarán en el blog los días que se detallan más abajo en el calendario. Cada entrada incluirá una propuesta de actividad que ha de ser elaborada por los participantes. El infierno de Barbusse aportará las herramientas necesarias para realizar adecuadamente cada actividad, pero es cada participante quien ha de coger “papel y lápiz” y conocer de primera mano, a través del estudio de diferentes fuentes, el universo de Cela y el contexto en el que nace su obra literaria.

Para animar a la participación y hacerla amena, todos aquellos que completen las diferentes propuestas de trabajo de este bloque entrarán en un sorteo de 3 lotes de libros, compuestos por los títulos que serán objeto de lectura en el siguiente bloque: Pabellón de reposo (en la edición ya inencontrable de Destino, colección Áncora y Delfín) y La colmena (Alianza Editorial),  además de otros 3 ejemplares de La colmena, en la reciente edición conmemorativa del aniversario del escritor publicada por la Real Academia Española.

El primer sorteo incluye 3 lotes de Pabellón + La colmena y 3 ejemplares de La colmena de la RAE

Los trabajos o actividades han de enviarse al mail elinfiernodebarbusse@gmail.com. Pueden enviarse de uno en uno, conforme vayan apareciendo las propuestas en el blog, o bien todos en un mismo envío. En cualquier caso, tienen que haber sido enviados al mail citado antes del 28 de enero a las 23:59 h. En el sorteo podrá participar cualquier persona que indique una residencia en España. Por cada participante que haya enviado sus trabajos en la fecha tope establecida, se adjudicará un número, que será con el que participe en el sorteo.


Bloque II. Lectura guiada de dos novelas de Cela

En el segundo bloque se llevará a cabo una lectura guiada y participativa de dos novelas de Cela. [Nota: Especialmente difícil ha sido para el autor de este blog la elección de estas dos novelas, toda vez que el señor Barbusse siente admiración por prácticamente toda la novelística celiana, incluida la perteneciente a la llamada "etapa difícil". El organizador de este monográfico comprende, sin embargo, que es más adecuado comenzar a leer a Cela por su primera etapa o etapa más clásica, usando, claro está, este término con mucha precaución y de forma entrecomillada, ya que la experimentación en el escritor gallego fue una constante a lo largo de toda su carrera. Este es el motivo (y no otro, que conste) por el que que el señor Barbusse ha elegido dos títulos -dos obras maestras- de la primera etapa del escritor (años 40 y 50), confiando en que el lector que culmine con éxito su participación en este Otoño Cela, pueda aventurarse posteriormente por sí solo a leer alguna -o todas- de sus novelas "difíciles" (al menos, San Camilo 1936 y Mazurca para dos muertos, realmente excepcionales.)]

Las dos novelas que serán objeto de esta lectura guiada son:


Pabellón de reposo (1943),
una novela serena y sabia, de enorme belleza, que habla
 de la importancia de reconocernos vivos; una desconocida joya literaria,
en opinión de monsieur Barbusse.

La colmena (1951),
un fresco de la sociedad urbana española de los años 40,
una obra maestra absoluta, innovadora y audaz, que abrió
nuevos caminos en nuestra narrativa.


En este bloque podrá participar cualquier persona, haya o no participado en el bloque anterior (no obstante, para entrar en el sorteo final, denominado Cela 'Gourmet', sí es necesario haber completado también el bloque I). A lo largo del proceso de lectura, cuyo calendario se detalla más abajo, se irán publicando diversas entradas con las pautas, claves y actividades que han de seguir los participantes. Cada título será abordado desde una óptica distinta, por lo que se trabajará de manera diferente.

Las actividades de lectura están pensadas para que el lector trabaje de manera individual y, al mismo tiempo, pueda compartir públicamente su opinión con otros lectores sobre alguno de los temas de debate que se planteen. Los participantes pueden seguir el ritmo de lectura que deseen, aunque les resultará más provechoso seguir el calendario de entradas y pautas de lectura marcado por el blog
 
Para llevar a cabo la lectura de esta dos obras, el lector dispone de una amplia oferta de ediciones: Destino, Alianza, Vicens Vives, etc.

Al final de la lectura, se celebrará un nuevo sorteo, denominado Sorteo Cela 'Gourmet', que tiene un premio realmente valioso y excepcional: un ejemplar, en muy buenas condiciones de conservación, de la preciosa primera edición de Pabellón de reposo (Madrid, Afrodisio Aguado, 1944), ya muy difícil de encontrar, que incluye unas formidables ilustraciones de Suárez del Árbol, gran amigo y colaborador de Cela.

Regalazo en Sorteo Cela 'Gourmet': una 1ª ed. de Pabellón de reposo, 1944, ilustrada por Suárez del Árbol

Podrán participar en este sorteo final todos aquellos que, además de haber completado el bloque I, hayan realizado la lectura de las dos obras propuestas y entregado sus correspondientes actividades en el plazo que se indicará en cada una de ellas.
 
El infierno de Barbusse quiere agradecer a la Real Academia Española, especialmente a su director, Darío Villanueva, y a la editorial Alianza su amabilísima colaboración en este Otoño Cela al haber cedido ejemplares para el primer sorteo de este monográfico.


Calendario general Otoño Cela:

Bloque I. Introducción al universo de Cela

10 de enero: Actividad 1
13 de enero: Actividad 2
17 de enero: Actividad 3
20 de enero: Actividad 4
24 de enero: Actividad 5
28 de enero: Fecha tope entrega actividades
29 de enero: Sorteo 1 (cortesía de El infierno de Barbusse, Alianza y RAE)

Bloque II. Lectura guiada de dos obras  de Cela

1 de febrero: Comienzo lectura Pabellón de reposo
8 de febrero: Actividades lectura Pabellón de reposo
13 de febrero: Comienzo lectura La colmena
20 de febrero: Actividades lectura La colmena (caps. 1-3)
27 de febrero: Actividades lectura  La colmena (caps. 4-6)
4 de marzo: Finalización de lectura y de entrega de actividades
5 de marzo: Sorteo Cela 'Gourmet' (cortesía El infierno de Barbusse)

viernes, 23 de diciembre de 2016

Feliz Navidad y año 2017

Austera, dice. ¡Si tiene hasta domótica!

Me pasa Barbusse esta imagen de felicitación para ustedes, amables santísimos seguidores de este blog (sí, santísimos, porque soportar las rarezas y caprichos de este mi representado debe tener aval celestial garantizado, estoy convencido de ello hum).

El texto -manuscrito- que figura por detrás de la postal reza:

"Desde mi austera, aunque he de reconocer que altamente acogedora y admisiblemente cálida cabaña en Kufstein, al borde del río Eno, justo a dos pasos de la frontera austríaca con Bavaria, les quiero desear una Feliz Navidad y un magnífico año 2017".

Austera, dice, ¡tendrá cara! ¡Si tiene hasta domótica!

Añade, además, a modo de lema digo yo que será, yo qué sé, este hombre es tan profundamente extravagante, añade, digo, una frase, justo debajo del sello, que les copio literal: "No perdamos la perspectiva".

Pero ahí no se terminan las rarezas de este hombre. Ayer mismo me hizo mandarle por correo urgente su ejemplar de Larra, que todas los días de Nochebuena lee al caer la tarde, cuando se van encendiendo la lucecitas callejeras y ya se pone el sol detrás de las montañas (donde haya montañas, claro, donde no las haya, a joderse toca hum perdón por el taco). Va y me dice en un telegrama, me dice: "Duvenand, olvido imperdonable. Stop. Urge enviarme aquí a Kufstein mi viejo ejemplar con los artículos de Larra. Stop. Vía correo rápido. Stop. Si ha de mandar un mensajero a caballo, hágalo. Stop. Imprescindible lectura para el 24: La Nochebuena de 1836 (Yo y mi criado). Stop. Casi un ritual. Arréglelo, por lo que más quiera. Stop."  

Un ritual, ¡hay que joderse! (ups, perdonen otra vez, pero se me llevan los demonios).

En fin. Esto es lo que hay. Ustedes lo sufren. Pero yo lo padezco hum.

Por cierto, antes de irse, también me recordó (ya se me iba a olvidar, qué cabeza) que estén atentos al blog el día de Navidad, que se publicará toda la información sobre el inminente Otoño Cela (por cierto, otra rareza más eso de llamarle Otoño a una actividad que empieza en enero, pero bueno, yo me callo, que dicen que así estoy menos feo).

No paro de darle vueltas a eso de No perdamos la perspectiva. ¿Qué querrá decir este tío con eso?

Cumplido mi cometido, quedo a sus pies, siempre.
E. Duvenand

jueves, 22 de diciembre de 2016

Clásicos para regalar esta Navidad, y 6
(«Misterio en blanco», de J. Jefferson Farjeon)


Y para estas fechas no podía faltar la recomendación de una buena novela de intriga, cuya acción además se desarrolla en una Nochebuena y día de Navidad. Se trata de Misterio en blanco de J. Jefferson Farjeon, publicada por primera vez en 1937, pero cuya reciente recuperación en el Reino Unido se ha convertido en un festivo e inesperado éxito editorial, resucitando así el interés de la crítica y los lectores por un escritor que Dorothy L. Sayers no dudó en calificar como «un insuperable maestro en el marco de las aventuras de misterio».

Con una espléndida presentación (cuidado diseño y formato en tapa dura), a lo que hay que sumar la magnífica labor de traducción de Alejandro Palomas, Misterio en blanco viene acompañado por el runrún de ser un espléndido libro de misterio. En España lo edita Siruela, dentro de su aún muy joven colección dedicada a clásicos policíacos británicos. Y es que, en verdad, esta novela de ambiente navideño no podría ser más británica. Juzguen ustedes: en la velada del día de Nochebuena, una gran nevada obliga al tren de las 11:37 h. procedente de la estación londinense de St. Pancras a detenerse en las proximidades de Hemmersby. Decididos a no pasar la noche en el vagón, un ecléctico grupo de seis pasajeros decide desafiar las inclemencias del tiempo e intentar llegar al cercano pueblo. A mitad de camino, se ven obligados a refugiarse en una solitaria casa de campo que, a pesar del fuego encendido en la chimenea, el té para tres dispuesto sobre la mesa y el agua de la tetera todavía hirviendo, parece estar desierta. Atrapados por las circunstancias en ese reducido espacio, los viajeros intentarán desentrañar el enigma de la vivienda deshabitada y, cuando la tormenta finalmente amaine, de las cuatro personas que han sido asesinadas… 

La novela de Farjeon promete regalarnos unas cuantas horas de deliciosa lectura. Y si puede ser con copita, pipa y chimenea, mejor que mejor.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Clásicos para regalar esta Navidad, 5
(«Las aventuras de Huckleberry Finn», de Mark Twain)


Y ya tenemos la parejita. Si hace un año el sello Sexto Piso nos ofrecía Las aventuras de Tom Sawyer en una impresionante edición ilustrada por Pablo Auladell, y con una nueva y brillante traducción a cargo de Mariano Peyrou, ahora nos brinda, con idéntico equipo de trabajo detrás e idénticos espectaculares resultados, este clásico de clásicos que es Las aventuras de Huckleberry Finn

Excepcional relato de aventuras, canto a la vida y a la amistad, libro lleno de humor y de diversión, también de una atroz crítica social y de un cierto pesimismo (rasgo que se acentuaría en la producción posterior de Twain), Huckleberry Finn es una bocanada de aire puro para cualquier lector exigente de cualquier edad, tiempo y lugar. 

Hemingway lo tenía muy claro: «Toda la literatura moderna estadounidense procede de un libro escrito por Mark Twain llamado Huckleberry Finn. [...] Todos los textos estadounidenses proceden de este libro. Nada hubo antes. Nada tan bueno ha habido después».

Cubierta de la primera edición (1885)
«Quien intente hallar un objetivo en esta narración, será llevado a juicio; quien intente encontrar una moraleja, será desterrado; quien intente encontrar un argumento, será ejecutado.

Por orden del autor,
G. G., Comandante de Artillería»

Ya nos lo advierte Twain al comienzo del libro. No intentemos encontrar ni mensajes, ni lecciones ni argumentos en esta novela. ¿Por qué todo tiene que tener una intención, un por qué, una utilidad? 

Me encanta Twain (creo que se me nota) porque es políticamente incorrecto, porque se ríe -y nosotros con él- de la pacateria y de los remilgos, del fanatismo de cualquier tipo, de los solemnes juicios y de los prejuicios, de la pomposidad de ciertos hombrecillos y ciertas mujercillas, del ridículo afán de transcendencia. Y además, lo hace con humor, como los que son auténticamente grandes, como los que de verdad han comprendido. Tiene esa mirada limpia y compasiva -como la de Cervantes-, tan rara de encontrar, sobre los seres humanos y sus atribuladas existencias.

Los buenos libros nunca envejecen. Tampoco nosotros cuando los leemos.